Los Móviles Android Chinos van a suponer una gran amenaza mundial a grandes fabricantes en los próximos años ya que cada vez más usuarios los compran.

Aunque parezca mentira la historia de Android es bastante corta y se hizo popular después de que Google adquiriera la empresa que lo creara en 2005. En 2007 la empresa de Mountain View lanzó la primera versión comercial y el crecimiento del sistema ha sido imparable.

Uno de los motivos de este crecimiento fue su carácter abierto, que permitía altísimas modificaciones en comparación con lo que algunos rivales dejaban. Sin embargo esto también ha sido a la larga un problema para Google que ha visto como rivales directos como Amazon han creado una alternativa a su sistema sin sus aplicaciones basándose en el código original.

Pero dónde Google empieza a tener de verdad un problema es en China, donde Android es realmente popular pero las aplicaciones de la empresa estadounidense apenas se usan ya que son alternativas internas las que más triunfan.

Móviles Android Chinos: la amenaza mundial a grandes fabricantes

Historia de los móviles chinos

Hasta hace poco tiempo fuera del país asiático los móviles android chinos tenían fama de ser muy económicos pero también de una calidad cuestionable.

En occidente había marcas asiáticas consolidadas como Samsung o LG, ambas coreanas y también otras procedentes del gran gigante chino como Huawei o ZTE que jugaban en la misma liga si bien ambas se centraban en una estrategia de posicionamiento en la gama media o baja.

En España terminales como el Huawei Ascend Y630 o el ZTE Blade se han vendido de forma impresionante pero salvo alguna excepción la gama alta no ha tenido representantes de estos fabricantes de forma masiva.

El precio como principal factor

El precio como principal factor

El motivo por el que consumidores occidentales se han aventurado a lidiar con importaciones de móviles desde miles de kilómetros siempre ha sido el mismo: el precio.

Esto es así no sólo por las diferentes políticas de los fabricantes sino también por la inversión en marketing, distribución, impuestos en cada país, el certificado CE…

Así, el riesgo de tener que pasar por la aduana o de tener que gestionar una garantía desde la otra parte del mundo compensaban por el ahorro que suponía. Pero, de nuevo, esto era así sobre todo en móviles muy económicos. O al menos ha sido así hasta hace poco.

El aumento de calidad

El aumento de calidad

La clave de los últimos años ha sido dar un salto de calidad realmente elevado acompañado de un incremento de potencia que ha colocado a los móviles chinos en general en una posición suficiente como para dar servicio a la mayoría de usuarios.

2 o 3 GB de RAM, procesadores de 8 núcleos y memorias de 16 GB junto con microSD son un estándar

Móviles con 2 o 3 GB de RAM, procesadores de 8 núcleos y memorias de 16 GB junto con microSD se colocan por menos de 200 euros incluso a través de tiendas españolas. Nos referimos a móviles como el Meizu M2 Note o el Elephone P8000, ambos terminales que han pasado por nuestro banco de pruebas.

Es obvio que hay móviles mejores pero no los hay mejores con un precio similar y mucho menos mejores con un precio inferior.

Grandes fabricantes: Meizu, Xiaomi...

Grandes fabricantes: Meizu, Xiaomi…

Por una parte tenemos a fabricantes que son auténticos gigantes en su país como Xiaomi, de la que se ha llegado a decir que es la nueva Apple, hasta Meizu, que se rumorea tiene lista una alianza con la otrora poderosa Nokia.

Estas dos marcas se caracterizan por apostar mucho y bien no sólo por la gama alta, donde tienen exponentes de gran calidad sino por la gama baja con móviles como el Xiaomi Redmi 2 o el Meizu M2 Note Mini con unos precios muy bajos peros unas prestaciones superiores a la mayoría de móviles que vemos en la calle hoy día.

Los fabricantes desconocidos

Los fabricantes desconocidos

Sin embargo lo que realmente está cambiando en los últimos años no es que fabricantes como ZTE o Huawei sigan su internacionalización de forma agresiva o que Meizu y Xiaomi empiecen a plantearse la suya en serio sino que marcas como Elephone, Cubot, Doogee o IUNI empiezan a ser conocidas fuera de las fronteras chinas.

Estas marcas lanzan decenas de móviles al año con tal variación de características que siempre hay un móvil adecuado a cada usuario.

Además están intentando llegar a acuerdos con operadoras menores y también con centros comerciales para lograr que su marca sea mucho más reconocible. Y es que ese es el gran final.

El conocimiento masivo

El conocimiento masivo

El motivo por el que muchos usuarios todavía desconfían de los móviles chinos es por su imagen. No podemos obviar que marcas como ZTE o Huawei son también chinas que han hecho una inversión en marketing e imagen de marca que hace que los usuarios las vean con otros ojos. Son más parecidas a las coreanas Samsung y LG o a la taiwanesa HTC.

Estas marcas más desconocidas empiezan a introducirse también mediante las compras online, las compras conjuntas en foros por usuarios especializados que luego comentan con sus amigos las bondades, y problemas, de estos productos.

Este boca a boca, de continuar así, podría ser la forma mayoritaria de introducción en nuevos mercados de estas marcas que no tendrían que hacer fuertes inversiones en publicidad en TV, esponsorización de equipos de fútbol…

No obstante este es un mercado muy volátil donde hace pocos años Blackberry y Nokia dominaban. Apple y Samsung lo hacen ahora y no sabemos quienes serán los siguientes.

2 comentarios

  1. La calidad de los móviles chinos es inferior a la de cualquier otro fabricante. Ya que ofrecen mejores prestaciones que algunas marcas más conocidas y por un precio inferior

    • La cuestión es que Xiaomi o Meizu son chinos y dan mejor resultado que otras marcas tradicionales. Al menos eso dicen sus usuarios y por lo que yo he probado es cierto.

      Eso no quita que haya fabricantes nacionales como bq o Energy Sistem que cumpliendo las mismas reglas que los grandes se abran paso, que también hay que reconocérselo.

Deja una respuesta