Amazon, el gigante del comercio electrónico, no ha dejado de dar pasos hacia la confección de un ecosistema completamente maduro, tanto en términos de dispositivos como en servicios, donde ya llevaba mucho avanzado. El Kindle, su lector de libros electrónicos, fue su primer gran éxito. Democratizar el acceso a la lectura de ebooks como lo ha hecho la compañía de Bezos le ha dado mucha cuerda para adentrarse en otros proyectos de hardware como el de sus Kindle Fire, tablets con Kindle OS derivado de Android, o el de su Amazon Fire TV, el último set-top box que han presentado.

El smartphone de los de Amazon también se avista y muchos hablan de que llegaría antes del verano, aunque eso ya es mucho aventurar. Su nube también ha madurado y el último movimiento la sitúa a la caza de las de Google, Microsoft y Apple.

La nube de Amazon: cada vez más completa, al servicio de Kindle y compatible con Android

A su interminable lista de títulos disponibles para el Kindle hay que sumar ahora la gran cantidad de aplicaciones que ya son compatibles con los Kindle Fire y que podemos encontrar en la Amazon AppStore. A toda esa masa de contenidos con la que Amazon hace ya fuerza para arrastrar hacia sí a muchos usuarios hay que sumarle también otros servicios satélites de su tienda online, servicios como Amazon Cloud Drive, que ahora recibe un empujón al fusionarse con los documentos de Kindle. Ambos servicios unen fuerzas y ahora ya no son independientes con 5 GB de capacidad cada uno sino un solo espacio de almacenamiento de 10 GB en la nube con el que Amazon empieza a dibujar su Google Drive. Paso a paso, Amazon continúa creciendo en servicios online y su ecosistema se vuelve más y más apetecible.

Con esta fusión se ganará en versatiidad ya que los 10 GB disponibles en la nube podrán usarse para almacenar fotografías, para almacenar música que podremos reproducir directamente desde la nube con Amazon Cloud Player y ahora también para almacenar documentos. Documentos a los que antes accedíamos desde el Kindle y que ahora podremos rescatar desde cualquier dispositivo de la compañía conectado a una cuenta de usuario. Pero no sólo desde estos dispositivos sino que las aplicaciones desarrolladas para Android, el padre de Kindle OS, también recibirán este mismo acceso.

La nube de Amazon: cada vez más completa, al servicio de Kindle y compatible con Android

Si hacemos una pequeña comparativa entre ambos servicios, Amazon Cloud Drive y Google Drive, sólo echamos en falta una aplicación de ofimática online. Un Google Docs para Amazon con el que poder, no ya sólo almacenar, sino también crear y editar documentos en la propia nube. La ventaja de Google quedaría entonces en su servicio de Google Play Music, aunque a buen seguro no tardaremos en ver aparecer un servicio de suscripción de Amazon con el que escuchar, sin necesidad de descarga, cualquier archivo de música contenido en su tienda. ¿Apostamos?

Fuente AndroidCentral

Sin comentarios

Deja una respuesta