¿Merece la pena pagar por un Android barato?

5

Son muy tentadores al colocarse frente a nosotros en los escaparates de muchas tiendas y a precios cercanos a los que nos concederíamos un capricho. En muchas ocasiones por debajo de 100 euros, los móviles Android baratos parecen diseñados para que las operadoras móviles prácticamente los regalen, como pipas a la puerta de un estadio de fútbol. Suelen ser los que rompen en ventas debido precisamente a eso mismo. Cuestan poco y nos los pueden ofrecer con prácticamente cualquier tarifa, por económica que sea. Los libres también se mueven. Sólo hace falta darse un paseo por Amazon y verlos ahí, con un buen número de ventas y con la facilidad de pulsar en Comprar y tenerlos en casa a los pocos días. La pregunta es, ¿merecen la pena los Android baratos? A veces lo barato sale caro, así podríamos definir este artículo. Vamos, si os parece, a contar algunas de las razones.

¿Merece la pena pagar por un Android barato?

Antes de nada hay que aclarar que la compra de un móvil Android es una decisión totalmente personal y que no siempre ha de ser voluntaria. Factores como acogerse a determinadas ofertas que nos interesan o simplemente tener poco presupuesto pueden influir en que acabemos con uno de estos terminales en el bolsillo. Todas son circunstancias perfectamente respetables, aunque si se pueden evitar os vamos a decir por qué sería mejor hacerlo.

Espacio casi insuficiente

No hablaremos de móviles chinos, esa suerte de clónicos de otros mayores que pueblan algunas tiendas y nos prometen el mismo rendimiento que los originales. No, no hablaremos de ésos pues precisamente el espacio no será un problema ya que por menos de 100 euros encontraremos móviles chinos con hasta 16 GB de capacidad. Toca hablar de los fabricantes tradicionales, de las marcas más comerciales, ésas que embuten 4 GB en un teléfono y lo ponen en la calle dejando únicamente 2 GB o menos para el usuario. Si en ocasiones comentamos que 16 GB está en el límite de lo que se debe considerar el mínimo permitido, imaginad qué son 4 GB. Algunas fotos, el historial del whatsapp y el caché se encargarán de arruinar nuestro almacenamiento.

Menos potencia de la necesaria

Ya no sólo por la fluidez del propio móvil Android sino por la ejecución de aplicaciones y juegos. Todo evoluciona y los requerimientos de las apps también. Fijaos cómo anda la cosa que hasta Candy Crush Saga necesita un buen procesador para funcionar de forma fluida. Si no queremos estar constantemente quejándose de la lentitud de nuestro móvil, de que no es capaz de ejecutar ésta o aquella aplicación, mejor evitemos los Android baratos. Nos ahorraremos muchos disgustos.

¿Merece la pena pagar por un Android barato?

Autonomías muy bajas

Si hay algo común a todos los smartphones es el problema de la autonomía. Algunos modelos ya lo están solventando pero en líneas generales un móvil barato no nos va a dar una autonomía ni tan siquiera decente. Suponiendo, claro está, que le demos uso y no nos limitemos a llevarlo siempre inactivo. Si queremos nuestro móvil barato sólo para enviar o recibir llamadas, entonces será perfecto. Si intentamos hacer algo más avanzado con él pueden empezar los problemas. Existen baterías de recambio y baterías externas, pero también una forma de evitar este problema. No comprándolo.

Malas o nulas actualizaciones

Los fabricantes ya tienen problemas para llevar cierto ritmo de actualizaciones en sus smartphones más potentes. Éstas salen al mercado meses después de que Google las haga oficiales y para las gamas ultra bajas es aún peor. En ocasiones los Android baratos ya salen al mercado condenados a no actualizarse nunca más. La última versión que se le haya podido meter y no proteste usted más. Y eso si no mencionamos a los móviles chinos, algunos de los cuales no tienen ni siquiera mantenimiento por parte de sus fabricantes. Comprar un móvil Android barato es, en muchos casos, comprar uno obsoleto a nivel de software. Algo que no debería preocupar pues mucha gente no actualiza su móvil pero cuando llegan las limitaciones de las aplicaciones, sólo disponibles para versiones posteriores, llegan los llantos.

Quejas, malestar y mala imagen para la marca. Eso es lo único que suelen provocar los Android baratos. Hacednos caso. Si podéis evitarlos, hacedlo. Ahorrad un poco más si podéis y comprad un terminal de gama media, más potente. En el caso de las operadoras es casi igual. Mientras que uno barato nos saldrá gratis, uno de gama media puede costarnos menos de 100 euros.

Pero ojo, que cada uno es dueño de su dinero. Aquí sólo damos consejos.

5 comentarios

  1. Menos de 60 euros es cáncer, no compréis móviles Android libres por debajo de ese precio. Mejor tirar a por algo que ofrezca una mejor experiencia.

  2. Yo compré mi Motororola Moto G, por 100 €, en una oferta de Tuenti y no puedo estar más contento. La batería me dura un día y medio y funciona fluidamente. Se actualiza rápidamente con el último Android que sale.

  3. yo compre un telefono chino m horse modelo n9000 y debo decirles que la resolucion de camara es horrible , la pantalla de 5.5 pulgadas es nitida pero se ralla con el roce de la tela (ni de chiste lo uses sin el protector de pantalla ) jno funciona con las redes 4 g , solo 3g es de doble tarjeta sim , una regular y la otra micro sim para hacer las puras llamadas si funciona bien y tiene de ventaja que la bateria dura bastante ya que no es compatible con muchas aplicaciones … como mensiona el autor solo para hacer llamadas si funciona bien … pero seamos sinceros , nadie desea solo eso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here