Los mejores emuladores para Android de consolas

0
Recopilatorio:
Antonio J.

Reviewed by:
Rating:
5
On Abr 29, 2013
Last modified:Oct 29, 2015

Summary:

Os traemos un artículo recopilatorio con los mejores emuladores para Android de las consolas de Nintendo, Sega, PlayStation...

En nuestro bolsillo llevamos un dispositivo que actualmente nos ofrece las funcionalidades de varios a la vez. Llevamos un teléfono móvil, un mini ordenador con aplicaciones, un gps para no perdernos, un reproductor de mp3 para escuchar música y podcasts, e incluso una consola de videojuegos portátil.

La calidad de los juegos en Android cada vez nos acerca un poco más a las consolas portátiles dedicadas. Incluso franquicias que tenían su nicho en el campo de los dispositivos de Sony, Nintendo, etc van asomando la cabeza en los móviles. Hablamos, claro, de videojuegos actuales y de videoconsolas actuales, pero ¿qué sucede con las antiguas? muchos tenemos en un cajón todavía una Game Boy, una SuperNES o una Mega Drive, de la cual no nos hemos desprendido por nostalgia, de hecho a veces no nos resistimos a conectarlas al televisor y recordar aquellos tiempos en los que los gráficos no eran poligonales y que lo importante era divertirse. Gracias a los emuladores, podemos volver a disfrutar de los videojuegos que nos marcaron cuando éramos, o no, más jóvenes.

Hay que tener en cuenta una cosa, los juegos ripeados (roms) no son de carácter gratuito pese a estar descatalogados, están sujetos a copyright y no se incluyen con los emuladores, aunque en algunos casos se incluyen enlaces a webs de descarga directa desde la propia app, siempre bajo vuestra responsabilidad. Generalmente se dejan en la raíz de la tarjeta SD o en la carpeta Downloads y el propio emulador los encuentra.

Los mejores emuladores para Android de consolas

Game Boy Color

Aunque la primera consola portátil de Nintendo fue la Game Boy clásica, con la pantalla verde, han salido varias versiones posteriores, en escala de grises (Game Boy Pocket), Game Boy Color, y después una nueva versión, con software diferente, Game Boy Advance, que tuvo dos secuelas, Game Boy Advance SP, y Game Boy Micro, pero éstas tienen su emulador propio, ya que son la siguiente generación. Con el emulador de Game Boy Color podremos jugar a juegos del anterior formato, sean con color o en escala de grises/verdes.

La aplicación se llama GameBoy Color A.D. y es gratuita, Podemos utilizar Emulator Game List (ROM Gripper) para saber el nombre exacto del juego que buscamos, o directamente buscarlo mediante la opción Search ROM, en el menú principal.

Las opciones que encontraremos son referentes sobre todo a la pantalla, el sonido y el método de entrada (podremos elegir pad externo). Podremos guardar la partida en cualquier momento independientemente de si el juego lo permite o no hemos pasado por un punto de control. Podremos elegir también los frames o aumentar la velocidad del juego si es que tenemos mucha habilidad y destreza.

A la hora de jugar dependiendo de nuestro móvil nos será más cómodo en modo apaisado o vertical, teniendo en cuenta que la consola original es vertical y en este modo el mando virtual apenas invade la pantalla del juego.

Esta aplicación es gratuita y podéis descargarla desde Google Play.

Gratis en Play Store.

Camptura pantalla GBA

Game Boy Advance

La siguiente generación de consolas portátiles de Nintendo comenzó con la Game Boy Advance, una revisión de la consola y cambio de tecnología, hacia los 32 bits, pero todavía sin retroiluminación (error que se solventó en las dos siguientes versiones de esta máquina). Esta consola es de pantalla panorámica, siendo compatible con los juegos de Game Boy y Game Boy Color. El emulador que hemos escogido es My Boy! Free, habiendo una versión de pago que permite grabar partida en cualquier momento (aunque el juego original no lo permita) así como jugar a velocidad aumentada y habilitar trucos.

La configuración de la aplicación no es necesaria, viene preparada para usarla tal cual está, pero hay ciertos campos que podremos configurar, y que estarán presentes tanto en este emulador como en el menú. Cosas tales como la orientación de la pantalla, su proporción, los frames (imágenes por segundo), el sonido o el método de entrada (teclado táctil o externo por USB/Bluetooth).

