Los Samsung con Kit Kat ya no falsean los benchmarks

0

Los datos vertidos por los benchmarks siempre han sido muy discutidos a todos los niveles. Mientras que muchos han defendido la potencia de los terminales en base a los resultados de estos medidores de procesadores y gráficas, otros se han posicionado del lado de la importancia de la fluidez del sistema frente a la potencia bruta. Este debate se volvió más encarnizado cuando se conoció que algunos fabricantes, Samsung incluido, falseaban los datos de los benchmarks activando los procesadores a plena potencia hasta que salíamos de la aplicación de testeo.

Según parece, la última actualización a Kit Kat para los Samsung Galaxy S4 y Samsung Galaxy Note 3, los dos dispositivos probados, ya no realizan este falseo de datos y muestran los resultados de benchmarks tal y como deberían haber sido desde un primer momento.

GeekBench-Samsung

El método de falseo de benchmarks de Samsung era bastante sencillo aunque no fue fácil de descubrir. Los surcoreanos incluían en el software de sus terminales un detector de aplicaciones de benchmark que activaba todos los núcleos de su procesador a máxima potencia hasta que el usuario salía de la aplicación. En las últimas pruebas realizadas sobre modelos de Samsung que ya han recibido Kit Kat, la última actualización del sistema operativo de Google, ya se aprecia un comportamiento normal en los núcleos de los procesadores.

Las muestras han sido tomadas en los Samsung Galaxy S4 y Samsung Galaxy Note 3. Podremos confiar, por tanto, en que los datos mostrados por los procesadores de Samsung son reales, aunque siempre quedará la sensación de que podrían volver a las andadas de un momento a otro. Esto explicaría el por qué de que los resultados de benchmarks del Samsung Galaxy S5 estén tan próximos a los de los Galaxy S4 o Note 3 con Snapdragon 800, habiendo sido inflados los datos de los mismos hasta la última actualización.

Datos-benchmark-Samsung-Android

Como vemos en los datos mostrados sobre estas líneas, los datos falseados sobre benchmarks se mostraban únicamente en Android 4.3, dejando claro que fue dicha actualización la que introdujo el detector de benchmarks en los distintos Galaxy. No sabemos si por un ataque de principios o por el tirón de orejas que le dieron algunos medios al descubrirse este hecho, pero Samsung ha decidido volver a la senda de la correción y creamos o no en la influencia de los datos mostrados, ahora son los reales.

Fuente Arstechnica

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here