Analizamos un móvil android chino que nos ha recordado estéticamente al iPhone 6 Plus, el OUKITEL U10, un terminal bastante barato, menos de 200 euros.

Entrar en el mundo de los móviles chinos es entrar en un universo Android paralelo donde hay más propuestas de las que cualquier aficionado puede gestionar. Al menos cualquier aficionado humano.

Tras haber probado dos móviles que nos han gustado bastante, el Elephone P8000 y el Meizu M2 Note, volvemos a la carga con un análisis de un terminal de tierras orientales que podemos comprar por menos de 160 dólares.

El Oukitel U10 es un móvil que recuerda en diseño al iPhone 6 Plus y que nos ha gustado por muchísimos motivos pero que se nos ha quedado algo corto en uno importante.

Vídeo análisis

En el vídeo os mostramos nuestra experiencia tras una semana usando como móvil principal en Oukitel U10 y en la descripción del mismo os dejamos el enlace de compra.

Materiales y diseño

Lo primero que llama la atención de este terminal es su diseño, y es que recuerda bastante al iPhone 6 Plus sobre todo en al combinación que hemos elegido, con colores blanco y champán. Hay otro modelo gris menos lustroso.

Está fabricado completamente en metal y en la mano es realmente ergonómico gracias a la curvatura de sus bordes aunque la parte trasera sea completamente plana. Hay que decir que algunas personas a las que se lo hemos dejado han comentado que les parece algo resbaladizo pero en nuestro día día no hemos notado ese defecto.

OUKITEL U10: análisis de un móvil android con apariencia de iPhone 6 Plus

Esa sensación de comodidad se traslada a la pantalla que tiene lo que se ha venido a llamar vidrio 2.5 D, básicamente una ligerísima curva en los laterales mayores que hacen la experiencia de uso más cómoda.

En el apartado de diseño tenemos que comentar la primera pega y es que los tres botones hápticos que tiene el terminal están retroiluminados con una luz blanca tan tenue que en un principio pensábamos que no estaban serigrafiados. Cuando hay poca luz ambiental sí que notamos su presencia pero deberían estar mejor diseñados.

Peso y dimensiones

Peso y dimensiones

Como cualquier terminal con una pantalla de 5,5 pulgadas y botones que no se encuentran dentro de la misma el Oukitel U 10 es un móvil grande que además tiene un marco negro en pantalla que aumenta sus dimensiones.

No se os ha hecho más incómodo que otros móviles grandes como el Meizu M2 Note antes mencionado o el LG G4 pero definitivamente no es un móvil pasa usar siempre con una mano. Uno de los motivos es su grosor, de sólo 7.9 mm que llama la atención.

Destacar el peso contenido del mismo y es que tras soltar el Elephone P8000 los 167 gramos de este smartphone se nos antojan correctos.

Potencia y prestaciones

Potencia y prestaciones

La potencia de estos móviles viene dada por un hardware que es cada vez más un estándar. En este caso estamos ante un chip de 64 bits fabricado por Mediatek que corre a 1.3 GHz cada uno de sus ocho núcleos.

A ello hay que sumar los 3 GB de memoria RAM y los 16 GB de memoria interna, de los cuales tiene libres 11.37 GB para el usuario. Podemos usar tarjetas microSD de hasta 32 GB para tener más espacio.

El uso de juegos es fluido y correcto y sólo en los más exigentes vemos que no puede mover los gráfico al máximo de potencia, algo que comprendemos por el chip gráfico que lleva y que se le perdona por el precio.

Potencia y prestaciones

El ser Dual SIM y admitir microSD es algo también normal pero no por eso debemos dejar de mencionarlo ya que son pocos los móviles chinos que no tienen ya esta configuración.

En el apartado anecdótivo decir que no tiene NFC pero síHotKNot, la alternativa barata al NFC que no se usa mucho en occidente. LLeva también radio FM y un flash LED, algo importante para muchos usuarios.

