Mi evolución Android: desde la HTC Magic al LG G4

Después de llevar en Android casi desde el inicio, hago balance de su evolución recreando mi lista de teléfonos: desde el HTC Magic al más reciente LG G4.

14

Lo que vos voy a contar hoy es una historia completamente personal, con todo lo que ello implica. Aunque también puede servir para plasmar lo que ha sido la evolución móvil en Android: gracias a mi afición por la tecnología (o a mi enfermedad, sería el término que mejor se acerca a esta obsesión), los smartphones siempre han estado presentes en mi día a día. ¿Cuál fue el primero que tuve? Un Nokia 7650 con Symbian, si no me equivoco; aunque antes ya disponía de una casi inútil fantástica Pocket PC. ¿Y qué supuso para mí el cambio de un teléfono “tonto” a otro listo? Sobre todo, el permitirme la instalación de juegos y aplicaciones pudiendo así extender el uso y la experiencia con el teléfono. Vamos, que los primeros smartphones y sistemas ya sentaron las bases de lo que disfrutamos hoy en día.

Mi evolución Android: desde la HTC Magic al LG G4

Android tardó unos años en llegar; también la facilidad de adquirir aplicaciones mediante una tienda: recuerdo esa experiencia en mi primer iPhone Edge y cómo me entusiasmaba la idea de instalar apps directamente desde el teléfono ampliando así sus posibilidades hasta casi el infinito. Detector de terremotos, brújula, calculadora científica… Estas funciones alucinaban a los amigos que no tenían un smartphone (todos), algo que no tardaría en cambiar. Sobre todo cuando se estrenó el iPhone en España y surgió el germen de lo que sería el sistema operativo mayoritario: Android.

Antes todos queríamos interfaces personalizadas; ahora todo lo contrario

¿Cuál fue mi primer Android? Una HTC Magic de Vodafone. Blanca, con su trackpad en forma de bola para la parte inferior, con su lentitud a la hora de mover según qué aplicaciones… Pero ya tenía ese “algo” que siempre ha caracterizado a nuestro sistema: la capacidad de personalizarlo para darle un toque que ningún otro teléfono podía tener. Y también se inició un escenario que marcaría al sistema: los desarrolladores lanzaban ROMs para este y otros terminales (en aquel tiempo sólo habían tres) con los que ampliar las opciones de serie. ¿Cuántos no instalamos una ROM del HTC Hero sólo para tener Sense en nuestras Magic? Resulta curioso: al principio todos queríamos interfaces personalizadas por el fabricante, muy al contrario de lo que pasa hoy.

Mi evolución Android: desde la HTC Magic al LG G4

La HTC Magic tenía su encanto, pero desesperaba bastante por lo lenta que era (también es cierto que pronto se quedó obsoleta con las actualizaciones de Android). Entonces me planteé: ¿seguir en Android o continuar en iOS? Por aquel entonces compaginaba la HTC Magic con el iPhone 3G, usando más el segundo que el primero (el abismo en calidad de aplicaciones y funcionamiento era demasiado grande); pero no me resistí a dejar Android, por lo que di el salto a Eclair 2.0 de la mano de uno de los mejores teléfonos que he tenido nunca: el Motorola Milestone (o Droid). Construcción excelente, teclado desplegable para facilitar la escritura, potente… Aunque se calentaba más de lo que debería, consumiendo mAh como los turistas comen paella en cualquier chiringuito. Era tan bueno que creo que lo pondría entre mi top 5 de teléfonos (iPhone Edge, Nokia 7650, Motorola Milestone, Samsung Galaxy S2, Samsung Galaxy Note 2), aguantándolo bastante tiempo hasta que me enamoré de uno de mis preferidos: el Samsung Galaxy S2.

Mi evolución Android: desde la HTC Magic al LG G4

Recuerdo perfectamente ese MWC: stand de Samsung repleto de Galaxy S2 y la sensación que tuve al sostenerlo. Ligero, bien diseñado, potente… Era todo un lujo tenerlo en la mano, por lo que acabé cayendo en sus redes. Y lo mantuve hasta el año siguiente, momento en que tocaba renovarlo por el Samsung Galaxy S3. No es que fuera un cambio excesivo, aunque sí que se notaba el empeño por aumentar la potencia y por incluir aplicaciones de relleno. Demasiadas. Samsung: te pasaste varios pueblos con el S3, habiendo repetido año tras año en la mayoría de terminales. Aunque he de reconocer que este Samsung Galaxy S3 no fue mal teléfono, consiguiendo con él un hito personal: fue la primera review en vídeo para el canal que grabé y la única que va camino de los 2 millones de reproducciones (chúpate ésa, Álvarez del Vayo).

