EDITORIAL: Motorola X Phone o Motorola Nexus X, el “game changer” de Google

4

Google ha conseguido que nos acostumbremos a que en cada Google IO podamos asistir a presentaciones de nuevas versiones de su sistema operativo, Android, y que éstas vengan acompañadas de terminales, o bien de revisiones de los mismos. El pasado año, sin ir más lejos, pudimos asistir al nacimiento de Android 4.1 Jelly Bean y éste llegó de la mano del Nexus 7, el tablet fabricado por Asus. Meses después llegó la presentación de Android 4.2, también conocido como Jelly Bean, y éste trajo consigo el Nexus 4 de LG, terminal que ha traído por la calle de la amargura a ambas empresas, Google y LG, y también el Nexus 10, tablet de Samsung. A estos dos los acompañó también la revisión del Nexus 7 con más almacenamiento y versión en 3G. Google nos acostumbra a eso, al binomio de hardware más software, como también parece que ocurriría con el próximo IO, que todo apunta a que será el pistolezado de salida a Android 5.0 Key Lime Pie, y al esperado Motorola X Phone, o Motorola Nexus X, según sea el perfil de usuario que se busque captar con el mismo.

Motorola Mobility

Tras la compra de Motorola por parte de Google ya se especuló con que los de Mountain View pudiesen entrar en el negocio del hardware, algo que hasta el momento sólo habían apoyado como marca y distribución a través de su marca Nexus, de distintos fabricantes. La aparición de las Google Glasses fue, sin embargo, un signo de que el viento estaba cambiando en el barco de Google y la confirmación de que los chicos de la gran G buscaban algo más que quedarse para siempre en el terreno de la publicidad, la búsqueda y el software.

Con esta confirmación, y con los sucesivos rumores que se han producido desde entonces en torno a un dispositivo del que sabe poco o nada, llegó a los medios una frase, que el futuro dispositivo de Google sería un “game changer” o, para profanos, que cambiaría las reglas del juego. Así que bien merece la pena que nos paremos a pensar a qué puede referirse dicha expresión en algunos aspectos de lo que está por venir.

¿Cambiar las reglas del juego en la experiencia Android?

Bien es cierto que si Android ha estado evolucionando a pasos agigantados en sus últimas versiones, podríamos decir que Ice Cream Sandwich fue realmente la que marcó un antes y un después. Llevar la experiencia diseñada para tablets a los smartphones y que desde ese preciso instante no hubiese diferencias de uso savo en el tamaño de las pantallas. Un sistema operativo unificado que tuvo aún un avance más importante posterior, Google Now.

Nuevo Google Now

La llegada de Google Now y la evolución que vemos que está teniendo en las últimas semanas hace pensar en que el asistente de Android podría tener un peso específico mayor en la próxima versión de Android, Key Lime Pie. Incluso Google Plus, la red social de Google, podría cobrar mayor importancia en siguientes versiones del sistema operativo. Más aún dados los últimos cambios que ha ido introduciendo Google en su red social, dotándola de mayor importancia y situándola cada vez más en el centro de sus servicios.

¿Será Android 5.0 Key Lime Pie una versión de Android centrada en Google Plus? Confieso que me encantaría ver eso, una integración tan completa con Google Plus que la red social fuese parte del teléfono como ahora vemos la propia interfaz de Android. Podría ser el golpe maestro de Google para situar su red en lo más alto, por delante de Facebook y Twitter, siendo todas de perfiles diferentes.

Google Now y Google Plus en el centro, y un sistema unificado de mensajería como venimos reclamando desde hace ya mucho tiempo, sería un gran paso adelante para Android.

Evolución Android

¿Cambiar las reglas en las actualizaciones para dispositivos no-Nexus?

Otro problema de Android, se quiera reconocer o no, es la dificultad para obtener actualizaciones a una velocidad parecida a la de los dispositivos Nexus desde otros terminales y fabricantes. Las capas y sus implementaciones parecen ser el principal obstáculo para una rápida expansión de las versiones nuevas de Android.

