Primeras impresiones del Zopo Speed 8 desde el MWC

0

Hay tantos móviles en el MWC 2016 que resulta imposible hacerse una idea global de todos los que se pueden probar y manosear. De hecho, han sido tantos que perdimos la cuenta mucho antes de que concluyera el evento, manteniendo a unos cuantos en la memoria que se hicieron remarcables por alguna u otra razón. ¿Y cuál es la razón para que le dedicáramos un tiempo a tomar unas primeras impresiones del Zopo Speed 8? Queríamos comprobar de primera mano cuál era la evolución de este fabricante chino y saber si estaría a la altura de la gama media con potencia a la que apuntan. Y es un sí rotundo.

Aquí tenéis nuestro vídeo con el primer acercamiento al Zopo Speed 8: un móvil que, pese a tener un tacto que no podríamos calificar como “de alta calidad”, sí que se hace agradable al tacto dejando sin respiración ante los números que presenta en su hoja de especificaciones. ¿Queréis verlo con vuestros propios ojos? Dadle al play: no os arrepentiréis.

El Zopo Speed 8 por fuera

Ya lo decíamos antes del vídeo: este móvil sorprende por las especificaciones, dejando la miel en los labios si nos quedamos sólo con la última capa de la cebolla. Sin que esto resulte negativo, ojo: las líneas son suaves manteniendo un diseño con cierta “retirada” a la que tenía la gama Samsung Galaxy S3. Contraste de colores para el plástico con un acabado agradable para cara trasera fabricada en policarbonato, bastante pesado a pesar de los ligeros materiales… Y doble altavoz delantero que suena muy potente.

Primeras impresiones del Zopo Speed 8 desde el MWC

El Zopo Speed 8 apuesta por el USB tipo C de serie, quedando anclado a la zona inferior del móvil. Botones de volumen y encendido en el costado derecho con una cámara de 21 megapíxeles sobresaliendo de la cara trasera. Y con sensor de huellas también para esta zona, quedando en el centro de la parte superior siguiendo el estilo de los Huawei.

Las sensaciones no son malas por más que podrían ser mucho mejores, no ofreciendo ni imperfecciones a la vista ni tampoco al tacto. Está claro que tiene otros muchos compatriotas que apuestan por los acabados de metal como una demostración de fuerza en términos de diseño, pero Zopo opta por el caso contrario con el Speed 8: trata de ofrecer la mejor experiencia con un hardware de nota.

Funcionamiento del Zopo Speed 8

Primeras impresiones del Zopo Speed 8 desde el MWC

Algo habitual y que debemos dejar claro es que la unidad que probamos no es definitiva; por lo que, como suele ocurrir, el funcionamiento no iba todo lo suelto que debería teniendo algún bug y opciones recortadas. Aun así, el Zopo Speed 8 se mostró resuelto y sin complicaciones, haciendo de su Helio X20 y de sus 4 GB de memoria RAM dos de sus señas características. La pantalla de 5,5 pulgadas no destaca en exceso, careciendo de viveza y cumpliendo con lo mínimo que se espera de ella. Eso sí: con resolución Full HD para no penalizar la batería de 3600 mAh. Y con un almacenamiento más que suficiente si tenemos en cuenta que lleva Android 6.0 Marshmallow casi puro: 32 GB con posibilidad de expandirlo gracias a SD Cards de hasta 64 GB.

Primeras impresiones del Zopo Speed 8 desde el MWC

Botones en pantalla para el control del sistema, el doble altavoz delantero que mencionábamos antes y que sonaba con fuerza (más por la parte inferior que por la superior), una cámara que no pudimos probar porque no iba como debería… Vamos, que las sensaciones son muy positivas, pudiendo resumirlas con una frase: el Zopo Speed 8 es mucho más de lo que uno esperaría por la marca y el precio. Y con el rendimiento que promete el MediaTek Helio X20 moviendo todo el cotarro.

Conclusiones

Primeras impresiones del Zopo Speed 8 desde el MWC

Si tenéis la oportunidad de probar un Zopo Speed 8, hacedlo: seguramente os llevéis las mismas impresiones positivas que nos llevamos nosotros en el MWC 2016. Es un móvil cargado de potencia bruta que la equilibra con un resto de hardware al mismo nivel, penalizando ligeramente el diseño exterior sin que los acabados se aprecien de mala calidad. Un móvil con una muy buena relación calidad/precio que debería llegar por algo más de 300 euros. Y que no os acabaréis por más que tratéis de exprimirlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here