Android ha evolucionado a muchísimo mayor nivel que su competencia

¿Cuál vino después del Samsung Galaxy S3? Ya lo estaréis suponiendo: el Note 2. Ay, mi phablet querido… Recuerdo la sensación que tuve al verlo por primera vez: ¡no puede ser que me acostumbre a esto tan grande! Y ahora es el tamaño medio de la mayor parte de smartphones, vivir para ver. Y qué nivel de aplicaciones tenía: escritura a mano alzada, captura de pantalla, S Pen para realizar un buen montón de tareas… Y potente, muy potente. Tanto, que lo estuve usando hasta el año pasado como móvil de reserva; por más que acabase teniendo un Nexus 5 que, a pesar de considerarlo como uno de los mejores Android jamás fabricados, tampoco me dejó una especial huella. Algo que sí ocurrió con el OnePlus One: desde mi punto de vista, la relación calidad/precio/prestaciones/software conseguida con ese smartphone ha sido inimitable. Por más que acabase vendiéndolo a los cuatro meses…

Mi evolución Android: desde la HTC Magic al LG G4

Samsung Galaxy Note 4 y LG G4, son los dos últimos Android que me faltan por reseñar. Del primero no tengo demasiado que decir: a pesar de ser excelente y de tener unos materiales que, personalmente, me encantan, no me gusta la manera en la que Samsung ha tratado a su phablet. De ahí que me acabase mudando al G4: la relación que tengo con este teléfono es excelente, funcionando tan fluido que da lujo verlo. Y la cámara… Rápida y con una alta calidad, como debe ser. ¿Me acabaré cambiando? Sin duda, ya sabéis cómo somos los geeks fanáticos de la telefonía. Aunque no sé ni cuándo ni qué móvil podría ser el candidato (¿alguien ha dicho OnePlus 2?).

Ésta ha sido la evolución Android aplicada a mi experiencia personal: mi bagaje en telefonía es realmente amplio. Sin contar que he probado y analizado decenas de móviles y tablets para FAQsAndroid: sin dármelas de listillo, lo cierto es que tengo bastante experiencia en el sistema. Y en otros: no dejéis nunca de probar si tenéis la opción. ¿También tuvisteis varios Android o el que lleváis habitualmente es el primero? ¡Comentad vuestra experiencia!

14 comentarios

  1. Ese vídeo es mítico 😀

    Me ha gustado repasar la experiencia, me he acordado de mi HTC Magic… negra, de mi vuelta a Symbian “porque me gustaba más que Android”…. sic.

    Luego un Nexus One… qué estilo, qué diseño…. y el Galaxy S2. Aún recuerdo una fotografía que hice con ese móvil y que procesé con Vignette. Vaya app.

    Y luego el Note 2, un móvil con batería nuclear. Ya les gustaría a los phablets actuales.

    Luego mi época oscura en iPhone y la vuelta al redil con el LG G3.

    Y antes decenas de móviles sin Android. Pero no me imagino el futuro sin él 😀

  2. He tenido varios smartphones con android. El primero que tuve fue un Samsung Galaxy S2; venía de una Blackberry Bold 9900 y la vendí a la semana por la nefasta duración de la batería. Recuerdo que lo vi en un anuncio y me llamó la atención; vi muchísimos reviews y con la venta de la blackberry me fui a comprar el Samsung Galaxy S2. Fue amor a primera vista: esa pantalla Superamoled Plus con esos negros profundos y esa saturación de colores me enamoró; obviamente también lo hizo su diseño y construcción, el rendimiento, android como sistema operativo y la gran cámara. Al tenerlo en mi casa me sentía en otro mundo, pasar del sistema operativo de Blackberry a android es abismal. La facilidad de uso y la personalización, definitivamente eran completamente de mi gusto y de los muchos más a los que lo mostré (entre ellos mi novia que tenía un Blackberry). Para mí, ese S2 ha sido uno de los mejores android que he tenido.

