Si hay un tipo de accesorio para móviles android de moda este año sin sin duda los smartwatches o relojes inteligentes, algo que ya habíamos visto en otras ocasiones y que incluso hemos llegado a analizar en el blog pero que tras la presentación de Android Wear se ha llevado a otro nivel.

Los dos primeros se dieron a conocer en el Google I/O de este año como os contamos en el episodio del bemoob TV de hace unas semanas y hoy os traemos el análisis de uno de ellos, el LG G Watch, el primer reloj de LG que ha sido diseñado para facilitarnos la vida.

Y lo consigue.

Materiales del LG G Watch

Es posible que uno de los aspectos que menos convenzan a muchos usuarios es el de los acabados en el LG G Watch y es que pese a ser un accesorio de 199 euros y tener una calidad de construcción aceptable el que la correa de sujeción sea gris y de goma choca un poco.

En el uso los materiales no son un problema y tanto la correa como  la corona cumplen en el día a día pero se nota que no estamos ante un dispositivo con acabados como el Pebble Steel o los que le presuponemos al Moto 360.

LG G Watch: análisis de un reloj con Android Wear

Sin embargo hay un aspecto a destacar de este modelo y es que la correa de reloj es intercambiable con cualquiera de 22 mm, 0,86 pulgadas, que encontremos en cualquier tienda lo que le da una posibilidad de personalización impresionante.

LG G Watch: análisis de un reloj con Android

Peso y dimensiones

Este reloj tiene unas dimensiones contenidas para lo que podríamos esperar de un gadget así. Es cierto que hay relojes más pequeños pero también lo es que no son pocos los que son más grandes y no tienen ni de lejos las mismas funciones que este.

Sus medidas son de 37,9 x 46,5 x 9,95 mm y aunque el grosor llama un poco la atención no llega a molestar. Su peso de 63 gramos no es realmente elevado pero si no estamos acostumbrados a llevar reloj nos chocará, claro que también pasaría con otro que no fuera inteligente.

Potencia y prestaciones

Potencia y prestaciones

El G Watch dispone de un procesador Qualcomm Snapdragon 400 a 1.2 Ghz y 512 MB de RAM junto con una memoria de 4 GB para instalar aplicaciones en el dispositivo. Teniendo en cuenta el tipo de aplicaciones que vamos a usar no parece que ni el procesador ni la RAM ni la memoria vayan a ser un problema, al menos a corto y medio plazo.

La respuesta del terminal es correcta en todo momento aunque hay que habituarse a su uso ya que al principio puede darnos la sensación de que la pantalla no hace lo que queremos y es sólo porque no hemos realizado el gesto correctamente.

Pantalla

Pantalla del LG G Watch

La pantalla del reloj de los coreanos tiene una resolución de 280×280 píxeles embebida en una diagonal de 1.65″, con tecnología IPS que nos permite usarlo incluso a la luz del sol. Eso sí, pese a ser usable no será un aspecto a destacar, simplemente cumple y notamos bastante la diferencia cuando lo usamos en exteriores pero en sombra, mejorando notablemente. En interiores el uso es obviamente perfecto.

Autonomía

Autonomía

Uno de los aspectos más problemáticos de los accesorios tipo pulseras de cuantificación o smartwatches es la autonomía. Son dispositivos que tenemos que cargar con asiduidad y el LG G Watch no es una excepción.

En las pruebas que hemos realizado con el modo pantalla siempre activa llega bien al final del día, dando 24 horas de autonomía, 7 de ellas en modo avión por la noche y restando aún un 10 % de carga.

El uso que le hemos dado ha sido intenso, desde control de música, respuestas por voz de correos y redes sociales, uso del GPS en el coche, control de los pasos… básicamente todo lo que nos permite hacer.

Si elegimos el modo de pantalla apagada que sólo se enciende si tocamos el móvil o giramos la muñeca la autonomía aumenta hasta rozar los dos días, dependiendo del uso que le demos.

La carga ha durado una hora, algo aceptable teniendo en cuenta que su batería es de 400 mAh y no podemos obviar que el sistema de carga por contacto con la base que se incluye en el pack es realmente cómoda, siendo ideal para dejar en la mesilla de noche y cargar el reloj mientras dormimos.

Fotos JPG LG G Watch - 007

Interfaz de Android Wear

Android Wear no se parece a Android como sistema pero sí a Google Now y es que la empresa del buscador empieza a adoptar las tarjetas como lenguaje visual propio y es algo realmente acertado en este caso.

El manejo de Android Wear es muy sencillo, pudiendo deslizar de un lado a otro o pulsar una o dos veces. El esquema básico es:

  • Deslizar de arriba a abajo: silenciar la vibración, pasar una notificación, hacer scroll…
  • Deslizar de abajo a arriba: subir notificación, hacer scroll…
  • Deslizar de izquierda a derecha: descartar notificación, moverse por opciones…
  • Deslizar de derecha a izquierda: abrir opciones, moverse por opciones…

Además de estos gestos podemos pulsar una vez en la pantalla para ejecutar una acción o dos veces en la principal para arrancar el reconocimiento de voz que también se activa mediante el “Ok, Google”.

Esto último hay que reconocer que funciona muy bien pero que en la calle, con cierto nivel de ruido, es impracticable. Y esto es importante porque al contrario de lo que vemos en móviles no se trata de una forma de interacción más, una secundaria, sino de la principal y única por lo que Google debería mejorar mucho el software u obligar a que el hardware sea excepcional.

La app de Android Wear

La app de Android Wear

El móvil es un elemento clave de Android Wear y es que el teléfono es un compañero necesario del reloj para la mayoría de acciones interesantes, las que requieren de conexión a Internet.

