En el baile de especificaciones de los terminales que estamos viviendo actualmente y sobre todo en los momentos en los que se presentan moviles nuevos, hay un concepto, la RAM que se nombra en infinidad de veces, pero… ¿sabemos qué es realmente la RAM? ¿Para qué sirve? ¿Es importante? En este post os vamos a aclarar estas preguntas y os mostraremos aplicaciones que nos permiten cerrar aplicaciones en Android.

RAM son las siglas de Random Access Memory y es un tipo de memoria que nos permite acceder a cualquier byte sin tener que pasar por los anteriores. Esta memoria es extremadamente rápida y necesita un flujo continuo de energía para poder mantener los bytes ocupados, es decir, cuando deja de llegarle electricidad se borra. La memoria se usa sobre todo para almacenar procesos que están en ejecución y requieren “permanecer abiertos” para un acceso más rápido. Android lo usa sobre todo para mantener en ella las aplicaciones que están en ejecución.

Android, como Linux que es, tiene la filosofía de Unused RAM is wasted RAM (RAM no usada es RAM desperdiciada) y por ello nuestro terminal siempre suele tener, si no toda la RAM ocupada, sí su amplia mayoría. Y en esta parte entran los Administradores de tareas o, como también se les conoce, Task Killers. Son programas que en el Google Play abundan y cuya función es darnos información sobre qué procesos están en ejecución en nuestra memoria RAM y permitirnos administrarla. Por ello podremos eliminar procesos, hacerlos persistentes en la memoria, vetarlos si es lo que queremos y un sinfín de acciones más.

Advanced Task Manager

Advanced Task Manager

Esta aplicación es muy completa y además de la gestión de la RAM nos permitirá realizar otras funciones. Nada más abrirla nos mostrará información general acerca de la memoria del dispositivo, el nivel de carga y cuatro ventanas con cuatro accesos directos a sus funciones.

Entrando en Applications será suficiente para ver todas las funciones que el programa nos facilita. Una pantalla organizada en cuatro pestañas:

  • Unistall: Desde esta pantalla podremos eliminar aplicaciones del teléfono como queramos. Lo interesante de hacerlo desde aquí es que no eliminaremos de una en una, sino que si nuestra intención es borrar varias a la vez, podremos seleccionarlas todas al mismo tiempo y pulsar en Uninstall y todas de golpe quedarán borradas. Un atajo interesante para los que más trastean con sus aparatos.
  • SD Card: Aquí veremos todas las aplicaciones que tenemos instaladas y que están almacenadas en la tarjeta SD. Podremos moverlas al teléfono si es lo que queremos, pero al igual que con el apartado anterior, lo más interesante es que no tendremos que hacerlo de una en una, sino que podremos seleccionar las que queramos y moverlas de golpe automáticamente.
  • Phone: Es lo mismo que SD Card, pero al revés. Aquí visualizaremos todas las aplicaciones almacenadas en la memoria del teléfono y podremos trasladarlas de una en una o varias a la vez a la tarjeta de memoria.
  • Running: Y es en esta pantalla donde podremos gestionar la RAM del terminal. Se nos presenta en una sencilla interfaz y acorde con la estética de la aplicación. Un listado de procesos en ejecución que podremos manipular. En la parte inferior veremos tres botones con los que podremos refrescar la lista, terminar con un proceso o eliminarlos todos de golpe. Podremos seleccionar los que queramos eliminar a la vez. Desde esta pantalla también tendremos la posibilidad de meterlos como exclusiones. Con esto lograremos que ese proceso no se elimine cuando pulsemos el botón de eliminar todos.

Podremos poner en la pantalla de inicio de nuestro móvil un widget que al pulsar eliminará todos los procesos a excepción de los que estén en la lista de excluidos.

Una aplicación interesante, completa y simple que cumple con su cometido. Tiene dos versiones:

Clean Master

Clean Master

Una aplicación que muestra una interfaz muy depurada. Al abrirla veremos un resumen de la memoria usada y disponible tanto en el terminal como en la tarjeta externa. Además podremos ver cuatro accesos directos a las cuatro principales tareas que podremos hacer con la aplicación.

  • Historial: Esta función es interesante y no la incluye ninguno de estos programas. Es una utilidad con la que podremos eliminar archivos muertos o huérfanos que tengamos en nuestro terminal. No afecta a la memoria RAM, sino a la de almacenamiento (ROM) y también podremos deshacernos de las carpetas vacías y archivos que por su tamaño quizás consideremos que no es necesario tener almacenados en nuestro movil.
  • Privacidad: Otra curiosidad que nos ofrece esta aplicación. Al pulsar sobre este botón nos mostrará todas las cookies, historiales, contraseñas, ajustes y demás datos privados que nuestro terminal almacene. Desde aquí podremos seleccionar cuales nos interesa o no tener. Registro de llamadas, busquedas, conversaciones, mensajería, etc. Esto llama la atención por que son datos que quizás no seamos conscientes de que nuestro móvil los tiene almacenados.
  • Tareas: Desde esta pestaña es donde podremos gestionar la RAM. Se nos muestra una barra con la relación de RAM disponible y utilizada. Una lista de aplicaciones con un stick cada una desde la que podremos marcar cual o cuales queremos eliminar de la memoria. No hay más, sencillez y efectividad.
  • APP Manager: Simplemente un desinstalador de aplicaciones. También nos permitirá pasarlas a la memoria externa.

