Analizamos en profundidad el Oukitel K6000, un móvil con un diseño exquisito y una enorme batería de 6000 mAh adecuada para los que hacen un uso intenso.

Ya sabemos que marcas de móviles chinos hay muchas pero algunas intentan diferenciarse en aspectos concretos. Por ejemplo Oukitel, de la que ya analizamos el U10, se centra en el diseño, a veces con terminales parecidos a otros y a veces con iconografía propia.

Pero en otras ocasiones crea terminales centrados en apartados diferentes, siempre sin obviar el estético. Este es uno de esos casos y es que en la review del Oukitel K6000 vamos a hacer muchas referencias a su portentosa batería de 6000 mAh que no obstante también nos trae algún inconveniente.

Vídeo análisis

Os decimos qué es lo que nos ha parecido este modelo en nuestra experiencia diaria, usándolo como móvil único durante una semana.

Materiales, peso y dimensiones

El Oukitel K6000 es un terminal que llama la atención por su diseño, estando fabricado en metal y contando con una pantalla con curvatura 2.5 D. Teniendo en cuenta su precio podemos decir que este apartado es más que decente.

Oukitel K6000: análisis del móvil con batería eterna

Sin embargo hay un problema, o un potencial problema, y es su peso. El que se haya optado por una batería tan grande tiene su contrapartida en que deberemos llevar encima un terminal que supera los 200 gramos de peso, para que os hagáis una idea, más incluso que el iPhone 6S Plus que pesa 192 gramos. en concreto llegamos a los 208 gramos y se nota. Mucho.

El peso es el gran contra de este modelo

En la mano no es un terminal especialmente incómodo pero mantenerlo mucho tiempo levantado hace que se note demasiado su gramaje.

No nos ha gustado tampoco que los botones, hápticos, no sean retroiluminados lo que por la noche puede ser un poco molesto, y que no tengan feedback con vibración de forma nativa, aunque podemos activarlo en los ajustes.

Potencia y prestaciones

Potencia y prestaciones

La potencia de este modelo es contenida, para lograr un precio recortado y aunque el procesador es de cuatro núcleos a 1 GHz, mucho más bajo de lo que acostumbramos a usar. en concreto es un MTK6735. Sin embargo esto se ve paliado en parte por la inclusión de 2 GB de memoria RAM que hacen que la fluidez sea mayor que en otros modelos con el mismo chip.

Potencia y prestaciones

La memoria interna d 16 GB nos es más que suficiente teniendo en cuenta que quedan más de 12 GB libres y que tenemos ranura para microSD en caso de querer usarla. Hemos instalado juegos exigentes como Asphalt 8 o HearthStone y los hemos usado sin problema aunque obviamente no a plena potencia ya que había un lag lo suficientemente acusado como para querer bajar la calidad gráfica, lo mismo que pasaba en otros móviles como el Moto G 2015,

La cobertura que nos da es correcta e incluso contamos con la banda de 800 MHz en 4G para aquellos para los que este dato sea relevante.

Puede que alguien eche en falta el NFC, una carencia típica de los móviles chinos más económicos pero sí que tenemos radio FM y dual SIM.

Pantalla

Pantalla

La pantalla es de unas ya casi estándar 5.5 pulgadas y frente a resoluciones mayores se queda en 1280×720 píxeles lo que junto a otros factores ya mencionados hace que la batería, si cabe, dure aún más.

Hemos puesto a prueba la misma en reproducción de vídeos, juegos y más y no hemos tenido ningún problema, ni de veracidad de color ni de ángulos de visión, cosa de tener un panel IPS. Hemos echado en falta el soporte de Miravisión presente en otros móviles chinos, pero tampoco es algo grave.

Cámara

Cámara

Las cámaras de este móvil tienen unas cifras conocidas, de 13 y 5 Mpx detrás y delante pero hay que decir que es de forma interpolada y que corresponden a un sensor de 8 Mpx detrás y uno de 2 Mpx delante.

