Hace casi un par de años tuve el placer de coincidir con un ahora ex-compañero, Marc, en el Mobile World Congress de Barcelona. Vino para echar una mano en tareas androides aunque él es eminentemente de iPhone y una de las cosas que nos comentó durante los días que estuvimos allí se me quedó grabada. “Las especificaciones en Android son importantes, ¿no?”. Como me comentaba, en iPhone no lo eran tanto y de hecho la gran mayoría de usuarios de la manzana no sabían ni qué procesador tenía su terminal. Sabían que funcionaba y ya está y eso es algo que he echado de menos en Android desde entonces. Lo reconozco, envidio a Apple en ese sentido. Claro está que iOS no tiene que soportar una compleja máquina virtual que haga que el sistema se adapte a miles de dispositivos, así cualquiera. Pero es más que eso. Es la experiencia de usuario frente a las especificaciones.

La experiencia del usuario frente a las especificaciones, otro gran reto de Android

La experiencia de usuario es lo que percibes cuando utilizas un dispositivo, sea del tipo que sea. Una buena UX (user experience) hace que te sientas a gusto usándolo o que llegues a odiarlo. La interfaz tiene que ver, claro está, pero más veces en el sentido negativo, en el sentido de que entorpece lo primero. Las capas, las tan amadas y odiadas capas, todo a la vez, aportando y restando. Seguro que muchos fabricantes miran al Moto G y no comprenden por qué se vende tan bien, por qué despierta tanta admiración, por qué acumula tantas buenas críticas, tantos halagos, por parte de los medios. Si sólo tiene un Snapdragon 400, si sólo tiene 1 GB de RAM, si la pantalla sólo es HD. Si sólo.

En esta vida no todo son especificaciones y estaría bien que los fabricantes se diesen cuenta de ello. Google trabaja para desarrollar sistemas cada vez más fluidos que después quedan eclipsados por cada marca. Unos de una forma, otros de otra, la experiencia de usuario se resiente y no se entiende que una gama media funcione de forma tanto o más fluida que una gama alta. La RAM, amigos míos, la RAM es muy importante en estos días pero unos consiguen más con menos y todo tiene que ver con la carga que el dispositivo tenga que soportar. Luego, claro, se abren determinadas aplicaciones y notamos que tenemos un móvil o un tablet algo inferior, pero eso no hace que se empañe la sensación general.

La experiencia del usuario frente a las especificaciones, otro gran reto de Android

Samsung, mi odiado con matices Samsung, lo soluciona todo inflando la RAM y el procesador. Su capa es cada vez más pesada y lo entorpece todo. Aporta mejoras, faltaría más, pero hace que sus especificaciones tengan que escalarse hasta el infinito y más allá. Y todo se paga. Otros fabricantes como Sony o HTC han optado por aligerarlas, por dejar ver más de lo que el sistema es capaz, por dejar a Android que se muestre como es, aunque llegue maquillado. Motorola ha optado por ser una nueva gama Nexus con su Android casi sin modificaciones. Si el sistema es bueno, ¿para qué tocarlo? Agrega tus aplicaciones si quieres pero no destroces mi experiencia de usuario.

Miro hacia la acera de Apple y sus iPhone y echo de menos que en Android la norma sea la misma. Que los dispositivos funcionen todos bien, sin trabas, sin peros en esto y peros en aquello. Echo de menos que las especificaciones importen un comino porque sujete un androide con la mano y sea fluido y pueda decidir su compra en base a otros factores. Echo de menos que las cosas funcionen y ya y no tener que buscar un Motorola o un Nexus para ello. Porque en las gamas altas todos van bien pero en cuanto reducimos la máquina aparecen los problemas.

Porque las especificaciones en Android son importantes, ¿no? Y ojalá no lo fueran. Que las cosas funcionaran bien, sin más.

5 comentarios

  1. Coincido y salvo Motorola y los Nexus ninguno tiene esa sensación de usar un iPhone que, sin ser perfecto, hace que su uso sea un disfrute.

    Tengo que decir que para mi el que mi móvil tenga algo de lag no es el fin de mundo pero a la hora de probar teléfonos es algo que miramos muy a fondo.

    • Es lo que dices, no se nota tanto hasta que se compara y notas el salto de unos modelos a otros. Cuando Android ya es suficiente estable y funcional para correr de forma fluida en cualquier dispositivo, los fabricantes se empeñan en ralentizarlo.

      Que funcione, ya está. No es tan difícil.

  2. He pasado por varias marcas, sin éxito y con una sensacion mala o pésima en cuanto a fluidez, las voy a enumerar Lg, Sony y Samsung, hasta que el año pasado compre un Moto g, terminal que me recomendó un amigo, terminal muy fluido y suficiente para mí, el terminal más económico que he comprado. Encontré un antes y un después después de esta maravillosa compra, desde entonces se lo recomendé a un par de amigos, ambos han comprado el moto g este año, pero el de segunda generacion, vienen de un galaxy s2 y de un galaxy s3 mini, están alucinando y dicen que no entienden que un movil que vale la mitad de los que a ellos les costaron sus samsung puede funcionar tan bién. Y ya ni hablamos de las rápidas actualizaciones del sistema operativo, el boca a boca es la mejor publicodad que puede existir y cuando Sony, Lg, etc, se den cuenta que ya no venden tantos terminales como antes, no les quedará otra que quitar sus lagosas capas de oersonalización que lastran de manera sangrante sus teléfonos y sus precios prohibitivos para la mayoría de los mortales, cuestión de tiempo.

  3. Hola.
    La experiencia de usuario en iOS está sobrevalorada. De hecho, no es lo que era desde iOS 6.
    Las primeras versiones de iOS 7 fueron basura y la cosa se arregló con la versión 7.1.2.
    El lanzamiento de iOS 8 ha supuesto una auténtica calamidad para dispositivos con apenas dos años de antiguedad (mi iPad 4 puede atestiguarlo). Sí, ya sé que siempre puede venir alguien jurando por Jobs que su iPhone 4 vuela con iOS 8.1, pero yo sé que es mentira.
    Tras deshacerme de mi iPhone 5S y adquirir un “obsoleto” Nexus 5 lanzado hace más de un año puedo sostener ante quien sea que Android es hoy por hoy más estable, tan fluido y mucho más bonito (Lollipop) que iOS. Por supuesto hablo de Android puro. Lo que hacen algunas compañías con Android es una aberración que condiciona fatalmente su desempeño, no digamos si además lo “tunea” alguna operadora.
    Estoy de acuerdo con el fondo del artículo pero insisto en que iOS no es lo que era…¡ni de coña!

    Un saludo.

  4. Por cierto, por si no se capta lo de iOS 8 y el iPhone 4 es ironía (sé que no son compatibles). Lo aclaro porque a veces leo cada cosa que…

    Perdonad la pesadez.

Deja una respuesta