Según informan algunos fabricantes, las versiones nuevas de Android no les llegan hasta que ya se encuentran instaladas en dispositivos Nexus, y esto hace que para ellos el reloj empiece a correr desde 0 cuando otros usuarios ya disfrutan de las mejoras introducidas. Todo esto sería solucionable si se trabajase más de consonancia con los fabricantes o facilitándoles versiones beta de las actualizaciones de Android a fin de agilizar mucho más el proceso de adaptación a terminales futuros y ya comercializados.

El que los fabricantes tuvieran acceso al código fuente durante el desarrollo de dichas actualizaciones sería una gran mejora en cuanto a velocidad de implementación. Incluso una variación en cómo las capas o launchers de los fabricantes interactúan con Android, haciendo que no fuese necesario tanto desarrollo para que corrieran fluidas y sin errores. Todo lo que se mejorase en cuanto a estos asuntos sería beneficioso para el futuro de Android.

Otro tema que se plantea es el de los terminales antiguos y en este caso he de romper una lanza en favor de iOS. Puede que el sistema de actualizaciones recortadas fuese una gran solución para llevar a todos los usuarios a disfrutar de la última versión del sistema operativo en un tiempo prudente, con sus consiguientes limitaciones. Obviamente, Apple sólo tiene que preocuparse por 5 ó 6 terminales en total mientras que terminales Android hay cientos en el mercado, pero puede que así se solventase la fragmentación que es esgrimida por tantos detractores del sistema operativo para hacer aflorar las debilidades de un sistema que avanza a un ritmo vertiginoso.

Motorola X Phone simulación

¿Cambiar las reglas en cuanto a los terminales Nexus?

Todos asociamos los Nexus a dispositivos fabricados por otras compañías y que Google comercializa y nutre de sistema operativo y actualizaciones muy tempranas, tanto que en ellos se estrenan las mismas. El último Android 4.2.2, hablando de esto mismo, ha llegado hasta el Samsung Galaxy Nexus. Pero otro concepto que acude a nuestra mente con la palabra Nexus es económico. Mucha potencia, al nivel de los más grandes, pero con una subvención importante por parte de Google que hace que el terminal resulte goloso a nuestros ojos y, sobre todo, a los ojos de quienes buscan experimentar con teléfonos cuyo software viene limpio de polvo y paja desde el propio Google.

Sin embargo, durante un tiempo se ha comentado que Google andaba tras la fabricación de un terminal de primera línea y no sólo en hardware interno y software, sino también en construcción. La primera vez que se habló del X Phone se comentó que sería un auténtico “iPhone killer” fabricado por Motorola y distribuido por Google. Una auténtica bestia construida en aluminio, con pantalla de cristal y con todo para no tener nada que envidiar a la excelente construcción de los terminales de Apple. ¿Pueden ser ambos conceptos compatibles?

Al igual que el Project J de Samsung parece consistir en su Samsung Galaxy S4 unido a la versión reducida, el Samsung Galaxy S4 Mini, y a un reloj que parece que recibirá el nombre de Samsung Galaxy Altius (o Active en algunos foros), quizá Google piense en presentar ambos modelos de terminal.

¿Motorola X Phone y Google Nexus X? No tienen por qué no ser compatibles entre sí, en gamas alta y baja en cuanto a construcción pero parejos en potencia y software, lo mejor de ambos mundos y disponible para un abanico de usuarios mucho más amplio. Y tal vez un smartwatch, aunque estoy parece muy poco probable. Incluso algunos hablan de la posibilidad de que Google lance una consola Android propia para competir con OUYA, Nvidia Project Shield o Gamestick.

¿Se referían a esto con el “cambiar las reglas del juego”?

Lo único que parece seguro es que Google prepara algo grande para el próximo Google IO y que nosotros estaremos ahí para no perdernos detalle. Porque Google nunca deja indiferente.

Y vosotros, ¿qué esperáis que Google saque a la luz?

4 comentarios

  1. Yo personalmente tengo mucho interés en este teléfono después del fiasco del Nexus 4 quiero ver como lo solucionan y que nos ofrecen.

  2. Si Google ve ene de la mano de Motorola y nos trae un terminal con un poco mejores acabados que lis anteriores y una batería rompedora como el Razar Maxx …. Sera un éxito!!
    Yo cambiaría mi Galaxy Nexus por algo así. Y no me hacen falta 100 procesadores. Resoluciones de 2000 puntos ni 50 gb de RAM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here