Pantalla

Pantalla

La pantalla tiene una resolución de 1920×1080 píxeles en un panel de 5.5 pulgadas con tecnología de JDI, una marca japonesa creada por Hitachi, Toshiba y Sony.

La calidad de la misma es más que suficiente sin problemas ángulo de visión y hay que destacar positivamente el diseño del vidrio que la cubre con esa ligera curvatura en los bordes y negativamente por el marco negro que entendemos está ahí para minimizar los bordes blanco cuando está apagada dando la sensación de que el panel ocupa más superficie en el frontal de la que ocupa en realidad.

Eso sí, en exteriores deberemos poner el brillo alto para no tener problemas para ver lo que nos muestra.

Cámara

Cámara

Pese a que en la caja del móvil y en la configuración de la app vemos que indica 16 Mpx y 8 Mpx para la cámara trasera y delantera respectivamente la realidad es que esas cifras están interpoladas y los sensores son de 5 Mpx en la cámara delantera  y de 13 Mpx en la cámara trasera, la cual tiene un sensor firmado por Samsung al igual que sucedía en el Elephone P8000.

En el vídeo os hemos puesto como siempre ejemplos de lo que podemos obtener con los sensores incorporados y tenemos que decir algo que muchas veces decimos: no tiene una cámara como para elegir el terminal por la misma pero tampoco una que nos haga descartarlo.

Cámara

Con buena luz las fotografías son muy buenas y sólo pecan de un contraste algo elevado, aspecto que notarán sólo los más puristas. De noche flaquea como todas las cámaras pero mucho menos de lo que esperábamos. Muy sorprendidos en este sentido.

Para buscar una comparación decir que se encuentra un escalón por debajo de la del Elephone P8000 o Moto G 2015 y uno por encima de la del Meizu M2 Note si bien más cerca de los primero que de este último.

Autonomía

Autonomía

La batería de este modelo es de 2850 mAh lo que nos hace pensar que la autonomía no será uno de los puntos fuertes. El tiempo de carga es de 3 horas, nada espectacular ni especialmente malo pero los test de batería que hemos hechos nos han dado cifras peores que las de sus rivales. Y es su principal pnto débil.

En la primera prueba de batería lo hemos usado exclusivamente en 3G con un uso muy intenso de redes sociales. De hecho Fénix, la app de Android, ha sido la responsable del gasto de más del 10% de la batería. Hemos obtenido 26 horas de autonomía con un total de 2 horas de pantalla. Como vemos , por debajo de la media y de lo esperado.

En la segunda prueba de batería lo hemos usado exclusivamente en Wifi con un uso normal de llamadas, apps de mensajería y redes sociales. Hemos obtenido 30 horas de autonomía con un total de 2 horas de pantalla.

En ambos casos teníamos activado el brillo automático y la gestión inteligente de consumo en modo reposo.

En la tercera prueba de batería lo hemos usado de forma mixta en Wifi y 4G con brillo manual al 25% y hemos desactivado el modo de consumo inteligente en reposo. Hemos obtenido 24 horas de autonomía con un total de 3 horas de pantalla.

Está claro que el brillo automático no es demasiado bien gestionado y que el móvil puede darnos hasta 4 horas de pantalla en un día de uso si lo cargamos por las noches.

Benchmarks

Benchmarks

De nuevo ponemos a prueba un terminal con una potencia adecuada. El hardware era el mismo que testeamos en el Elephone P8000 y eso se ve en unos resultados de benchmarks casi clonados.

En Quadrant hemos obtenido 21667 puntos. En Geekbench 3 hemos llegado a los 2886 puntos en la prueba multinúcleo y a los 626 en la de un sólo núcleo. En Antutu, que nos ha dado 33277 puntos.

Como ya hemos dicho en algún caso estas cifras lo que nos cuentan es que para el día a día la potencia es más que suficiente e incluso podremos jugar a juegos exigentes siempre que no pretendamos exprimir al máximo los gráficos.

Interfaz

Interfaz

El U10 viene con Android 5.1 Lollipop, algo que agradecemos y la interfaz está ligeramente modificada en dos aspectos.

