A pesar del tratamiento de noticia de esta vuelta confirmada de Motorola a España, trataremos de enfocar el artículo más como un análisis que como la muestra de información pura y dura, sobre todo por lo que puede suponer el regreso del que otrora fuese el gigante de los teléfonos móviles, ahora venido a menos pero reforzado de forma increíble tras su absorción por parte de Google.

Todos recordamos la marcha de Motorola de España tras la compra por parte de Google. Motorola Mobility cerraba las puertas en nuestro país y pese a que se acordaba el mantenimiento de los dispositivos aún en garantía con terceros, la compañía no volvería a comercializar teléfonos móviles en nuestro territorio, al menos no hasta nuevo aviso. Este movimiento parece que irá dando marcha atrás, o eso es lo que han afirmado desde el propio fabricante. España será un país estratégico para Motorola y se volverán a abrir las puertas.

Motorola-Moto-X-6

Parece que uno de los motivos por los que Motorola ha tomado esta decisión, aunque probablemente estuviera tomada desde hace tiempo, ha sido el Motorola Moto G. Tras el fiasco, podemos calificarlo así, del Moto X, el fabricante norteamericano decidió tomar cartas en el asunto y ha obrado poco menos que un milagro, ha lanzado un dispositivo con muy buena construcción y características de gama media, media-alta, a precio de derribo. Este hecho, unido al “hype” que se ha creado en torno al dispositivo ha hecho que la compañía vuelva a fijarse en España y decida volver a abrir sus puertas en nuestro país dos años después de su marcha, algo que agradecerán los usuarios y no tanto otras compañías que han crecido en el vacío que dejó su salida.

La gama baja, tan codiciada por los fabricantes que empiezan en esto de los smartphones y tablets Android debido a que tiene un público mucho más amplio, podría verse notoriamente afectada si Motorola llega para quedarse y cambiar las reglas. Con dispositivos potentes y a un precio muy bajo, ¿quién optaría por marcas menos conocidas y que no podrían competir en esa combinación de características? Fabricantes como BQ, que se ha lanzado recientemente a la fabricación de terminales Android en prácticamente todos los tamaños existentes, tendrían en Motorola y en su Moto G a una feroz competencia al contar con el gigante Google detrás, con fondos ilimitados para fabricar cualquier terminal que fuese necesario. Sin duda, una mala noticia para pequeños fabricantes.

Cómo conseguir acceso ROOT en el Motorola Moto G

Otros candidatos a sufrir por la llegada de Motorola son los modelos de Nokia Lumia, modelos cuyo sistema operativo parece destinado a superar la cuota de Apple, y no sólo en España, pero que se encontrarían en igualdad de condiciones con una gama baja de Android que hasta ahora superaban ampliamente en cuanto a rendimiento y relación calidad/precio. El Moto G, y éste es el que se prevé primero de muchos, planta cara e incluso supera a los modelos más bajos de Nokia, modelos a los que se equipara en precio.

Se antoja una lucha bonita en la que ganaremos los usuarios, obteniendo dispositivos más baratos y con mejor rendimiento. La pregunta que cabe hacerse ahora es, ¿qué hará Samsung cuando se vea superado en calidad en una gama, la baja, que inunda con dispositivos baratos pero de escaso rendimiento?

3 comentarios

  1. Me he alegrado de escuchar esto pero al igual que tú en lo primero que he pensado es en todos esos fabricantes menos conocidos como Wikio, BQ y demás que si Motorola sigue así quedarán algo desplazados.

    No obstante puede que no sea tal el miedo y que Motorola no apueste por una cantidad de productos lo suficientemente amplia.

    • Habrá que ver qué traen, pero no creo que el Moto G sea el último bombazo que veamos. Me parece que se van a tomar las cosas muy en serio y podemos estar ante el renacimiento de un fabricante que podría competir con Samsung a todos los niveles. Ojito con esto.

  2. Hombre, volver, volver… Cuando cerró Motorola en España no sólo se llevaron por delante las ventas de móviles sino más puestos que había en otras divisiones, que no veremos por ningún sitio.

Deja una respuesta