No cabe duda de que el lanzamiento hace unos días de Google Keep, nueva herramienta para notas rápidas de Google, hizo que los ojos de todos se volviesen hacia Evernote, líder indiscutible en cuanto a productividad en dispositivos móviles, por el momento. Pese a que ambas aplicaciones no son comparables en potencia por el momento, hemos considerado que resultaría interesante ponerlos cara a cara y evaluar qué son y qué pueden llegar a ser.

No están a la altura, y procedo a explicarme, porque en Evernote hablamos ya de un producto o servicio maduro que tiene un target bastante definido en el mercado y una gran cuota de uso. Google Keep, por otro lado, aún suena a “otro experimento” de Google que puede acabar tarde o temprano con la notificación de cierre. No obstante, pese a la precariedad de opciones del segundo se le augura un buen futuro en combinación con otras herramientas del gigante de Mountain View.

Pasaremos a contar las bondades de uno y otro servicio y después haremos una comparativa entre ambos en los puntos vitales. Os invitamos a que participéis a través de los comentarios.

Evernote Banner

Evernote

Poco se puede decir sobre Evernote que no se haya dicho ya. Sin duda, el referente en cuanto a la gestión de notas y mejora de nuestra productividad en el mundo de los smartphones y también en la web, con versiones para todos los sistemas operativos actuales (Android, iOS, Blackberry y próximamente Windows Phone).

En Evernote crearemos una cuenta de usuario que servirá para que se mantengan sincronizados todos los dispositivos que utilicemos con dicha cuenta y que nos permitirán crear notas de texto, con imágenes adjuntas, con mensajes de voz e incluso con capturas realizadas desde la propia web. Estas notas pueden ser además agrupadas en libretas, al más puro estilo de las carpetas de un sistema operativo tradicional, para poder gestionarlas por bloques y de forma más organizada. Incluye además una herramienta, Clipper, que nos permite incluso el reconocimiento de texto incluido en las imágenes o capturas web que incluyamos en nuestras notas.

La aplicación y el servicio son gratuitos aunque con ciertas limitaciones. Las funciones más avanzadas, como la interacción con otros usuarios para la gestión de notas compartidas e incluso el volumen ilimitado de notas cargados mensualmente, requieren el paso por pagar el servicio Evernote Premium que cuesta 5 euros al mes ó 40 euros al año. El servicio Premium incluye la carga de archivos de hasta 1 Gb en total al mes, el acceso a las libretas sin conexión (sincronización local), búsqueda dentro de documentos e incluso de PDFs e incluso la posibilidad, de momento sólo en Android e iOS, de proteger la aplicación mediante un código PIN, protegiendo así nuestros archivos más importantes.

Google Keep Banner

Google Keep

Google Keep es la apuesta de Google por la gestión de notas en la nube y que, además, refuerza su línea de integración e interacción entre sus diferentes servicios. El almacenamiento de Google Keep es, como no podía ser de otra manera, Google Drive. Con ese centro de almacenamiento online que nos brinda hasta 5 Gb en su servicio gratuito, con Google Keep podremos crear notas de texto, de audio, de vídeo y fotografías tomadas en el momento o bien compartidas desde la galería de nuestro terminal.

La sincronización en servicios de Google es algo que habitualmente se obvia pero que siempre está presente. Con nuestra cuenta de Google, único requisito para poder hacer uso de Google Keep, conseguiremos que todas nuestras notas estén perfectamente actualizadas en cualquier dispositivo en que tengamos instalada la aplicación y, próximamente, también en nuestro navegador de internet a través de la futura extensión para navegadores Google Chrome.

La clasificación de notas en Google Keep es, a diferencia de otros servicios como Evernote o incluso Springpad, mediante colores. Si en Evernote podemos organizar libretas e incluso etiquetar las notas para operar desde distintas libretas, la organización en Google es mucho más visual y además los elementos se colocan por defecto en una ordenación por cascada al más puro estilo de los tableros de Pinterest.

Por ahora, Google Keep está todavía muy verde y, sin embargo, ya se atisban algunas características que podrían convertir esta nueva aplicación de Google en un peso pesado de su sector, sobre todo dentro del ecosistema de los terminales Android, como la compatibilidad con Google Calendar a la hora del reconocimiento de citas y de una futura integración con Google Now a efectos parecidos. Otra de las características que se mencionan poco de Google Keep es su compatibilidad con S Note, de Samsung, y la capacidad para sincronizar con las notas captadas desde esta aplicación, algo muy interesante dados los derroteros por los que discurre Samsung en estos momentos.

