¿La reventa de móviles es un problema? Segunda mano, intercambio, importación…

0

A veces no somos conscientes de lo que cuesta obtener un teléfono móvil decente. Sabemos que desde esta página os recomendamos smartphones casi inaccesibles, hablando de móviles a 600 euros como si discutiéramos de comprar canicas. Que si uno tiene un procesador mucho mejor, que si el otro una pantalla de mayor resolución, que si este otro posee mayor memoria… A veces vivimos ajenos a la realidad de lo que cuesta obtener las cosas, teniendo el privilegio de tocar teléfonos todos los días que de ninguna otra manera acariciaríamos. Y parece que los fabricantes estén instalados en esa desinformación: ¿para qué lanzar continuamente nuevos modelos si poca gente puede hacer frente a su coste? Normal que las reventas y los acuerdos de segunda mano florezcan: objetivamente, pagar más de 200 euros por un teléfono es bastante absurdo. Pero los que se promocionan valen mucho más.

¿La reventa de móviles es un problema? Segunda mano, intercambio, importación...

Estos días, como siempre que hay lanzamiento de Apple, anda circulando la noticia de las colas frente a las tiendas manzaneras. Objeto de culto y un acontecimiento que el resto de marcas ha querido imitar, lo cierto es que ya hace tiempo que dichas colas han dejado su sitio a los que buscan aprovechar el deseo por lo nuevo para sacar algo de tajada revendiendo. Sí, está en portada de muchos medios; pero no es nada nuevo: el que os escribe, que también ha hecho cola delante de una Apple Store para comprar un iPhone (hay que probarlo todo en la vida, ya sabéis), ha visto cómo se degradaba ese buen espíritu de celebración. Desde mafiosos que buscan comprarte el móvil por una pizca añadida a su precio a otros que se empeñan en que adquieras otro con la opción de compra que te queda: los trapicheos que se pueden ver en una de estas colas nos se alejan demasiado de otros más turbios. Guardando las distancias, claro.

¿La reventa de móviles es un problema? Segunda mano, intercambio, importación...

Seamos claros: si hay una oportunidad de negocio vendiendo un teléfono que tienes, ¿por qué no vas a aprovecharla? Es obvia cuál será la respuesta. Aunque menos obvia la cantidad de “mafias” dedicadas a la reventa de terminales recién salidos al mercado. Es cierto que este fenómeno no está tan visto en Android, donde existe tal cantidad de fabricantes que uno siempre tiene donde elegir cuando busca hacerse con un buen teléfono por no demasiado dinero. Aunque sí que ha pasado con marcas como OnePlus, por ejemplo: se han llegado a vender teléfonos importados por mucho más valor del que hubiese costado comprarlo con invitación. ¿Merece la pena? La respuesta es un claro no. Aunque, si se tiene en cuenta que todos deseamos algo único, dicha respuesta se carga de matices.

La importación es un claro problema para el fabricante ya que no controla al 100 % los territorios donde distribuye su teléfono, dejando de lado el soporte y debiendo aguantar las críticas de aquellos que lo compran fuera de las zonas de venta originales. Aunque también es un problema para el que compra un teléfono importado, arriesgándose a que salga defectuoso sin poder hacer uso de la garantía. Claro está, todo esto es susceptible de los matices que comentábamos antes, pudiendo ver más ventajas o inconvenientes dependiendo del lado sobre el que nos posicionemos. Pero sí que hay algo que queda claro: es un negocio que mueve millones al cabo del año. Para móviles cuya esperanza de vida no va a superar de media los dos años.

¿La reventa de móviles es un problema? Segunda mano, intercambio, importación...

Nosotros siempre hemos recomendado la segunda mano: se trata de una buena manera de estar uno o dos pasos por detrás de lo último en telefonía sin gastarse demasiado dinero, permitiendo que, si sabemos distinguir a los buenos vendedores, obtengamos teléfonos en buen estado manteniendo las prestaciones de otros más actuales. Pero, ¿qué es lo que hacen los fabricantes para combatir esta reventa de segunda mano? Muchos ya se han dado cuenta de la importancia de eliminar los terminales antiguos en circulación comprándolos a la hora de adquirir nuevas versiones, consiguiendo así una mayor fidelidad a la marca y que su propio parque de dispositivos no “torpedee” los nuevos lanzamientos. Apple lo hace, por ejemplo. Así como muchas operadoras que tienen interés en atar a sus clientes con nuevos planes de pago. ¿Acabará la segunda mano entre particulares? Es obvio que no: cada vez hay más herramientas que permiten el intercambio directo. Pero sí es cierto que adquirir móviles revendidos tiene cada vez peor prensa, encontrando un “yo nunca lo haría” como respuesta cuando se pregunta a muchos usuarios.

¿La reventa de móviles es un problema? Segunda mano, intercambio, importación...

¿Es un problema revender un teléfono recién salido al mercado aprovechando las escasas existencias del mismo? Lo es: aparte del negocio oculto que conlleva estas transacciones, nunca sabremos a ciencia cierta las condiciones reales del dispositivo hasta es demasiado tarde. ¿Es recomendable acudir a la importación cuando el terminal no se vende en nuestro país? Hay casos y casos, obviamente; pero, por experiencia propia, normalmente existen móviles equivalentes que entrañan menos esfuerzo a la hora de comprarse. Y qué decir de la segunda mano… Por más que a los fabricantes les gustaría que no existiese, siempre será una manera excelente de obtener el móvil soñado a un precio más asequible.

¿Qué opináis vosotros? ¿Veis inconvenientes en la reventa de teléfonos? ¿Apoyáis la segunda mano o renegáis de ella? ¿Tenéis malas experiencias con la importación? Contadnos: somos todo oídos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here