Al igual que en el de PlayStation que comentaremos más adelante, es necesaria una BIOS, que no es difícil de encontrar y es un archivo en formato .bin que le da al emulador las instrucciones necesarias para ejecutar correctamente la ROM.

Como podéis ver, es muy similar al emulador de Game Boy Color. Su funcionamiento también se parece bastante, aunque este no tiene acceso directo a web de descarga de roms ni acceso a la aplicación del listado de roms existentes.

Hay dos versiones disponibles, una de pago y la otra gratuita:

Gratis en Play Store.

3,83 en Play Store.

Captura de pantalla de NES

NES

Es una de las consolas más extendidas del mundo. Fue la primera en llevar el ocio electrónico a las viviendas de la gente de manera masiva. Un procesador de 8 bits y juegos con una calidad no conocida hasta la fecha. Su competencia, la Master System no pudo desbancarla ni hacerle una competencia efectiva.

Ha sido una de las consolas más plagiadas de la historia, existiendo varios modelos de “clónicas” como la NASA. Juegos míticos como el Mario Bros, Mario Bros 3, Metroid e infinidad de obras de arte hicieron de esta máquina una de las más deseadas de la época y para poder emularla en nuestros móviles con Android hay varias opciones, aunque os vamos a hablar de la que nos ha dado mejor resultado.

NES.emu es el emulador del que hablamos. No es gratuito, aunque si eres fan de esta consola o hay juegos que te entusiasmaron en tu juventud, eso no será un problema. Es de los más simples. Entras, seleccionas ya ROM y a funcionar. Todo preparado para no tener que estar cambiando nada, aunque no por eso nos vamos a quedar cortos en cuanto a opciones. Podremos configurar la imagen, el sonido, podremos guardar partidas aun cuando el juego no lo permita o configurar un mando vía bluetooth.

Sin duda hará las delicias de los nostálgicos que quieran volver a jugar a aquellos títulos que tan buenos recuerdos traen.

3,49 en Play Store.

Portada de SuperGNES

SuperNES

La evolución a los 16 bits de la NES es la Super NES o Super Nintendo. Fué la reina de esta generación consiguiendo que su única rival, la Mega Drive pudiera con ella. De nuevo Nintendo y su magnífico catálogo de juegos la impulsó a lo más alto.

El emulador más usado es el SuperGNES. Nada más entrar a esta aplicación nos da la opción de escanear el terminal en busca de ROM almacenadas en la memoria. Una vez encontrados, descarga su portada y ya está, a disfrutar.

Hay una característica de este emulador que llama especialmente la atención, y es que nos permite jugar con amigos a multijugador a través de WiFi o Bluetooth. Además tiene una biblioteca de trucos para cada juego con el que podremos exprimir más cada título.

El menú de las opciones de los más completos que podremos encontrar, pudiendo elegir el tipo de entrada que queramos, configurar los controles táctiles, orientación de la pantalla, el sonido, elegir el turbo (podremos jugar a una velocidad superior a la normal) y hasta el tipo de aceleración gráfica que queramos usar.

Este emulador es totalmente operativo en su versión gratuita, aunque si queremos disfrutar de todas sus posibilidades al completo, tendremos que adquirir la versión de pago.

Gratis en Play Store.

2,49 en Play Store.

Portada GenPlusDroid

Mega Drive – Master System II

Fueron la competencia de la SuperNES y la NES respectivamente. Ambas eran de la compañía por entonces alter-ego de Nintendo: SEGA. Sobre todo la Mega Drive (o SEGA Genesis, como se conocía en América) tuvo una gran aceptación, aunque siempre eclipsada por su competencia de Nintendo. La Master System con un hardware algo más potente que su homóloga de Nintendo pero con un catálogo de juegos más flojo no tuvo mucho que hacer.

En este caso el emulador que os vamos a mostrar es un híbrido. Es capaz de emular tanto a una como a la otra. Los pad virtuales se adaptan según el tipo de ROM que ejecutemos, es decir, si es de Mega Drive saldrán los 6 botones del pad de esta, pero si es de MSII, saldrán  solo 2.

