La moda de las pantallas curvas empieza a irse de las manos de algunos fabricantes. Aunque ojo, puede que lleguen a triunfar. Si hace un par de meses conocíamos a la variante del Galaxy Note 4, el Galaxy Edge, ahora parece que en el seno de la compañía coreana tiene dos cosas bastante claras. La primera es que el próximo terminal S de la casa será el S6. La segunda es que tendrá un hermano mellizo de pantalla curva que también tiene nombre. Se llamaría, pues no está confirmado aún, Samsung Galaxy S6 Edge y será una réplica más pequeña del Note Edge, basada en la familia S. Parece que las pantallas curvadas han llegado a Samsung para quedarse y es que al creador de Touchwiz le parecen una buena forma de innovar en un mercado, todo hay que decirlo, algo estancado en este sentido.

¿Os gustan las pantallas curvadas? En proyecto el Samsung Galaxy S6 Edge

Como decimos, la noticia es doble. Es la confirmación del futuro Samsung Galaxy S6 y también la llegada de una nueva pantalla curva. Todo forma parte de un proyecto interno de Samsung llamado Project Zero y que parece ser el que lidera el cambio del catálogo de la compañía. A la eliminación de gamas se está sumando la llegada de algunas nuevas, como las series A y E, y ahora también los dispositivos de pantalla curva. Todo hace pensar que el futuro Samsung Galaxy S6 Edge, cuyo nombre puede llegar a cambiar aunque parece poco probable, será también una edición limitada y que no se distribuirá a nivel mundial. No obstante, eso también se decía del Samsung Galaxy Edge y ha acabado llegando a España, así que ya no sabe uno qué pensar ni a quién creer.

Si este S6 Edge es un mellizo del Samsung Galaxy S6, como ha ocurrido con el Note 4, podemos asociarle los rumores que nos han llegado hasta ahora sobre el futuro S6 como su procesador Snapdragon 810 de 64 bits con variante Exynos 7420, su pantalla QHD, su cámara trasera de entre 16 y 20 megapíxeles, su cámara frontal de 5 megapíxeles o el hecho de partir de 32 GB de almacenamiento como mínimo.

Aunque queda para su presentación el Galaxy S6 ya empieza a gustarnos, siempre y cuando se solucione en excesivo consumo de batería de los paneles QHD. Todavía nos queda asimilar que tendremos una variante curva, un Samsung Galaxy S6 Edge al que aún no le encontramos demasiado sentido pero que acabará encajando, a buen seguro, en el futuro de la telefonía móvil.

Fuente SamMobile

 

3 comentarios

  1. Yo dudo que puedan aportar una experiencia de usuario positiva, al menos este tipo de curvaturas. Lo veo más una estrategia de marketing que otra cosa.

    • No he usado el Edge y por tanto no te puedo decir qué aplicación real puede tener esa pantalla, qué aporte. Pero para ser una estrategia de marketing se están demasiado mucha pasta, me parece a mí. Tengo la sensación de que van en serio.

      • Nose… Yo no veo mucha gente por ahí con un lg flex en el bolsillo, como tampoco creo que la veamos a ver con un edge. Hay que romper el hielo, y hacer ver que es una realidad esto de las pantallas curvas. Tal vez ya tengan un uso pensado para ellas. Tampoco tiene que ser una tecnología que triunfe. Sino hagamos memoria con lo que le pasó al 3d. Yo personalmente no las veo prácticas, a día de hoy tal y como nos las presentan

Deja una respuesta