Hace ya unos años empezamos a ver cómo el diseño iba volviéndose un aspecto un fundamental a la hora de elegir un smartphone, puesto que las gamas más altas del mundo Android comenzaban a emplear materiales como el cristal o el aluminio, dejando de lado el plástico.

Pero por suerte, las gamas bajas y medias fueron adoptando esta tendencia, y esmerándose a la hora de diseñar sus modelos en intentar emular la calidad de sus hermanos mayores. Y esto es algo que los usuarios siempre agradecemos. Sin embargo, en toda clase hay un alumno aventajado, y podemos encontrarnos teléfonos que destacan en este apartado con respecto a smartphones que montan un hardware similar.

El móvil que nos toca analizar hoy sería clara muestra de ello. El Nubia Z11 Mini es un gama media cuyo diseño es, sin ningún tipo de duda, su punto fuerte. Ahora bien, ¿estará lo de dentro a la altura de lo exterior? Lo comprobamos.

Diseño y construcción: ¿y qué que se parezca al iPhone?

Sí, nada más sacar de la caja este Nubia Z11 Mini se nos vino la imagen del smartphone de Apple a la cabeza. Pero esto no tiene por qué ser necesariamente malo. Es decir, si hay algo que funciona en el mercado de los smartphones es el diseño de los iPhone.

Nos encontramos unas líneas de diseño similares a las del móvil de los de Cupertino: cantos redondeados, marcos de metal y ligereza en todo el conjunto. Si bien en este caso la parte trasera es de cristal, la ubicación de la cámara no puede evitar evocarnos ese móvil. El LED de notificaciones, en esta ocasión, hace la función de botón home.

Nubia Z11 Mini: review de un móvil elegante

Por otro lado, encontramos el sensor de huellas dactilares en la parte trasera al más puro estilo Huawei. Una ubicación que, a nuestro juicio, es la mejor posible. Dicho lector funciona razonablemente bien: reconoce la huella rápidamente, y si no en el primero, en el segundo intento.

Cabe destacar también la apuesta por el USB Type-C, conexión que está llamada a ser el estándar en no demasiado tiempo por sus bondades, entre las que subrayamos la velocidad y la reversibilidad.

Resumen y características

resumen-caracteristicas

Potencia y características: bastante satisfactorio

Para este Nubia Z11 Mini se ha apostado por un procesador de la gama media de Qualcomm: el Snapdragon 617, un Octa Core que corre a 1.5 GHz en cuatro de sus núcleos y a 1.2 GHz en los restantes. Un chip que no nos ha impedido realizar prácticamente ninguna tarea.

El almacenamiento interno del Nubia Z11 Mini es de 32 GB, que podremos ampliar con tarjetas Micro-SD de hasta 200 GB. Por otro lado, la memoria RAM es de 3 GB, suficientes para la multitarea y los juegos más exigentes.

En el día a día hemos obtenido el rendimiento esperado: podemos utilizar cualquier aplicación sin ningún tipo de problema; ya sea de redes sociales, consumo multimedia o juegos.

Nubia Z11 Mini: review de un móvil elegante

Cuando hemos jugado, hemos empleado todo tipo de programas: desde Stack o Monument Valley, que no suponen una enorme carga al smartphone; hasta F1 2016 o FIFA Mobile, que pueden ralentizar el rendimiento del móvil. En ningún momento hemos tenido problema de carga de escenarios ni tirones de frames.

Donde sí nos ha mosqueado algo este Nubia Z11 Mini es a la hora de tener varias aplicaciones no muy pesadas abiertas en segundo plano. A la hora de salir, por ejemplo, de Telegram y entrar a Facebook, sí hemos notado en contadas ocasiones algún tirón importante, e incluso pidiendo forzar el cierre de una de las aplicaciones. Si bien se solucionaba enseguida, nos ha parecido extraño. Eso sí, parece más un problema de optimización del software que otra cosa.

En el apartado del sonido hemos obtenido los resultados esperados para un móvil de este tipo: tenemos un altavoz situado en la parte inferior derecha que se escucha bastante claro y alto. No sobresale en ninguno de estos apartados, pero tampoco es malo.

Pantalla: más que notable

En este Nubia Z11 Mini nos encontramos un panel con una diagonal de cinco pulgadas con una resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles). Este panel IPS nos arroja una densidad de 441 píxeles por pulgada, lo cuál no está nada mal.

El panel nos ha gustado bastante: el brillo es más que correcto, y a la hora de usar el teléfono en exteriores con incidencia directa de luz solar no encontramos ningún tipo de problema. La pega que le ponemos es el brillo automático, que no termina de calibrarse del todo bien en ciertas ocasiones.

Nubia Z11 Mini: review de un móvil elegante

En cuanto a los colores, nos encontramos una saturación bastante elevada para no ser un panel AMOLED, la cuál se acusa sobre todo en los colores rojos. Aún así, es una pantalla que nos ha gustado bastante, pese a no mostrar colores tan reales como los propios de una IPS.

Mención aparte al cristal curvado 2.5D, que aporta una alta comodidad a la hora de sujetar el dispositivo, algo que nunca está de más.

En cambio, nos encontramos con una respuesta táctil que; sin ser desesperante, ni mucho menos, no actúa como debe en ciertas ocasiones. A la hora de visualizar contenido en Instagram Stories, por ejemplo, hay gestos que no ha terminado de reconocer, como por ejemplo el cambiar de historia cuando queremos cerrar dicha función.

Cámara: fiel en el color, pero falta de detalles

Cuando hablamos de la cámara de un teléfono de gama media, solemos encontrarnos con que es el aspecto en el que la firma más ha recortado para ajustar el precio lo máximo posible. Esto ocurre también con el Nubia Z11 Mini.