Nada más abrirlo tendremos que indicarle la ubicación de las ROM que tengamos o podemos también situarlas en el directorio que el emulador tiene destinado a ello, con lo que conseguiremos tenerlas mejor organizadas. El emulador cumple, aunque no aprovecha el hardware del teléfono todo lo que debería. Ha sido testado en un Samsung Galaxy Note 2 con los resultados que un terminal de esta gama nos tiene acostumbrados, pero también ha sido testado en un ZTE Blade trabándose en ocasiones y con un sonido roto, cosa que no nos sucedía con el emulador de SuperNES. Es un emulador preparado para funcionar de manera fluida en terminales de gama media, con lo que si disponemos de uno de estos podremos disfrutar perfectamente de las ROM.

En cuanto a opciones de personalización tendremos las básicas y necesarias. Audio, vídeo, sensibilidad de los botones virtuales, guardado de partidas. El emulador es gratuito.

Gratis en Play Store.

Captura de pantalla de PS

Play Station

Fué la primera consola doméstica capaz de mover de manera fluida un entorno en 3 dimensiones sin demasiados defectos y es que era de 32 bits. También fue el primer intento de Sony de entrar en el mundo del entretenimiento digital. Y fué un verdadero éxito: millones y millones de aparatos vendidos. Además no introdujo, pero popularizó el CD como medio de almacenamiento de datos (en este caso, juegos).

El emulador que traemos es FPSe que es uno de los más descargados y con mejores reseñas en la Play Store. Lo primero que hace nada más ejecutarlo es avisar de que su uso solo está permitido en caso de tener físicamente en casa una Play Station y las ROM que tengamos en nuestra memoria (al igual que en todos los emuladores).

Deberemos conseguir un archivo de BIOS, que básicamente es las instrucciones que el emulador debe seguir para reproducir la ROM de manera efectiva. Es fácil de encontrar. Además deberemos tener ROM en la memoria en formato .bin (imagen de disco). Con esas dos cosas no tendremos problemas en reproducir el juego correctamente.

Las opciones son menos que en resto de ROM, y eso es por que la mayoría de esas opciones ya van en la BIOS, por lo que no tendremos que preocuparnos de ello. Aún así tendremos opciones de audio, video, controles (podremos configurar un mando bluetooth) y tarjetas de memoria virtuales, en las que podremos almacenar las partidas guardadas.

El emulador está disponible en Play Store:

2,79 en Play Store.

Portada Mupen64+

Nintendo 64

Fue una videoconsola entre dos generaciones. Aunque poseía un chip de 64 bits, era la competencia de la Play Station, de 32 bits. Era muy superior a la de Sony, aunque tenía un duro hándicap: El almacenamiento. Mientras que la Play Station usaba CDs, la Nintendo 64 usaba cartuchos que estaban mucho más limitados en cuanto a capacidad. No obstante nos dejó joyas como el Mario 64, el primer plataformas que daba la sensación de estar en un mundo abierto. Gráficos de escándalo para la época, calidades muy por encima de mercado. Su reinado acabó cuando Sony presentó la sucesora de su consola de 32 bits, la Play Station 2 que incluía un chip que en bits duplicaba al de la Nintendo 64, y en potencia real lo cuadruplicaba.

El emulador del que vamos a hablar es el Mupen64+ que es un programa gratuito (aunque se puede donar) que está en desarrollo y tiene muy buenas reseñas en Play Store. Su funcionamiento es impecable, ejecutando una ROM decentemente en un procesador de 600 Mhz. En cuanto a opciones tiene las habituales en un emulador, pudiendo también configurar un mando externo y de esa manera usar las capacidades multijugador. También da la opción de usar un único mando como si fueran dos, de manera que con un solo pad podrían jugar dos personas.

Las imágenes se ven muy nítidas, ya que usa casi todos los filtros gráficos que usaba la Nintendo 64. Lo único achacable es el tamaño de los controles en la pantalla táctil: se ven muy pequeños, aunque tiene la ventaja de que si consigues acostumbrarte, tendrás todos los botones del pad de la N64 en pantalla.

Es gratuito en Play Store, pudiendo donar en caso de que así queramos.

Gratis en Play Store.

0,74 en Play Store.

Hay más opciones para emular cada una de estas consolas y aquí traemos un recopilatorio de las opciones que consideramos de calidad y de esa manera emular cada uno de estas antiguos sistemas de entretenimiento fielmente.

Con estos emuladores podremos tener un auténtico salón recreativo en la palma de nuestras manos, aunque siempre que tengamos físicamente y adquiridos de manera legal cada una de las ROM y cada una de las consolas que emulemos o usemos para jugar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here