    Luego vino el S3 que también me gustó, pero como bien menciona el redactor, Samsung se excedió a la hora de preinstalar innumerables funciones que muchos que lo compramos, al final terminamos por no utilizar o sencillamente las desactivaba; pero fue un buen teléfono: bonito, con buena cámara, una pantalla decente, pero no el cambio que esperaba. Un año más tarde caí nuevamente ante Samsung y me compré el Samsung Galaxy S4. Era un diseño conservador respecto al S3, pero las 2gb de ram, la mejora en la cámara, el procesador y la pantalla fueron decisivos para elegirlo nuevamente. Tengo que decir que me fue bien con ese teléfono hasta el tercer día: tenía perdidas exageradas de señal y tuve que llevarlo dos veces al servicio técnico de la operadora, que por cierto, ha sido el único que he comprado con la operadora, los demás los he comprado libres. Bueno en fin, el S4 era un buen teléfono y el servicio técnico por fin pudo arreglarme el problema, pero no estaba convencido por el problema y decidí venderlo.

    Luego de ver numerosas reviews por todos lados sobre los androids del momento llegué a la conclusión de que tenía ir por un LG: el LG G2. Ese teléfono de LG ha sido junto con el Samsung Galaxy S2, los mejores smartphones android que he tenido: la estupenda pantalla IPS FullHD, el diseño con marcos bien reducidos que lo hacen ver pequeño pese a su tamaño de pantalla, los botones traseros, la siempre confiable cámara de 13mpx, su gran fluidez (cosa que no me daba Touchwiz a veces) y su magnífica duración de batería fueron argumentos más que suficientes para habérmelo comprado y, permítanme decirles que ha sido de las mejores compras que he hecho y lo sigo recomendando a quien quiera un smartphone gama media/alta por su gran versatilidad.

    Como soy aficionado a esto de la tecnología me picó el bicho y decidí venderlo por ese hermoso S6 que Samsung había lanzado. Se lo vendí a mi hermano a un precio irrisorio y no hay día en que no me diga lo fascinado que está con ese LG G2. Bueno como decía, adquirí un Samsung Galaxy S6 modelo estándar y debo decir que estoy encantado con él: por sus maravillosas cámaras, por la deslumbrante pantalla QuadHD que no deja indiferente a quien la ve, por ese gran diseño con sus marcos de aluminio y ese color negro que cambia a varias tonalidades de azul según incida la luz en él que lo hacen ver bien bonito, por su ligereza, su potente y eficiente procesador que lo hacen sentir bien fluido; obviamente la optimización y reducción de la pesada capa Touchwiz realizada por Samsung ayudan muchísimo en este aspecto. Si hay que ponerle un pero es, quizá, que Samsung podía haber hecho un poco más grueso el terminal para así poderle meter una batería de mayor capacidad (tal vez 2900mah y 8,1mm) y así la autonomía podría alargarse unas horas más. Supongo que la guerra con Apple de ver quien puede hacerlo más delgado es lo que hizo que Samsung sacrificara diseño por funcionalidad, porque está claro que pudo meterle más batería y hacerlo igualmente delgado, como hizo con el S6 active, donde metieron 3,500mah en un cuerpo de 8,6mm; me hubiese gustado que Samsung hubiese hecho algo así y la gente no dudaría en comprar este teléfono. Aclaro que la batería no es que sea mala, porque llega bien al final del día, justo eso sí, aunque igualmente lo uso muchísimo; sin embargo, la carga rápida ayuda a solventar esto en parte. Lo otro que no me gusta de este teléfono es la gestión de la memoria ram que es bastante agresiva como bien se sabe; supuestamente esto va a solucionarse en futuras actualizaciones, sólo espero que Samsung lo haga con mayor celeridad ya que somos millones los que hemos comprado un teléfono de 700 euros (1.600.000 pesos en Colombia) y lo mínimo que esperamos es que un smartphone tan costoso con toda la tecnología de punta que tiene encima, funcione con sus 3gb de ram, de manera rápida y sin andar recargando aplicaciones cuando usamos la multiventana. Pero aún así, este teléfono es de lo mejor que he visto, por su rápidez, por sus magníficas cámaras, su pantalla y maravilloso diseño y por primera vez Touchwiz me gusta bastante. Tiene cosas que android puro no tiene y que lo hacen más productivo, ojo no digo que sea mejor, simplemente que para lo que lo uso si se me hace más productivo en ciertos aspectos. Sólo esperaré a mirar con detalle ese Samsung Galaxy Note 5 que pinta bastante bien y sí realmente tiene una batería de gran duración creo que será mi compra a principios del otro año.

    • Creo que eso hubiera dado para otro post como el de Iván ja ja ja ja. Muchas gracias por contar la experiencia tan detalladamente 😀

      • Jajajaa así es. Me excedí un poco en el comentario. Los sigo hace rato y quería comentar algo jeje. Por cierto, buen articulo. Me gustan sus reviews y videos.

