Problemas de los móviles Android con poca memoria RAM

Hablemos durante un rato de los problemas que podemos tener si nos compramos un móvil con poca memoria RAM, un móvil barato o muy antiguo, con la ejecución de aplicaciones y, sobre todo, con los juegos.

0

La avalancha de móviles Android que llega al mercado cada año es pasmosa, apabullante. Resulta casi imposible controlarlos todos y sin embargo todos siguen un patrón más o menos definido en función de a qué categoría quieran apuntar. Los gastos suelen ser los mismos para todos por lo que cuando un fabricante quiere lanzar un móvil barato, llega el tito Paco con los recortes y siempre en ciertos puntos más o menos localizados. Uno de ellos es, casi siempre, en el apartado de la memoria RAM. No veremos llegar a las tiendas una gama baja con 4GB de RAM por la sencilla razón de que sería un terminal muy desequilibrado y también por evitar su sobrecoste. La tentación de comprar móviles baratos siempre está ahí y hemos de saber a qué nos enfrentamos. Vamos a contaros los problemas de los móviles Android que tienen poca memoria RAM. Porque los hay.

La memoria RAM en Android

Antes de nada debemos saber cómo funciona la memoria RAM para ser conscientes del problema que supone tener poca. No quiere decir que vuestro móvil vaya a tener un mal funcionamiento pero sí que se verá ralentizado en muchas ocasiones, y he aquí el por qué.

Android y la gestión de la memoria RAM

La memoria RAM es la memoria de acceso rápido, es un trozo de memoria de los móviles y ordenadores (y relojes, y lavadoras inteligentes, y puede que algunos mamíferos) que se llena con la información de la aplicación que tengamos abierta en ese momento, y con información de otras aplicaciones que siguen abiertas en segundo plano. Así se gana velocidad por no tener que estar leyendo constantemente el almacenamiento interno así que los datos que las aplicaciones necesitan tener más a mano van a la RAM. Ésta se descarga cuando hace falta más memoria para otro proceso o cuando la aplicación se cierra.

Android gestiona él mismo la memoria RAM, de ahí que desaconsejemos siempre utilizar programas que se dediquen a limpiarla, pues es el propio sistema el que decide qué procesos llevan más tiempo detenidos o qué procesos usamos menos. De hecho, es bastante eficiente en este sentido. Android que comprueba qué necesitamos y lo gestiona en consecuencia. Pese a todo lo que os puedan decir, la memoria RAM es más efectiva cuando está llena. Si una aplicación se cargase completamente en memoria, sin necesitar acceder al almacenamiento interno del teléfono, funcionaría de forma mucho más veloz. Tened eso siempre presente.

Task Killers

Problemas de los móviles Android con poca memoria RAM

Sabiendo esto, ¿qué problemas podemos tener si tenemos poca RAM? Seguro que habéis leído quejas en algunos usuarios de que ésta o aquella aplicación se le cierra cuando está en segundo plano. “Estaba jugando a un juego, salí a leer un whatsapp y cuando volví se había reiniciado el nivel”. Esto, pese a las leyendas populares, no es problema del desarrollador del juego, ni tan siquiera problema de Android. Es problema de que el móvil tiene poca memoria RAM y cuando el móvil necesita cargar la aplicación de mensajería (Whatsapp en este caso), ha de vaciar la RAM porque está hasta los topes. ¿Quién lo paga? El juego. Al descargar el juego de la RAM, y tener que volver a cargarlo luego cuando volvemos a él, es como si lo hubiésemos cerrado y vuelto a abrir. De hecho, el móvil nos ha cerrado el juego por necesidad y lo ha abierto otra vez cuando se lo hemos pedido.

No sólo pasa con los juegos aunque éstos, por su forma de almacenar la información, su enorme carga gráfica y el hecho de que cuenten con introducción, menús y demás, son los primeros que nos hacen darnos cuenta de que algo ha ido mal, de que se han cerrado. También se cierran aplicaciones y sufre el propio launcher del sistema operativo. ¿No os pasa alguna vez que cuando volvéis al escritorio hay algunos iconos sin mostrarse? A los pocos segundos aparecen de nuevo, claro, y eso es el sistema volviendo a cargarlos en memoria. Porque todo lo que se muestra en pantalla está cargado en la memoria RAM.

La memoria RAM de Matrix

Conclusión, culpad a la RAM

Así que si notáis que vuestro móvil va muy lento, que os cierra aplicaciones en segundo plano o que tiene algunos errores en la carga de imágenes o iconos al volver al escritorio, vuestro problema está en que tenéis poca memoria RAM. Y la solución para eso, me temo, está en cambiar de móvil, pues la emulación de memoria RAM a partir del almacenamiento interno nunca será tan veloz como la aplicación requerirá y al final tendremos lo mismo, saltos en la ejecución y cierres inesperados.

¿Cuánta memoria RAM es aceptable? El sistema operativo avanza y pese a que gestiona mejor las cantidades pequeñas de RAM, cuanta más le demos más feliz será. Con las aplicaciones pasa igual, tienden a pesar más, ser más elaboradas y exigir más memoria. A día de hoy, 2GB de RAM es una cifra aceptable e incluso recomendable para no tener problemas de cierres de aplicaciones ni ralentizaciones por culpa directa de la memoria RAM. El año que viene, quién sabe si no serán 3GB los necesarios para garantizar esa fluidez.

Otro tema, que debe ser tratado en otra ocasión, es el de la velocidad de la memoria RAM que tengamos instalada. Porque tener muchos GB no significa tampoco obtener mayor rendimiento. Que se lo pregunten a los que tienen 2GB LPDDR4 y a los que tienen 3GB LPDDR3. Mucho más veloces los primeros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here