Uno de los protagonistas de este Mobile World Congress está siendo también uno de los fabricantes que menos atención ha conseguido atraer hacia sí, más aún después de las presentaciones tanto de Nokia como de Samsung, los grandes triunfadores del evento. Lenovo, tras haberse producido todo el movimiento a tres bandas con Google y Samsung en cuanto a Motorola, se presentaba en Barcelona con la responsabilidad, tal vez impuesta por los propios medios, de demostrar qué iba a hacer con Motorola y si era capaz de lanzarse a una internacionalización que se les viene haciendo cada vez más necesaria para no llegar a la fiesta cuando no quede ni un pedazo de tarta que llevarse a la boca.

Lo primero que se aprecia del stand de Lenovo es que adquiere cierto aspecto Motorola sin que Motorola aparezca por ninguna parte. El fabricante chino parece haber adoptado parte del estilo de los americanos y se aprecia un intento de acercamiento a la que puede acabar siendo su imagen a nivel internacional una vez que absorba completamente las estructuras de su reciente compra a Google.

Un breve repaso al stand de Lenovo en el Mobile World Congress 2014

Cuando nos sumergimos en el espacio de Lenovo nos damos cuenta de que es más parecido al desembarco de Normandía de lo que nos dejaba entrever Nokia con sus Nokia X. La cantidad de dispositivos que Lenovo ha traído al MWC es tan amplia que expositores que en otros fabricantes se ocupan con un solo modelo en el fabricante chino tienen hasta 5 terminales distintos, cada uno con sus especificaciones en las más dispares configuraciones aunque con un denominador común, MediaTek.

El procesador más utilizado en las gamas económicas de Android en regiones orientales del planeta es el que hace las veces de Qualcomm en occidente y puebla los cerebros de todos y cada uno de los terminales de Lenovo. Todo debería resultar normal salvo que las distintas tomas de contacto con los dispositivos de Lenovo han provocado un comentario común, el de la poca potencia del procesador. Un salto internacional con MediaTek como cerebro podría resultar en dispositivos poco competitivos y desde el fabricante chino deberían considerar un salto de calidad en cuanto a procesadores dado que en otras características sí que están a la altura.

Observamos algunas características en los dispositivos de Lenovo que llevamos tiempo reclamando en otros fabricantes. Varios modelos con cuerpos metálicos marca el tope de diseño del fabricante en este Mobile World Congress y también hay hueco para grandes pantallas con poca resolución, algo que abarata costes indudablemente pero que quizá no beneficia a la valoración final del dispositivo por parte de sus usuarios.

Algo que queda bastante claro tras salir del stand de Lenovo es que el fabricante cuenta prácticamente con un modelo por cada gusto y necesidad, desde dispositivos blancos y negros hasta cuerpos metálicos. Cuatro núcleos a nivel general aunque también modelos Dual Core, pantallas de 4,5 pulgadas, pantallas que llegan hasta las 6, muchos modelos intermedios con 5 pulgadas y almacenamientos de lo más diversos. Muchas veces hablamos sobre el bombardeo de modelos de Samsung a lo largo de cada temporada y da la sensación de que el mismo procedimiento es replicado por Lenovo en China.

Incluso hemos encontrado un modelo de smartphone de Lenovo que puede usar su microUSB para cargar otros terminales, ejerciendo de batería externa para otros, una suerte de smartphone nodriza que destaca, o eso nos cuenta su fabricante, por su extensa autonomía.

Los Vibe no han faltado a la cita con el MWC y en Lenovo hemos tenido la oportunidad de realizar una primera toma de contacto en vídeo tanto con el Lenovo Vibe X como con el Vibe Z. De nuevo nos ha ocurrido lo que con anteriores dispositivos. Son terminales que habrían tenido un mejor rendimiento de haber optado por dejar a MediaTek a un lado. Los procesadores del fabricantes hacen que los Lenovo sufran de lag, en mayor o menor medida según la potencia del chip, y es algo que no nos ha gustado demasiado.

En resumen, podríamos decir que el desembarco de Lenovo ha sido exitoso y que han demostrado de qué son capaces, aún teniendo muchas cosas que pulir para el futuro. No sabemos si Motorola quedará completamente absorbido dentro de la estructura de los chinos, con la consiguiente desaparición de la marca, pero confiamos en que en algún momento aparezcan algunos Lenovo Moto que nos ayuden a recordar la marca. O quién sabe, quizá Motorola sobreviva después de todo. Esperemos a lo que Lenovo tiene que contarnos a partir de ahora.

Como nota, indicaros que en nuestro canal de Youtube tenéis más vídeos sobre los terminales de Lenovo en este Mobile World Congress de Barcelona.

Sin comentarios

Deja una respuesta