  3. Mi primer android fue un htc wildfire el cual aún uso en el trabajo para escuchar la radio ,fotos,etc..le he echo perrerias ; caídas,cambios de roms,formatos..y ahí esta que no consigo rayarle la pantalla.el segundo es ( lo cambié hace poco) un Motorola razr maxx.Motorola lo olvidó rápido y tuve que rootearlo y probar roms.otra máquina buena indestructible.ahora tengo un lg g2, no es lo último pero me da lo que quiero y no me costó más de 300€.me gusta android porque me da más opciones que ios.

      • De acuerdo. El lg g2 para mi ha sido lo mejor que ha lanzado lg en la gama alta en los últimos dos años. El G3 y G4 son muy buenos pero se me hacen un poco grandes; creo que esos 5.2 pulgadas del G2 son perfectos por lo bien aprovechados que están los marcos que lo hacen sentir mucho más pequeño de lo que en realidad es, cosa que no sucede con sus hermanos mayores.

  4. Mi historia en Android no a sido tan extensa, en mis manos han pasado sólo tres Smartphones, comencé en el 2012 con el Alcatel T-Pop un celular con pantalla de 3.5 pulgadas y corriendo Android Gingerbread, una memoria RAM de 150mb y memoria interna de 250mb, un celular que, en ese entonces, me iba muy bien a pesar del Hardware que tenía, al paso de un año decidí renovarlo por el, en ese entonces, recién lanzado Moto G del cual no necesito dar sus especificaciónes ya que es más que conocido, ese querido smartphone me duró casi dos años hasta que, hace una semana, decidí renovar por el Alcatel Idol 3 de 5.5 pulgadas y del cual estoy encantado 😀

    • El Moto G original supuso un boom, la verdad.

      Y sobre el Alcatel, ahora estoy probando la versión de 4.7″ y me está gustando y la tuya es incluso mejor. BUena elección en ambos casos.

  5. Hola, muy buen artículo, me siento identificado con tus inquietudes por saber, conocer, probar, tocar… todo lo que va saliendo al mercado.
    Este año he probado un teléfono por mes aproximadamente y ahora estoy con el G4 y el A5 viniendo del iPhone 6 plus, estos son dos extremos pero ambos me encantan por distintos motivos.
    Os escucho, veo y leo amigos, seguid así.
    Gracias

  6. IPhone3 gs -> Galaxy Note en mi opinión en Android de lo mejor que he probado. Galaxy S3, S4 -> HTC one M8 el mejor Android que he tenido a pesar de la limitación de su cámara trasera 4megas pixel, tecnología ultra pixel. Sony xperia Z3 es 1 buen móvil pero sobrevalorado, 700€ cuando salió al mercado, y lo siento pero he vuelto a iPhone6. Harto de comprar móviles Android y que el día siguiente tu móvil ya es obsoleto

  7. mi experiencia con con android y con un smartphone empezó con un galaxy s plus. me lo dieron por no hacer una portabilidad a movistar a primeros del 2012 (o 2011, no lo recuerdo). Tenia claro que android me gustaría mas que iphone, ya que queria el movil para tener email en el movil y ojo, escuchar el larguero por las mañanas, y lo podia hacer gracias a que soportaba flash player. Aun no habia descubierto los podcast.
    Al cabo de los meses, con el movil lleno de aplicaciones, entre ellas ivoox, empezó a laguear y me plantee comprar un movil tope de gama: ahi empecé a conoceros a vosotros y otros canales de youtube. al final estaba entre el nexus 4 y el lg optimus g, y cayó el lg, lo encontré a buen precio, tenia buen aspecto y 32 gb. Todavia no estaba muy enganchado a la comunidad android (canales de youtube, htcmania), cuando el lg, dijo basta y se le fue la placa base a los pocos meses. Mientras me lo reparaban, compré en amazon un moto g 2013 16gb. Todos hablaban maravillas en la red. Mi hermnao me prestó un xperia L que iba regular mientras llegaba el moto, que estaba en preventa.
    Cuando llegó el moto g, a los pocos dias llegó arreglado el LG. El moto al principio me chocó que no llevara reproductor de musica propio, explorador de archivos. No sabia lo que era android puro, pero pronto me di cuenta, que el movil iba genial, y el altavoz sonaba el doble de fuerte que el LG. Había mucha gente comentando en foros, y deje aparcado al pobre LG. Me gustó comparar ambos moviles, cada vez estaba mas enganchado a android, a los foros, a youtube, y empecé a comprar y probar telefonos de forma habitual: el primero fue un xiaomi mi3, con el que empecé a descubir que es un recovery, una custom rom, etc. me encantaba cacharrear con el, pero me ponia de los nervios que a veces no llegasen notificaciones, bugs, etc. el moto g era aburrido, pero no fallaba.Compré entonces un moto x 2013 wallnut (me encanta motorola) y al poco vendí el mi3. También vendí el lg optimus g y compre un Lg g3, que probé durante dos meses. No me gustaron ciertos aspectos de la pantalla y la bateria. Depues compré un moto x 2014 bambu. Actualmente conservo los tres motorola, pero alguno acabare vendiendo. El moto g lo usa mi padre y genial.
    Reconozco que xioami es una gran marca, y en casa uso una mipad, que es de lo mejorcito por su precio. No la cambiaba por ninguna tablet: buena pantalla, sonido, facilmente roteable, se actuliza mucho, es rapida y fluida…