La calidad con buena luz no es mala, de hecho es más que aceptable pero hay un problema bastante común si el procesado no es bueno y es que el contraste entre luz y sombra es demasiado agresivo. Esto se puede solventar en teoría con el HDR pero en este caso es demasiado agresivo o artístico así que habrá que tirar de apps de terceros.

De noche la cosa se complica bastante y el ruido en las fotografías se nota bastante. Para el precio del terminal podemos entender que es normal pero no por eso dejamos de comentarlo.

Oukitel K6000 Autonomía

Autonomía

Entramos en el punto fuerte de este modelo ya que cuenta con una batería de 6000 mAh. Lo primero que tenemos que decir es que la velocidad de carga con el cargador de serie es muy buena, menos de 3 horas para una carga total y con 5 minutos podremos hablar más de 1 hora por teléfono.

Pero si algo nos ha llamado la atención es que podemos usar el terminal para cargar otros móviles mediante un pequeño adaptador USB OTG que se incluye en el paquete de venta.

La batería está a la altura del mítico Nokia 3310

La primera prueba de autonomía ha sido bajo red Wifi y con uso mixto ya que hemos realizado alguna llamada, alguna foto y algún SMS e incluso hemos jugado una partida a Asphalt 8 y otra a Leo`s Fortune además de varias a Fish Out of Water. Incluso hemos corrido los test de benchmarks del siguiente apartado. El resultado final ha sido de 11 horas de pantalla con 5 días completos de autonomía sin poner nunca el móvil en modo avión.

La segunda prueba ha sido básicamente con cobertura móvil y un uso muy diferente ya que aunque hemos usado también las redes sociales y apps de mensajería hemos estado escuchando podcasts durante casi cinco horas y haciendo bastantes fotos. Hemos llegado a las 8 horas de pantalla con 2 díasde autonomía.

Benchmarks

Benchmarks

Los test de benchmarks son menores en un dispositivo que ronda los 100 euros pero como siempre preferimos hacerlos y que luego no sean cruciales a que alguno de los lectores los eche de menos.

En Antutu, con la versión nueva, la 6.0, hemos logrado 23662 puntos mientras que en Quadrant nos quedamos en 8887. Por último, en el test doble de Geekbench 3 nos vamos a los 477 puntos en un núcleos y 1320 en múltiples núcleos.

Oukitel K6000 Autonomía

Interfaz y aplicaciones

Oukitel sigue apostando por no modificar en exceso la interfaz de Android y es algo que nos gusta. En este caso ni siquiera se ha cambiado la gestión de la multitarea más allá de la inclusión de un botón para cerrar todas las apps abiertas.

Sí que vemos un launcher diferentes sin cajón de aplicaciones, muy en la línea de los gustos chinos, pero es algo que podemos solventar con una app como Nova Launcher o cualquier otro reemplazo de escritorio para Android.

En los ajustes sí que vemos muchas opciones nuevas como la gestión de gestos con la pantalla apagada o el control de algunas partes de la interfaz pasando la mano por encima de la pantalla.

Las aplicaciones preinstaladas son un administrador de archivos, un gestor de batería, grabadora de voz, WhatsApp, Facebook y Twitter. No obstante hemos de decir que las tres redes sociales, aunque vienen de serie, se pueden desinstalar sin problema ninguno.

Conclusión

Conclusión

Estamos ante un terminal que valorará mucho un tipo de usuario concreto, los que requieren batería por encima de todas las cosas, y que no mirarán en demasía el resto por su potencia contenida y sobre todo elevado peso.

Este smartphone nos ha dejado muy buenas sensaciones y salvo por el peso hemos de decir que es un móvil recomendable para cualquiera ya que no falla de forma estrepitosa en nada.

Además, la batería del mismo es imponente y sólo podemos compararlo con otros rivales con amperaje similar entre los que podría destacar su hermano mayor el Oukitel K10000 con una batería de casi el doble de capacidad que irónicamente pesa menos.

Si os interesa podéis comprarlo en Everbuying, la tienda que nos lo ha cedido en este enlace.

Sin comentarios

Deja una respuesta