En ocasiones el mercado de smartphones nos depara situaciones que no por ser rocambolescas son menos divertidas, más bien al contrario. Sabréis que Xiaomi y Apple mantienen desde hace tiempo una agria polémica de declaraciones cruzadas acerca de las copias que los chinos hacen de los productos de la manzana mordida. No tanto en los smartphones, ahora muy diferenciados, como sí en el sistema, un MIUI que más que una inspiración es una copia estética bastante descarada de iOS. Algo que, por cierto, viene siendo así desde la primera versión de las ROM MIUI, cuando en Xiaomi ni se planteaban siquiera fabricar teléfonos. En medio de todo esto a Lenovo se le ha ocurrido un golpe maestro. ¿Por qué fabricar un terminal que recuerde de lejos al iPhone 6 cuando pueden clonarlo? No, no estamos gastando una broma. El Lenovo Sisley es como es, un iPhone 6 que porta Android. Tal cual.

En Lenovo se tiran a la piscina y han clonado el iPhone 6, éste es el Lenovo Sisley

La situación es, como hemos dicho, divertida como poco. Simpática porque es completamente imposible camuflar de ninguna manera que estamos ante el plagio más descarado de un iPhone desde nuestros “queridísimos” y ultraeconómicos GooPhone. Otro punto gracioso es que el clonado no lo ha hecho una empresa desconocida que busque hacerse con un nombre en el sector a costa de una más que posible demanda por plagio por parte de Apple. Hablamos de que Lenovo es uno de los mayores fabricantes mundiales de smartphones, sobre todo desde que es dueño de Motorola, y que su peso específico en el interior de sus fronteras es bastante importante. Si Apple ya tenía dificultades para controlar el mercado chino como les gustaría, viene Lenovo y saca un smartphone clavado al suyo pero con Android en su interior. La cosa no reviste poca gracia.

En Lenovo se tiran a la piscina y han clonado el iPhone 6, éste es el Lenovo Sisley

Mientras tanto, en Apple estarán con la boca abierta sin saber qué decir en medio de su cruce de dardos con Xiaomi que ahora, por supuesto, habrá pasado a un segundo plano. No sabemos qué tal irá este Lenovo Sisley que tenéis sobre estas líneas pero poco hay que decir. Si habéis visto un iPhone 6 en vivo, ya habéis visto el Sisley. Tal cual. Bueno, no, la cámara del Lenovo no sobresale así que ahí tendrán un clavo al que agarrarse en el juicio. Cosas veredes.

Así que a Apple parece haberle salido una nueva piedra en el zapato, una de tal tamaño que ha hecho que lo de Xiaomi no parezca más que un grano de arena. En los servicios jurídicos de Cupertino estarán frotándose las manos ante una posible demanda de proporciones épicas contra Lenovo. Aunque dentro de la gravedad del juicio que se avecina hay que reconocer que la cosa tiene gracia. Menudo descaro, Lenovo.

¿Se estarán riendo también en Xiaomi?

1 comentario

Deja una respuesta