Nubia Z11 Mini: review de un móvil elegante

El Nubia Z11 Mini monta un sensor Sony IMX298 de 16 megapíxeles con una apertura f/2.0 y PDAF, entre otras cosas. Además, viene recubierto con cristal de zafiro para evitar cualquier tipo de daño.

Cuando realizamos fotos con buena luz, obtenemos unos resultados bastante positivos: colores bien plasmados, pero imágenes faltas de detalle cuando hacemos zoom en las mismas. En cuanto al enfoque, vemos que es bastante rápido, tanto de forma manual como automática; pero encontramos fallos a la hora de realizar fotos en primer plano.

Nubia Z11 Mini: review de un móvil elegante

Por contra, a la hora de tomar fotos nocturnas o con luz artificial, vemos que el Nubia Z11 Mini sufre más de la cuenta. Tenemos mucho ruido y unos colores bastante más apagados de lo que nos gustaría.

La cámara frontal de 8 megapíxeles funciona como cabría esperar: suficiente nivel de detalle para un selfie que compartir en redes sociales o una videoconferencia.

Autonomía: algo corta, pero no desesperante

La batería de 2800 mAh que integra este Nubia Z11 Mini resultará suficiente para el usuario medio que no haga un uso muy intensivo del smartphone; en cambio, a los que expriman el teléfono les resultará insuficiente, pero no desesperante.

En la primera de las pruebas de batería que hemos realizado hemos obtenido una duración total de 15 horas y 40 minutos con alrededor de 5 horas de pantalla. En esta ocasión hemos realizado un uso no muy intensivo del móvil, algo mixto: navegación web, mensajería, redes sociales, alguna toma de fotos y escucha de audio, tanto con Wi-Fi como con datos móviles.

Nubia Z11 Mini: review de un móvil elegante

En la segunda prueba que hemos hecho, hemos obtenido unos datos similares: 15 horas y 30 minutos con 4 horas y media de pantalla: a todo lo dicho anteriormente, hemos sumado algo de reproducción de YouTube y Netflix y alguna partida ocasional a Stack.

Por último, en la tercera prueba hemos hecho un uso verdaderamente intensivo: descarga de aplicaciones, largas sesiones de juego y reproducción de una serie a través de Netflix, además de escuchar algún podcast a través de Pocket Casts. En esta ocasión obtuvimos diez horas de autonomía con cinco horas de pantalla.

benchmarks

Benchmarks

Como no podía ser de otra manera, hemos pasado los ya habituales tests de Benchmarks que hacemos en cada review. En Antutu hemos obtenido 43476 puntos, en Geekbench 4 una puntuación de 695 en un núcleo y 2194 en el cómputo global, en 3D Mark 354 puntos, y en Vellamo 976 puntos en un núcleo y 1254 en el test multi-núcleo puntos. Por una u otra razón no hemos podido realizar el test de Quadrant debido a fallos de conexión con el servidor.

Interfaz y apps: más fallos que virtudes

Hay pocas cosas que no entendamos a la hora de realizar una review de un móvil, y una de ellas es la implementación de una versión de Android completamente desactualizada.

Al encender el smartphone por primera vez, vimos que venía con Android 5.1.1 Lollipop de fábrica. Automáticamente saltó una actualización que esperábamos cambiase la susodicha versión. No fue así, lo cuál nos parece un punto muy negativo.

Por otra parte, encontramos bastantes detalles que nos han chocado, como el acceso a la multitarea desde el botón de “Atrás” (sí, tenemos botón “Opciones” en lugar de el de “Aplicaciones recientes”). Esto es algo que no nos ha gustado, como que a la hora de cerrar todas las apps la que estamos ejecutando en pantalla no se detenga. Si bien esto no es algo grave, ha cambiado la experiencia de manejo del sistema que acostumbramos a tener.

Nubia Z11 Mini: review de un móvil elegante

En cuanto a la capa, encontramos algunas aplicaciones de bloatware, como un navegador además del nativo, que se pueden desinstalar sin problema. La capa nos recuerda mucho a otras del mundo Android como EMUI o MIUI, pero en menús como el de ajustes encontramos una clara inspiración en el sistema iOS de los iPhone.

Eso sí, contamos con varias opciones que nos han parecido interesantes, como la captura de pantalla desde el sensor de huellas; que nos permite de forma nativa grabar la pantalla, realizar capturas panorámicas o recortadas a nuestro gusto. Por otro lado, tendremos la posibilidad de utilizar doble pantalla, permitiéndonos por ejemplo navegar por Twitter y ver un vídeo en YouTube.

Además, podremos configurar que al hacer algún gesto en un borde de la pantalla podamos realizar ciertas acciones como abrir una aplicación, al más puro estilo del software de los Galaxy Edge. Algo interesante, y a lo que nos hemos acostumbrado más fácilmente de lo esperado.

Conclusión: buen diseño y buen precio

El Nubia Z11 Mini es un ejercicio de diseño en toda regla para destacar dentro de la cada vez más disputada gama media. Y en este aspecto lo consigue con creces.

En el resto de apartados nos encontramos un teléfono que se sitúa a la altura de sus rivales generalmente, si bien aspectos como su pantalla o su memoria interna le harían salir victorioso en más de un enfrentamiento.

Si queremos un teléfono que rinda bien en la mayoría de situaciones, tenga una buena pantalla y un diseño exquisito; y no nos importa cargar con una autonomía algo justa y un software con algún fallo de optimización, el Nubia Z11 Mini es una muy buena opción para todo aquel que no quiera gastar mucho en un teléfono y no quiera renunciar a ciertas licencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here