Los usuarios normales de móviles no son como nosotros

Opinión muy personal sobre porqué creo que los usuarios normales de móviles no son como los aficionados a la tecnología y eso se nota en sus smartphones.

0

Siempre he defendido la necesidad que tienen los analistas de tecnología, aficionados y geeks en general de ser realmente empáticos a la hora de analizar y sobre todo recomendar un móvil.

El motivo de esto es porque en nuestra especialización empezamos a mirar cosas que si bien pueden ser interesantes desde luego no son relevantes para el usuario normal.

Este post es una respuesta a uno muy interesante de Antonio Sabán con el que pude almorzar hace poco y en el que comenta su opinión sobre los usuarios normales de móviles y cómo los vemos los más geeks.

Los usuarios normales de móviles no son como nosotros

Siempre he sido defensor de gastar lo justo en un móvil, al igual que en cualquier otro aspecto. No se trata de no gastar mucho sino de no gastar demasiado, de estudiar las necesidades para obtener el mejor equilibrio entre coste y resultados.

Antonio plantea en su artículo la idea de que muchas veces los aficionados a la tecnología pensamos que para cualquiera que no tenga nuestras inquietudes cualquier móvil vale. Y a veces es cierto que pecamos de cierta soberbia en ello.

Sin embargo desde mi punto de vista hay un aspecto que, aunque menciona, no ha valorado lo suficiente y es el coste económico, algo que en la inmensa mayoría de los casos es lo que más importa al usuario normal. Han sido muy pocas veces las que me han pedido recomendación para comprar un móvil bajo la premisa de que sea de una marca en concreto, con una memoria RAM mínima o con una cámara de un determinado número de megapíxeles. La única característica que se ha acercado a la de un precio máximo ha sido la diagonal de pantalla en incluso en este caso esta necesidad se vinculaba al coste final.

LG G4

Sin embargo Antonio tiene razón en un aspecto y es que muchas veces los usuarios normales necesitan tener más holgura en las posibilidades de sus móviles que los usuarios más avanzados precisamente porque no disponen de los conocimientos o del tiempo necesario para realizar ajustes como borrado de archivos, cambio de ROMs o elección de aplicaciones.

El precio es casi siempre un factor extremadamente importante

Actualmente recomendar un móvil con una pantalla de cuatro pulgadas, un procesador de dos núcleos y 512 megas de RAM no parece una buena idea a priori. Sin embargo, y como casi siempre, esto depende. Hace unos meses analicé un móvil que, libre, no llegaba a los 70 €. Se trata del Energy Phone Colors, un teléfono muy contenido en especificaciones y más aún en precio.

Estuve una semana utilizándolo en exclusiva y si bien para mi uso se quedaba corto me di cuenta de que para otros usuarios podría ser suficiente. Por ejemplo, me imagino mi madre con este teléfono ya que actualmente ella no usa un smartphone. Por otro lado no me imagino a mi padre con el mismo terminal porque conozco su patrón de uso y habría aspectos que le serían claramente insuficientes.

Los usuarios normales de móviles no son como nosotros

Antonio plantea que móviles con 4 GB de memoria interna o cámaras no punteras quizás no sean la mejor opción para usuarios normales pero yo creo que aunque es obvio que cualquier persona va a preferir un Samsung Galaxy S6 Edge frente a un Samsung Galaxy Trend Plus en el momento en el que entre el factor precio, en este caso x5, la elección se irá, mayormente, por el de menor coste.

No obstante creo que hay que llegar a un punto intermedio en el que el coste del dispositivo esté controlado pero no sea siempre el más bajo posible y las prestaciones sean las suficientes como para dar una experiencia de uso satisfactoria sin por ello el bar el precio a varios cientos de euros. Es por ello que el Motorola Moto G provocó un pequeño tsunami hace dos años cuando ofreció unas prestaciones más que aceptables para el usuario normal a un precio inferior al que era normal entonces.

¿El mejor móvil…? Depende

No sé cuál es vuestra experiencia pero la mía me dice que cada vez que alguien me pregunta el precio de un móvil nuevo y este supera los 400 o 500 € lo siguiente que veré es una cara extrañada y un comentario que suele ser una variante de “Yo no pago eso por un móvil ni loco”.

Antonio cierra el artículo con una reflexión bastante interesante en la que deja ver que quizás presuponer que un usuario va a utilizar su móvil de forma menos variada y amplia que un aficionado la tecnología es algo prepotente y no le quito razón pero también es cierto que en la mayoría de ocasiones, y en mi caso todas, es así. No estoy diciendo con esto que me parezca mal que alguien use mucho menos que yo su teléfono móvil, que se limite a realizar tres o cuatro acciones o que simplemente lo use ta poco que su batería le dure tres días. Todo lo contrario, lo que estoy defendiendo es que tenemos que recomendar móviles que se adapten a los usuarios y para eso lo mejor es, como casi siempre, preguntar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here