Vamos a analizar algunos de los puntos de Evernote y Google Keep para verlos sobre el terreno.

Integración en Android

Pese a que Evernote se encuentra en un estado mucho más avanzado y es una aplicación más completa, en parte gracias a su madurez, que Google Keep, el hecho de que Keep sea un producto de Google hace que gane en este punto por goleada. Los 5 Gb de almacenamiento que nos ofrece Drive nos proveen de un espacio bastante amplio para almacenar todo tipo de notas. Hay rumores incluso de que Keep funcionará como Docs y que las notas cargadas no ocuparán espacio de estos 5 Gb iniciales, algo que sería una auténtica bomba dadas las limitaciones de carga de la versión gratuita de Evernote.

Clasificación de notas

Sistemas diferentes y que deberían valer para según que gustos de forma igualitaria, pero que en la realidad no es así. La clasificación de colores de Google Keep es intuitiva y, sin embargo, bastante menos eficiente que la gestión de libretas y etiquetas de Evernote. El gigante de la productividad gana en esta ocasión, sobre todo en el terreno de los “heavy users” de aplicaciones de productividad. Nada puede superar, al menos de momento, a una buena gestión por libretas y etiquetas para almacenar y localizar de forma eficiente todo tipo de información que transformemos en notas a través de nuestra aplicación.

Capturas Google Keep

Funcionalidades de la propia aplicación

Aquí Evernote vuelve a arrasar gracias a las características antes descritas. Reconocimiento de texto en imágenes, búsqueda en el interior de documentos e incluso de archivos PDF, la propia gestión de carpetas y etiquetas… Evernote lo tiene todo a favor gracias a la experiencia. Y más aún con la última modificación de su app, actualizándose a la versión 5.0, que ha incluido otras funcionalidades enfocadas a las Moleskine y a la gestión interna de las notas como el haber agregado accesos rápidos.

Google Keep cuenta con la interesante integración con los servicios de Google que hemos comentado, como Google Calendar, Google Now y el propio Google Drive, pero que ahora mismo están demasiado verdes. Tal vez con algo de tiempo Google Keep consiga ponerse a la altura de su competidora en este terreno, Evernote, e incluso separarla. Pero actualmente es mucha la distancia que separa a ambas aplicaciones en cuanto a funcionalidad.

Seguridad y confianza

Ambas aplicaciones se encuentran con problemas en estos aspectos. Evernote sufrió hace bien poco un ataque informático que hizo que muchas de las contraseñas de sus cuentas quedasen al descubierto y tuvieron que informar a los usuarios de que tendrían que cambiar sus contraseñas por seguridad. Esto provocó desconfianza en el uso de una aplicación que siempre había asegurado la privacidad de los datos contenidos en la misma.

Anunciado el fin de Google Reader, la app se oculta en la Play Store

Google, por su parte, cerró recientemente Google Reader y la poca confianza de los usuarios en sus aplicaciones “satélite” puede desembocar en una tasa de adopción más lenta de lo habitual para su Google Keep del que nadie duda, sin embargo, de la seguridad de los datos que almacene, siendo Google, el gigante de los datos, quien está detrás del servicio. Otro punto en contra es que en la mente de sus usuarios aún permanece Google Notebook, otra aventura similar en el mundo de los datos rápidos en internet que acabó con el cierre del servicio.

El futuro de las aplicaciones

Evernote sigue creciendo y lo hace de forma adecuada. Tal vez la aparición de Google Keep haga que los desarrolladores se pongan un poco las pilas y la evolución del servicio sea más evidente a partir de ahora. No obstante, su aplicación es muy completa y más que capaz de satisfacer las necesidades de la gran mayoría de los usuarios que demanden el servicio de Evernote.

Google Keep, por su parte, evolucionará hasta formar parte de todos y cada uno de los servicios de Google, en especial dentro de Android, sistema operativo que ahora nos ocupa. El hecho de que las notas captadas a través de Keep puedan integrarse de forma perfecta con Calendar, Gmail, Now, Plus, Talk (o Babble) y demás hace que se prevea que pueda tener un futuro muy brillante en este sentido. Si es que Google decide mantenerla abierta.

Sin comentarios

Deja una respuesta