Sin que hayamos llegado a la mitad del año, ya están sobre la mesa los smartphones con Android que están llamados a liderar el 2014 en lo que a ventas, mejores valoraciones y prestaciones se refiere. Casi podemos palpar a los Samsung Galaxy S5, Sony Xperia Z2 y HTC One M8, siendo el triunvirato que tiene la misión de hacerse conocido entre el gran público. No quiere esto decir que sean los mejores teléfonos posibles, pero sí los que van a recibir mayor atención. Y dentro de esa atención está el esfuerzo de los desarrolladores independientes por abrir las puertas a su potencial al completo, habiendo dado un gran paso el móvil de HTC: Firewater, un equipo experto en exploits del fabricante, acaba de lanzar su herramienta S-OFF compatible con el HTC One M8.

S-OFF en el HTC One M8

Hace unos días os comentábamos cómo obtener ROOT, instalar un recovery y cambiar la ROM del HTC One M8 gracias al trabajo del equipo de Android Revolution HD. Y hoy vamos un poco más allá en la libertad de los poseedores de este smartphone tope de gama garantizando el acceso total al dispositivo, liberándolo así de la seguridad contra la escritura consiguiendo el tan ansiado S-OFF. El método que nos propone Firewater con su exploit es relativamente sencillo de utilizar, necesitando un PC con Windows (no se ha de emular este sistema, ha de ser nativo), los drivers de HTC instalados, que el HTC One M8 posea su bootloader desbloqueado, ADB funcionando correctamente y que HTC Sync se haya desinstalado. Son unos pasos que ya de por sí entrañan la pérdida de garantía, por lo que ya sabéis que debéis correr con un riesgo bastante alto.

En la página de Firewater tenéis los distintos tutoriales de la carga del exploit S-OFF para el HTC One M8. Sólo necesitaréis los requisitos previos y teclear los comandos ADB señalados, consiguiendo eliminar la seguridad contra escritura del dispositivo en muy pocos pasos. Si tenéis un HTC One M8 y os atrevéis con el exploit, comentad vuestras impresiones más abajo.

Fuente Android Central

Sin comentarios

Deja una respuesta