Seguimos con la cuenta atrás para el despegue de Android 5.0 Lollipop de forma oficial y poco a poco vamos conociendo más sobre el plan de Google que llegará dentro del Nexus 6. Actualmente disfrutamos de la última versión para desarrolladores que se encuentra en muchos Nexus 5 y Nexus 7 gracias a Google, y en muchos Nexus 4 gracias a la comunidad de desarrolladores al haber portado la versión de la ROM destinada al Nexus 5. Hay planes futuros que no podemos ver en dicha ROM pero que ahora sabemos gracias a una entrevista de ARSTechnica con varios responsables de Google en el área de Android. Según parece, las aplicaciones que los operadores móviles preinstalan en muchos dispositivos comercializados con sus tarifas pasarán a funcionar de una manera distinta a la de ahora y podrán ser desinstaladas. Parece que Google conseguirá que digamos adiós al bloatware, o al menos a que quien quiera librarse de él pueda hacerlo sin problemas.

Las aplicaciones preinstaladas por las operadoras podrán desinstalarse en Lollipop

Google parece haber conseguido algo que buscaba desde hace tiempo. Tanto Android 5.0 Lollipop como el Nexus 6 han cobrado tanta importancia que en Mountain View tienen por primera vez la sartén por el mango. Las aplicaciones de los operadores móviles pasarán a formar parte de las aplicaciones disponibles en Google Play y, por tanto, tendrán que poder desinstalarse. Es la opción que ofrece Google a las operadoras móviles que comenzarán en unos días a suministrar los Nexus 6 en Estados Unidos y parece que ha colado.

El nuevo sistema se llamará Google Play Auto Installs y consistirá en que nuestro smartphone con Lollipop reconocerá la SIM que tenemos insertada en el teléfono y descargará las aplicaciones que cada operadora designe para formar parte de nuestro dispositivo. Desde aplicaciones sin mucho sentido hasta las que controlan nuestros consumos y sí son realmente interesantes. Todas formarán parte de este Auto Installs y por tanto tendrán que poder desinstalarse. Así que si adquirimos nuestro Nexus 6, o cualquier otro smartphone con Lollipop, a través de una operadora deberemos ser capaces de convertirlo en un Nexus libre. Siempre a nivel de aplicaciones, claro, las capas seguirán estando ahí y con ellas las aplicaciones de los fabricantes. Puede que Google haya intentado incluir éstas en su trato con los fabricantes pero por el momento las operadoras son las únicas que han cedido.

Sin duda un gran paso para eliminar mucha morralla que hasta ahora no podíamos evaporar sin acceso ROOT. El camino de Google hacia la experiencia Nexus en todos los terminales con su sistema operativo está cada vez más cerca de su fin. Veremos los siguientes movimientos del gigante de Mountain View.

Fuente ARSTechnica

2 comentarios

Deja una respuesta