    El estar enganchado a vuestros canales, a este mundillo, hace que probase un meizu m1 note, que me duró dias, porque no me gustó nada (calidad de llamadas, volumen, fallos del bluetooth). Cosas que se podían arreglar gracias a la comunidad, pero que molestaban bastante. Nada como la calidad de motorola, a la que yo llamo, plug and play (siempre va bien sin tocar nada).

    Despues del meizu, probé varios dias un elephone p7000, pero tampoco me gustó nada y se vendio a los tres dias. A los pocos dias, llegó un meizu m2 note, y este iba mucho mejor que el m1 note. TEndría mejor suerte con la rom o vendría mas afinado: actualmente lo tiene mi suegra, esta encantada con ese pantallon para wuasear y hacer fotos. El unico punto flojo es el sonido del altavoz.
    Tambien tengo un alcael idol 3 5.5, muy buenos acabados y sonido, y muy buen diseño. LE doy mucha importancia al sonido del altavoz, por escuchar podcast en casa, y motorola hace siempre buen trabajo en este aspecto. Alcatel ha acertado de pleno con este movil.

    En casa, siempre acabo con tres moviles y voy cambiando. Ahora tengo el moto x 2013, el 2014 y el alcatel.
    Viene de camino el meizu mx5, y alguno tendrá que dejarle sitio…cual será.

    Pd: tambien uso un moto 360, aunque no siempre, ni todos los dias, entre otras cosas, porque cada vez que cambio de movil, hay que restaurarlo para emparejarlo ( un fallo de android wear, que aun está muy verde)

    Por otra parte, comentar, que a mi, siempre me dura menos la bateria que al resto de gente: hago menos horas de uso y de pantalla. no me pregunteis porqué. Será por mi configuracion del movil, mi cobertura, porque la gente es muy tramposilla comentando en los foros….

    Decir que la saga moto g tiene una gran autonomia, todo lo contrario que la saga moto x. Que le tengo un poco de asquete a touchwiz.

    Gracias por leer: si habéis llegado hasta aqui, es que estáis tan mal como yo.

  8. Siempre usé nokia, pasé por toda la serie N, también los c7 y e7. Después de un Nokia n8 decidí darle la oportunidad al robot verde. Estuve probando un sony x10, pero no me convencía, así que no lo compré. Luego un amigo me ofreció su movil LG, yo ni tenía idea cuál era, sólo me gustó su diseño y me parecía buen precio. Luego de comprarlo, investigué y me di cuenta que era el LG Optimus 2x y que me había costado la mitad de lo que realmente valía. Me encantó, comparado con Symbian, android volaba!
    Al paso de uno o dos meses vi la oportunidad de hacerme con un Galaxy S2. Hice el cambio sin dudarlo (tomé ese tiempo para buscar y conocer más android, que me enamoraba cada vez más), era una máquina sorprendente!
    Luego adquirí el Note, su pantalla me encantó. Para mí ha sido de los mejores móviles que he tenido. Año siguiente lo reemplacé por su sucesor, toda una maravilla.

    Poco después le di la oportunidad al HTC One M7, y ha sido el móvil más hermoso que he tenido, su diseño es la joya de la corona. Pero echando en falta las pantallas grandes a las cuales me había acostumbrado, compré el Lg G3. Una delicia de terminal, aunque ya se que mi próximo móvil será el Note 5. Me lo regalaré en febrero del próximo año!

    Oh, Android! Cuán adicto me has vuelto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here