Por un lado tenemos Launcher3, un reemplazo de escritorio que no nos ha gustado especialmente pero que como siempre podemos cambiar por otro como Nova Launcher o Google Now Launcher sin mayor dificultad.

El otro cambio no se puede solucionar y es que la interfaz de la multitarea no es la normal de Lollipop. Ni similar a la de Android 4.4. Es una variante de la que hemos visto en Meizu con los iconos de las apps pero a pantalla completa. Es útil porque permite dejar apps corriendo de modo persistente o cerrarlas todas con un toque pero estéticamente deja mucho que desear.

Oukitel U 10 interfaz

El resto de la interfaz es la de Android puro: notificaciones, pantalla de bloqueo, ajustes, apps del sistema… a lo que Oukitel ha añadido tres tipos de gestos.

Los gestos de desbloqueo nos permiten lanzar apps desde la pantalla apagada, un acierto que nos da velocidad pero que se enfrentan al uso del sensor de huellas y es que si lo tenemos configurado deberemos desbloquear el móvil cuando hayamos realizado el gesto.

También tenemos los gestos de interfaz que nos permiten hacer una captura de pantalla, lanzar la cámara o modificar el volumen tocando con dos o tres dedos la pantalla.

Por último tenemos lo que Oukitel ha llamado Somatosensory que básicamente consiste en pasar canciones, fotos o páginas del escritorio sin tocar el móvil, simplemente pasando la mano por encima de la pantalla.

Aplicaciones preinstaladas

Aplicaciones preinstaladas

Como hemos dicho la interfaz de la multitarea es básicamente el único problema de software y las apps preinstaladas no son demasiadas en el U10:

  • Radio FM: la aplicación para escuchar la radio.
  • Actualizaciones: acceso a las actualizaciones OTA de OUKITEL.
  • Copia de seguridad: app para copiar nuestros datos a una microSD.
  • Administrador de archivos: gestor de archivos en el móvil.
  • Grabadora de sonido: app para grabar sonidos
  • Linterna: app para usar el flash a modo de linterna.

Aspectos distintivos

Aspectos distintivos

Las prestaciones que hemos visto en este móvil no son espectaculares y es algo que nos esperábamos al ser un terminal de 160 dólares pero hay algunas cosas que podemos destacar.

En el aspecto de diseño el uso del metal, los bordes redondeados y la pantalla ligeramente curvada merecen mención, nada similar por un precio parecido.

Pero si hay algo que destaque es el sensor de huellas. Hemos probado algunos como el del Elephone P8000 que directamente acabamos desactivando y aquí estamos en las antípodas. Hemos configurado varias veces el mismo dedo pero tenemos que decir que la precisión y efectividad de este sensor está a la altura del que hasta el momento era el que más nos había gustado, el del Huawei Ascend Mate 7.

El sensor del Oukitel U10 es preciso, bien colocado, puede usarse para desbloquear el terminal incluso con la pantalla apagada y también para proteger algunas aplicaciones concretas, no sólo el móvil.

Desde luego algo que destaca sobre cualquier rival de menos de 200 euros e incluso de 300.

Conclusión

Conclusión

Cada vez que analizamos un móvil chino nos tenemos que fijar mucho en su precio y es que las prestaciones que están aportando y la calidad de construcción han alcanzado, si no superado, a muchos rivales occidentales.

El Oukitel es un móvil con muchos puntos buenos. Podemos hablar de la calidad de materiales, de lo cómodo que es en la mano, de la más que correcta cámara de fotos, de la multitud de gestos para controlarlo o del más que buen sensor de huellas. Y todo eso con una RAM, ROM y procesador que serán más que suficientes para prácticamente cualquier usuario.

Tiene fallos, claro, como la estética de botones hápticos o la de la multitarea pero el único importante es su autonomía, del todo insuficiente con el brillo automático y sólo pasable con el brillo en modo manual. Eso sí, si eso no es un problema para ti el U10 es un móvil más que recomendable. Mucho más.

2 comentarios

Deja una respuesta