Ya llevamos unos años en los que estamos observando una clara evolución de las aplicaciones móviles y, sobre todo, de los juegos. Haciendo un recuento rápido, podríamos decir que existen dos tipos de apps: las que son de pago y aquellas en las que el desarrollador no obtiene un ingreso directo por su trabajo. Ahora bien, ya sabemos hacia dónde tiende todo el software: a ser lo más accesible posible para que el usuario invierta en la aplicación o juego tras la descarga gratuita. Sí, las compras in app se han vuelto una auténtica plaga. Aunque, como siempre suele ocurrir, todo está cargado de matices.

¿Los juegos Android gratis con micropagos son realmente gratuitos? ¿Son de pago? ¿Están en el limbo?

Mi compañero Samuel ya hizo un extenso análisis de lo que significa el free-to-play en los juegos, dando en el post todas las claves para entender la evolución del entretenimiento a nivel general y, sobre todo, en el terreno móvil que nos ocupa. Pero hoy quiero debatir una simple cuestión en torno a este tema: ¿un juego en descarga gratuita es siempre un juego gratis o, si posee micropagos, se le puede quitar esa etiqueta?

Empecemos con las cuestiones legales, que son las que han provocado una mayor controversia entre desarrolladores y plataformas online de distribución. Según varias sentencias en contra de la App Store de Apple y de la Google Play Store de Android, no es lícito llamar “app gratis” a una aplicación que tenga compras in app, por lo que se ha tenido que retirar esa denominación de las tiendas. Y no puedo objetar nada: como tiendas generales que son, no pueden segmentar entre los distintos tipos de gratuidad estableciendo filtros en función de la necesidad de los micropagos para avanzar en los juegos, debiendo optar por términos estándar. Ahora bien (y aquí viene la controversia): un juego que carece de coste en la descarga y no necesita de ninguna ventaja para avanzar en la trama, ¿no es un juego gratis? Tramposos siempre los ha habido; el caso es que ahora existe una forma legal y lucrativa para el desarrollador de serlo.

¿Los juegos Android gratis con micropagos son realmente gratuitos? ¿Son de pago? ¿Están en el limbo?

Pongámonos en la piel de ese desarrollador. Una persona que trabaja generalmente por su cuenta, que la mayor parte de las veces programa como complemento a su trabajo habitual, que ve cómo no existen maneras suficientemente seguras de rentabilizar el esfuerzo consumido creando el juego… Y que decide casi regalarlo a cambio de introducir mejoras o elementos de bonus para aquellos jugadores que deseen exprimir más a fondo su creación. Vale, me diréis que hay mucho abusón suelto que no sólo se aprovecha de los micropagos, sino que también incluye publicidad, permisos excesivos y que, a la mínima, puede buscarnos un disgusto con según qué fronteras entre la pérdida de privacidad y el malware. Pero, como suele ocurrir, debemos ser nosotros quienes tengamos cabeza y administremos lo que descarguemos.

La Google Play Store mostraría en un futuro el precio de las compras dentro de las apps

Entrando en el terreno de lo que es puramente mi opinión, creo que existe una tendencia extendida a quejarse por cualquier medio con el que rentabilizar los desarrollos. Que si los juegos de pago son caros, que si no son suficientemente largos, que si la publicidad molesta, que si el juego está lleno de compras in apps… Hagamos un poco de autocrítica y entendamos que, si queremos software de calidad, éste ha de subvencionar a quien lo crea. Siendo de la manera que el desarrollador considere oportuna, obviamente. ¿Que se trata de micropagos? Pues demos gracias por, al menos, saborear la aplicación sin la necesidad de tener que pagar nada por la descarga.

¿Los juegos Android gratis con micropagos son realmente gratuitos? ¿Son de pago? ¿Están en el limbo?

¿A cuántos juegos con micropagos habéis jugado en los que era obligatorio pagar para continuar? Sí, los hay; pero, si soy sincero, de todos los que he probado en los últimos años (y podéis dar fe de que son unos cuantos), no me he encontrado ninguno que me ofreciera una mala experiencia sólo para que abonase mis euros. Es más: la mayor parte de las veces, pagar por contenido dentro del juego lleva a mermar la dificultad general, lo cual le resta jugabilidad y, sobre todo, las ganas de seguir jugando. ¿Que no podéis jugar continuamente porque perdéis vidas? Pues cambiad a otro juego, que los hay a patadas. Y, como he dicho, nadie os obliga a pagar por una app que es gratuita. Sí, en su descarga; y también en la mayor parte de los usos.

Respetemos a los desarrolladores y tratemos de que sigan desarrollando buen contenido. Al fin y al cabo, un sistema operativo se mide por la calidad de sus aplicaciones o juegos, sean éstas del tipo que sean. Y tenemos un buen montón de ellas donde elegir independientemente de la manera de financiarse. Si con la opción de micropagos tenemos acceso directo a toneladas de diversión, ¿realmente es lícito quejarse?

2 comentarios

  1. Está claro que la época en la que comprabas un juego y venía completo, y si había actualizaciones o mejoras eran gratis, está llegando a su fin. Ya no hay juego de consola que no te lance un DLC a las pocas semanas y algunos cuentas sus DLCs por decenas. Compras el soporte inicial y luego todo lo nuevo te lo van cobrando. Puede ser más o menos ético pero son las reglas del juego.

    ¿Es un juego con compras in-App gratis o de pago? Pues depende. ¿Puedes jugar sin esas compras? Si nos atenemos a títulos como Candy Crush, no recuerdo haber soltado un solo euro y llegué a la fase 441. Es un juego que te permite comprar vidas para poder jugar más pero no impide que juegues. En ese caso sí lo consideraría un juego gratuito. Hay otros títulos que te dan la posibilidad de jugar dos o tres fases y luego te hacen pasar por caja. En ese caso son juegos de pago.

    Se puede defender o no al desarrollador, y ahí tengo una postura bastante clara dependiendo de cómo esté construido el juego, pero está claro que hecha la ley, hecha la trampa. Y si permites clasificar un juego como gratis cuando en realidad tiene compras in-App estás dejando que la gente se enfade en cuanto se den con el muro de pago. Sería más aconsejable establecer una tercera categoría dentro de Google Play, la de los juegos con compras dentro que no te dejan seguir si no pagas. Algo así como “Gratis al principio” pero claro, entonces no venderían una leche. Aunque si lo llamasen “Demos”…

    Cuando quieras debatimos sobre los que pienso que son los 5 métodos para conseguir dinero por tus juegos de pago 🙂

Deja una respuesta