LG G Flex

0
Review of: LG G Flex
Móvil Android:
Iván Linares

Reviewed by:
Rating:
5
On Oct 28, 2013
Last modified:Mar 29, 2016

Summary:

LG G Flex, el primer móvil curvado de los coreanos, aparece en escena trayendo una pantalla ondulada en vertical y ofreciendo el mejor hardware disponible con Android.

El terreno de la tecnología móvil está abonado a las excentricidades y a la imitación, como hemos ido observando a lo largo de la historia. Y no cabe duda de que parte de su evolución es debido a estos dos factores, habiendo conseguido unos modelos actuales que hubieran sido ciencia ficción hace sólo diez años. A esto se suma un aspecto de hardware que está dando mucho que hablar: las pantallas curvadas. Un aspecto que, a falta de probarlo en profundidad, no creemos que resulte verdaderamente práctico, siendo otra forma más de llamar la atención. Samsung ha sido la primera en integrar un smartphone comercial con esta pantalla, consiguiendo que el Samsung Galaxy Round sea una realidad más allá del prototipo. Y como suele ocurrir con LG y Samsung, dos grandes contrincantes y paisanos, ya ha venido la contraria ofreciendo su propia versión de las pantallas curvadas: el LG G Flex. ¿Práctico, útil, versátil? Veamos a este móvil más en profundidad.

Evidentemente, es esa pantalla curvada lo primero que llama la atención, dando la impresión de que su curvatura no es todo lo práctica que debería. Al menos a la hora de guardarlo en el bolsillo, apareciendo curvado en vertical y entrando en conflicto con lo elegido por Samsung para su Galaxy Round: una curva en horizontal. Podemos observar que el LG G Flex casi es un columpio si lo apoyamos sobre una superficie, ignorando si esto será práctico en algún entorno concreto. Aunque no sólo posee este aspecto remarcable: el LG G Flex es un smartphone potente y de altas prestaciones, siendo apto para el usuario más exigente.

LG G Flex

Características

El LG G Flex no sólo sorprende por la pantalla, ya lo hemos dicho, sino también por su hardware y por los detalles de su diseño. Los de LG se han basado en su exitoso LG G2 para adaptarlo a la curvatura de este nuevo teléfono, continuando con el plástico como material dominante y manteniendo los botones de volumen y de encendido en la parte posterior. Teniendo una curiosidad en este punto: LG ha construido el G Flex con una cobertura “auto reparadora” para el plástico, consiguiendo así que el móvil se auto sane ante los mínimos arañazos. Y en cuanto a los botones… Habrá que ver la comodidad al accionarlo teniendo en cuenta sus líneas tan agresivas, aunque seguro que dicho diseño sí que posee aspectos positivos, como la libertad para la salida posterior del sonido al posar el móvil sobre una superficie plana.

La pantalla del LG G Flex es curva, sí, pero no está a la altura de la resolución Full HD que acompaña a los móviles de alta gama de la temporada. Con 6 pulgadas de diagonal y una resolución de 720X1280 píxeles, su panel OLED se encaja en un frontal con un mínimo espacio para los marcos, latiendo bajo dicha pantalla curva todo un Qualcomm Snapdragon 800 con cuatro núcleos y 2,26 gHZ de velocidad de reloj. A esto le acompañan los 2 GB de memoria RAM y los 32 GB de almacenamiento interno sin opción a la expansión vía SD Card, integrando una batería aún más extensa que la del LG G2: 3500 mAh. Toda una sorpresa teniendo en cuenta la apuesta arriesgada de este teléfono.

Además de las anteriores prestaciones de hardware, el LG G Flex se equipa con toda la pléyade de conexiones inalámbricas, destacando el LTE-A para las redes móviles de alta velocidad. Además de HSPA, EDGE y GPRS, por supuesto, integrando también WiFi con DLNA y WiFi Direct. NFC, radio FM, GPS con GLONASS, audio de alta calidad… Y la cámara trasera de 13 megapíxeles que ya hiciera grande al LG G2, integrando una cámara de 2.1 megapíxeles para la parte frontal.

En cuestión de software, el LG G Flex viene con la acostumbrada dejadez del fabricante a la hora de equipar sus terminales de gama alta con lo último en Android, viniendo de nuevo con Jelly Bean 4.2.2. Además de con todo el software personalizado al máximo por LG, destacando QuickMemo, las apps propias para el uso del teléfono o las funciones de reproducción QSlide, entre otros aspectos de software.

LG G Flex

Alternativas

No podemos decir que el LG G Flex posea demasiadas alternativas, así que sólo nos referirnos con seguridad a la más obvia de todas ellas: el Samsung Galaxy Round. Si nos fijamos también en las similitudes de hardware, tendríamos aquí al LG G2, del que hereda gran parte de los componentes, del software y, por supuesto, también del diseño. Y puestos a referenciar el modelo hermano sin pantalla curva, pondremos como alternativa clara al Samsung Galaxy S4, todo un smartphone de calidad que no se queda atrás en prestaciones.

Resumen

  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 800 a 2,26 GHz de velocidad de reloj.
  • RAM: 2 GB.
  • Pantalla: 6 pulgadas, curvada en vertical, OLED y con resolución de 720X1280 píxeles.
  • Memoria interna: 32 GB.
  • Tarjeta de memoria: no.
  • Cámaras: 13 megapíxeles trasera y 2.1 megapíxeles delantera.
  • Versión de Android: Jelly Bean 4.2.2.
  • Peso: 177 gramos.
  • Dimensiones: 160.5 x 81.6 x 7.9 mm.
  • Batería: 3500 mAh.
  • Otros: LTE 4G, radio FM, NFC…

LG G Flex

El LG G Flex ha salido en torno a los 700 euros pero en pocos meses ronda los 350.

Análisis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here