EDITORIAL: La exclusividad de los accesorios en Android

4

Cada cierto tiempo se introducen en el mercado nuevas tendencias o dispositivos que parecen marcar el rumbo a seguir durante una temporada. En ocasiones no son más que modas pasajeras y en otras nos encontramos con un nuevo nicho de mercado a explotar por los distintos fabricantes, como en el caso de los phablets Android surgidos a raíz del Samsung Galaxy Note original.

Ahora, algunos años después, todo el mercado parece querer su phablet pese a que el término ha perdido ya todo el sentido al desaparecer la barrera de tamaño que los separaba de los smartphones y el mercado se inclina hacia los accesorios ponibles, esos que conocemos actualmente como smartbands o pulseras, smartwatches o relojes inteligentes, Google Glass o como se llamen los clones que vendrán más adelante.

Accesorios Android

Lo curioso de estos accesorios ponibles es observar las distintas estrategias de los fabricantes, aunque se concentran en dos grandes tendencias: las de los gadgets compatibles sólo con la propia marca y las de los gadgets que podemos usar de cualquier forma. Incluso surgen con funcionamientos completamente independientes, tales como relojes inteligentes que tienen la capacidad de realizar llamadas por sí mismos y no a través del smartphone de turno conectado a través de Bluetooth.

En este Mobile World Congress de Barcelona nos hemos vuelto a encontrar con ambas tendencias, refiriéndonos a las dos principales. Por un lado Samsung ha traído a su segunda generación de gadgets ponibles, los Samsung Gear 2 y la Samsung Gear Fit. Por otro lado fabricantes com Huawei, Sony e incluso Alcatel han presentado gadgets ponibles y compatibles con todos. ¿Cuál es la mejor estrategia? Quizá merezca la pena detenerse en analizar los pros y los contras de cada una de ellas.

En el primer caso colocaremos el caso de Samsung ya que además de ser el más sonado es uno de los únicos que se conocen por el momento, al menos hablando de ponibles o wearables.

Gadgets exclusivos

El Samsung Galaxy Gear prometía ser un buen gadget que se quedó en nada una vez se presentó ya que mostraba especificaciones bastante limitadas, como la autonomía, y no aportaba el suficiente valor añadido como para justificar la compra. Además, sólo funcionaba en dispositivos Samsung y no en todos ya que necesitaba compatibilidad con Bluetooth BLE y la presencia de Android 4.3 como mínimo. Los nuevos gadgets de Samsung tienen el mismo handicap y eso hace pensar si su estrategia es la más acertada.

No han sido pocos los usuarios de otras plataformas que han expresado su deseo de adquirir un Samsung Gear Fit. ¿Pueden? La realidad es que pueden comprarlo si lo que quieren es un gadget muy caro y bonito metido en un cajón, porque Samsung limita su uso. Está claro que las gamas altas de Samsung venden más que cualquiera otra dentro de Android y entonces la decisión tendría cierto sentido, el problema es cuando observamos a la competencia y encontramos a los chicos del iPhone, con probablemente más ventas de las que hace Samsung en gamas altas y sin acceso a estos dispositivos.

No sólo tenemos que comprar el Galaxy Fit si nos gusta sino que necesitamos un Galaxy de Samsung de alto nivel. Bien un S4, un Note 3 o el nuevo S5. Hay algunos más compatibles pero volvemos a plantearnos, ¿esto compensa? A mi entender Samsung pierde ventas a costa de querer potenciar otras. Yo, a título personal, no voy a adquirir un Galaxy S5 sólo para hacerme con una Gear Fit. Tendrían que darse dos condiciones, la primera es que tuviese ya un smartphone así y la segunda es que me pareciese interesante el Gear, ¿qué porcentaje del mercado se encuentra en esa posición? Un porcentaje muy reducido.

Gadgets compatibles

En el lado contrario nos encontramos a prácticamente el resto del mercado. Gadgets como la Sony Smartwear, el Pebble, el I’m Watch, el Sony Smartwatch y muchos otros son compatibles con todo, o prácticamente con todo. Si tengo un smartphone con Bluetooth BLE y me apetece comprarme un Pebble me lo puedo comprar. No tengo ni tan siquiera que tener Android, si tengo un iPhone también puedo comprarlo, y si tengo un Windows Phone. El requisito es tener BLE. No hay más. Los dispositivos con BLE son cada vez más y no todos cuestan 700 euros. El ahorro en el terminal puedo invertirlo en mi ponible, sea cual sea.

En este caso la estrategia del fabricante de turno no es vender más smartphones sino poblar el mercado con sus gadgets ponibles así que tenemos dos estrategias contrapuestas. Está claro que es mejor colocar 700 euros de producto a los más de seis mil millones de humanos que hay sobre la tierra pero, ¿no es más realista pensar que es más fácil colocar algo de 200 euros que algo de 700?

Al final de lo que se trata es de vender, y de estar presente en la calle porque cuando tu marca circula las ventas aumentan de forma pareja. También hay que tener en cuenta que muchas empresas venden servicios y no se centran tanto en el hardware. Hay casos para todos los gustos, está claro.

Y a ti, ¿qué estrategia te parece más acercada?

4 comentarios

  1. Yo creo que realmente los que mas van a triunfar una vez que se asienten en el mercado son los compatible con todos los dispositivos, ya que puede interesarte un modelo en concreto y no tener ni poder comprarte un dispositivo de esa marca.
    Tambien me gustaría añadir que la pulsera presentada por huawei me parece interesante, y quedaria agradecido si pudierais enseñarla y analizarla.
    A nivel personal creo qur los werables an venido para quedarse y es solo cuestión de tiempo empezar a ver cada vez mas por la calle.

    • Opino igual que tú, prefiero un gadget que pueda usar con cualquier dispositivo a uno que me limite a tal o cual fabricante. También pienso que tenemos wearables o ponibles para mucho mucho rato. Quizá sean el futuro, quién sabe.

      Gracias por pasarte y comentar.

  2. Si hay algo que se puede decir de Samsung es que hace buenos dispositivos (si son los mejores o no es otro tema) y que sabe venderlos. La mejor estrategia que que los accesorios sean solo compatibles con sus propios dispositivos y paso a explicar por qué: Si tenés que elegir entre un Galaxy,un LG o Sony, lo vas a pensar dos veces ya que con el Galaxy podés elegir cualquier smartwatch y no pasa lo mismo con cualquier otro. Y no es para despreciar la opción de Samsung, todos sabemos que no son muy buenos innovando pero son excelentes al momento de tomar las mejores ideas y producirlas. Creo que con el FIT dieron en la clave ya que no me parece que a nadie le guste mucho eso de sacar fotos como con el Gear y de paso le pueden poner a algo la famosa pantalla curva. En definitiva, creo que con esta movida potencian la venta de sus dispositivos móviles. Los demás fabricantes no tienen otro remedio que hacerlos full compatibles so pena de no vender casi nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here