La aplicación Android Wear que podemos descargar del Google Play Store nos permitirá ver las diferentes tarjetas de ejemplo, configurar las aplicaciones que tenemos instaladas e incluso sincronizar el reloj para que se actualicen las apps que hemos instalado en el mismo a través de nuestro teléfono.

LG G Watch: análisis de un reloj con Android

Desde la propia aplicación podemos desconectar nuestro smartwatch, vincular varios relojes con el mismo teléfono móvil o crear alarmas para que nos avise en el reloj en vez de en el móvil.

Android Wear - Smartwatch

También se nos ofrece un enlace a Google Play Store, en concreto a una sección en la que Google ha destacado aplicaciones interesantes para los relojes y, si bien es cierto que lo son no hay muchas, llamativo cuando si hacemos una búsqueda normal en la tienda con el texto “Android Wear” aparecen muchas más, algunas de ellas interesantes, como la que permite controlar la cámara desde el reloj.

Usos principales

Usos principales

Que Android Wear sea un sistema operativo implica que los desarrolladores pueden crear aplicaciones y Google los incentiva a ello. Por eso los usos de un smartwatch con Android son tan variados como los de un móvil Android. Nosotros os contamos la experiencia con las acciones que más hemos llevado a cabo en el día a día, esas que pueden justificar, o no, la compra de un dispositivo de este tipo.

Control de música

Uno de los aspectos más curiosos de un reloj Android es el de poder controlar la reproducción de música. En la imagen superior veis el equipo usado para la prueba, unos cascos inalámbricos por bluetooth, un LG G3 y el G Watch. El manejo es sencillo y fácil si bien hay cierto lag en la ejecución de las órdenes aunque nunca más de un segundo.

Esto es útil incluso sin los auriculares y hemos probado a usar el LG G3 como reproductor de música en la cocina y controlarlo con el reloj sin por ello tener que dejar de cocinar, con un simple click en la muñeca.

Notificaciones

Notificaciones

La función estrella de los smartwatches es la gestión de notificaciones y es que realmente nos quitan mucho uso de nuestro móvil a la hora de ver qué es esa notificación que ha sonado. En una situación normal hemos de coger el terminal y desbloquearlo para ver si la notificación es importante o no, o al menos mirarlo para ver el LED de notificaciones en el caso de que el móvil lo tenga y además que sea capaz de distinguir entre diferentes tipos de avisos.

Con un reloj es realmente sencillo responder a aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp, Facebook Messenger o HanOuts mediante la voz, o eliminar correos con dos gestos.

GPS

Una función que no creeríamos que fuera tan interesante como realmente hemos visto es la de usar la pantalla del reloj como guía paso a paso en una navegación GPS con Google Maps. Ir conduciendo y decirle al reloj “Ok, Google, ir a la Plaza de España, número 3” y que sin hacer nada más comience el viaje es realmente cómodo.

Mails y SMS

La función que menos hemos usado pero que también es práctica entre las seleccionadas en este análisis ha sido la de crear correos electrónicos y SMS desde cero, no como respuesta a algo. Hay que ser rápido a la hora de dictar un texto y coger el truco si queremos escribir lo deseado en el asunto y en el cuerpo del mensaje en el caso  de los emails pero con práctica es aceptable.

Sí que hemos echado en falta poder hacer lo mismo con las apps de mensajería que hemos comentado antes y es que actualmente se usan mucho más que los mensajes de texto o emails y responder a los mensajes que nos envías por WhatsApp es interesante pero también nos gustaría poder enviarlos tomando nosotros la iniciativa.

Conclusión

Conclusión

Mentiríamos si dijéramos que no teníamos muchísimas ganas de probar uno de estos relojes y la verdad es que viendo cómo lo está haciendo últimamente LG el dispositivo de los surcoreanos nos llamaba mucho la atención.

Las expectativas eran realmente elevadas y podemos decir que el accesorio para android ha pasado nuestra prueba con nota. Ha sido un dispositivo muy útil que puede resultar de interés para muchos usuarios pero eso no quiere decir que lo recomendemos con los ojos cerrados.

Hay tres factores clave a la hora de sopesar si nos interesa un gadget de este tipo.

Por un lado está el precio y es que 200 euros por un accesorio no es un coste bajo. Es cierto que muchos móviles cuestan tres veces más pero esto es un añadido, no un sustituto. Al igual que las pulseras de cuantificación el precio cambiará pero entendemos que algo más cercano a los 130 euros masificaría su uso.

También hay que tener en cuenta que la autonomía actual de estos relojes obliga a cargarlos todos los días, lo cual es algo que ya hacemos con los móviles pero no con otros gadgets como pulseras o tablets.

Para finalizar decir que este tipo de accesorios no están pensados para aquellos que pasan mucho tiempo delante del ordenador y es que los smartwatches demuestran todo su potencial cuando salimos a la calle si bien en interiores también puedan ser de utilidad.

No obstante LG G Watch es un accesorio muy útil para según qué perfil de usuario.

5 comentarios

  1. Un gran análisis Fernando, no podía ser menos.

    Una duda que me queda, aunque creo que está implícita en todo el análisis ¿no se puede usar el smartwatch para programas de running tipo Runkeeper, no? … porque GPS integrado no trae ¿verdad?

    De nuevo, enhorabuena por el análisis.

    Un abrazo

      • Vaya, mi idea era poder prescindir del móvil, si no poca ventaja le veo aún al móvil. Hablaban de que la próxima generación traerá GPS y mejor batería, creo que me esperaré y no caére en ser un early adopter más 😉

Deja una respuesta