Este programa está disponible de forma gratuita:

Automatic Task Killer

Automatic Task Killer

Una de las aplicaciones más sencilla que podremos encontrar. No es un conjunto de herramientas como las anteriores. Aquí únicamente podremos gestionar la RAM. Al iniciar la aplicación se nos mostrará una lista con los procesos que estén funcionando y un botón para refrescar la lista. Podremos seleccionar una o varias y pulsar sobre el botón situado en la parte inferior Kill selected tras lo cual los procesos de esas aplicaciones quedarán eliminados.

Pulsando en el botón menú veremos las aplicaciones que queremos que aparezcan en la lista de posibles procesos eliminables, de manera que si quitamos alguna de esas aplicaciones éstas quedarán excluidas y no podremos eliminarlas. Con esto conseguimos que aquellos procesos que conocemos y no queremos que dejen de funcionar en ningún momento se mantengan.

También podremos activar una opción con la que en la barra de notificaciones aparecería un icono con el que podremos matar los procesos de manera automática sin tener que entrar en la aplicación.

La tenemos disponibles en la tienda de manera gratuita:

Advanced Task Killer

Advanced Task Killer

Al estilo de la anterior. No hace un gran alarde de opciones pero hace bien lo que se le pide. Entramos y tenemos la lista de las aplicaciones que podremos eliminar de la memoria RAM. Una, varias o todas de golpe mediante un gran botón que se nos muestra en la parte superior de la pantalla. Esta aplicación no necesita ser refrescada y lo hace de manera automática.

Dispondremos también de la lista de ignorados. Las aplicaciones que figuren en esta lista serán excluidos a la hora de eliminar las aplicaciones. También podremos elegir la acción que el programa realizará cuando pulsemos sobre una aplicación de la lista de eliminables: Eliminarla, ejecutarla, ignorarla, seleccionarla o deseleccionarla y forzar su detención (congelar el proceso, que no es como eliminarlo pero si que detiene sus acciones).

Podremos elegir también al nivel de Auto Kill, que es cuando la propia aplicación elige de manera autónoma cerrar determinados procesos: Podremos desactivarla, hacerlo de forma segura (cuando una aplicación no esté funcionando en ese preciso instante), agresivo (eliminarla esté haciendo lo que esté haciendo pero sin comprometer el sistema) y Crazy (como la agresiva pero sin importar si se compromete o no el funcionamiento del terminal, algo nada recomendable). Dispone de widget para matar procesos.

Tenemos dos versiones en la tienda.

TasKiller

TasKiller

Muy parecido a los dos anteriores. Cuando entramos nos encontramos una cuadrícula con los procesos abiertos en ese preciso instante y los va refrescando en directo para tener una lista siempre actualizada. Cuando pulsamos sobre una nos da tres opciones, que son las de matar, ignorar y ejecutar. Si seleccionamos la opción de ignorar automáticamente desaparecerá de la lista. En la parte superior de la pantalla hay un botón con el logo de la aplicación con el que podremos eliminar todos los procesos a la vez.

En el menú de opciones tenemos una posibilidad que ninguna otra aplicación de estas nos da, y es poder instalarle temas y tener diferentes estéticas en el menú. En cuanto al resto de opciones no son extensas, pudiendo elegir el tamaño de los iconos, ver la lista de procesos ignorados, verlos en forma de lista y no de cuadrícula, que la aplicación mate procesos de manera automática y eliminar con tan solo un click. También dispone de un widget.

Está disponible en la tienda y tiene dos versiones:

Task Manager

Task Manager

Sencilla e intuitiva como las anteriores. Una lista con los procesos abiertos y tres botones en la parte superior. Uno para deseleccionarlos todos, otro para refrescar la lista y otro para cerrar los procesos seleccionados.

Dispondremos también de una lista de ignorados y la posibilidad de que la propia aplicación mate los procesos que considere más cargantes o que no se estén usando o simplemente que estén en segundo plano.

Dispone de widget con el que podremos eliminar las aplicaciones en funcionamiento que no formen parte de la lista de ignoradas o simplemente ejecutar la aplicación Task Manager.

Estña disponible en la tienda de manera gratuita:

Hay un eterno debate sobre la utilidad de estos programas. Hay que recalcar que cuando decidimos matar un proceso, tenemos que tener claro qué es y por qué tenemos que borrarlo. Y es que si lo hacemos de manera indiscriminada podremos eliminar tareas necesarias para el correcto funcionamiento del móvil o una alarma. También puede ser que al salir de una aplicación que requiere del uso del GPS éste se mantenga porque la aplicación se ha quedado funcionando en segundo plano y eso, al cabo de 3 horas, nos suponga un disgusto en el gasto de la batería y entonces pensemos lo útil que nos hubiera sido haber matado ese proceso en el momento adecuado.

Alguna de las aplicaciones anteriormente mostradas tienen la función de matar los procesos de manera automática, y eso es algo que el propio Android ya hace por cuenta propia sin tener que darle instrucciones. La gestión de la RAM que tiene el sistema operativo es, en términos generales, muy eficiente y por ello no recomendamos activar esta función.

1 comentario

  1. El eterno dilema. El problema es que.las.aplicaciones en segundo plano además de ocupar RAM también pueden ocupar ciclos de CPU, por lo que pueden ralentizar el sistema.
    Esto no es gran problema para las Cpus multinucleo, pero.si para.los.terminales más modestos.
    Yo personalmente uso.task manager siempre teniendo.claro los procesos que se.cierran.

Deja una respuesta