Vamos a charlar un rato, dejadme que os cuente qué quiero ver en el futuro Samsung Galaxy Note 5. Desde el procesador a la cámara pasando por memorias y pantalla, y algunos extras.

Ya hemos entrado en julio y por tanto se ha vendido todo el pescado en lo que respecta a la primera mitad de 2015. Los ojos, llegado este momento, se posan en el segundo tramo del año y ahí es donde aparecen smartphones del nivel del iPhone 6s y del Samsung Galaxy Note 5, con invitados especiales como el Moto X 2015 o el OnePlus 2. Lejos estamos de unas presentaciones y más cerca de otras y puede que sea hora de hacer una carta a los Reyes Magos de Samsung para contarles qué espero de su futuro phablet, actual líder de la categoría, en cuanto a características, a potencia, a fuerza bruta. Sobre todo después de que el Galaxy S6 y el Edge hayan devuelto a Samsung al camino de la ilusión, alejándolo de la esencia gris en la que se hallaba envuelto.

Así pues, aquí os voy a contar qué espero yo del Samsung Galaxy Note 5. A nivel de hardware, claro. A nivel de software supongo que veremos una evolución de la capa más descargada del S6 pero con los añadidos para el S Pen. Por favor, Samsung, no la cagues aquí.

Exynos 7 Octa

El procesador: marchando una de Exynos

Podría decir a estas alturas que quiero ver al Samsung Galaxy Note 5 movido por un Snapdragon 820, la evolución de un desastroso 810 en cuanto a temperatura que ya se atisba en el futuro del fabricante de chips. Podría decirlo pero no sería lo que espero. El Exynos que equipan los S6 y S6 Edge es tan increíble que confío que sea una evolución de éste la que aparezca dentro del gigante del S Pen. La madurez de los chips de Sammy ha llegado y es el momento de explotarla. Tal es su efectividad y eficiencia que la propia Samsung puede acabar fabricando parte del repertorio de Qualcomm. De locos.

Memorias: 4GB y 32GB, claro

Si los S6 y S6 Edge han dado ya el salto a los 3GB de RAM y su rendimiento justifica su presencia, ¿no es el momento de que el Samsung Galaxy Note 5 llegue con 4GB de RAM? Sobre todo sabiendo que la capa Touchwiz es más recargada en los Note debido a todas las funciones adicionales para su S Pen. Si le damos un poco más de comer, no pasaría nada. En cuanto al almacenamiento interno, el Note 3 y el S6 ya cuenta con 32GB de base por lo que la continuidad en el Note 5 parece lógica. Lo que no sé es si llegaré a ver un salto hasta los 256GB y prescindiendo del modelo de 64 o del de 128GB. Lo que yo desearía es 32, 64 y 256GB con este último modelo en la categoría Premium, pero tendremos 128GB de nuevo, casi con total seguridad.

Samsung Galaxy Note 4

Pantalla: no merece la pena cambiarla

Si Samsung ha alcanzado la madurez en la fabricación de chips, a la de las pantallas llegó algo antes. El Samsung Galaxy Note 4 ya tenía un panel de 5,7 pulgadas con resolución QHD bastante brillante en todos los sentidos y que ha sido evolucionado para llevarlo a las 5,1 pulgadas de los S6 y S6 Edge. No espero cambios en este sentido aunque quizá sí la aplicación del aprendizaje que les llevó a las pantallas de los nuevos smartphones. Hay que tener en cuenta además que hay noticias que apuntan a que no veremos 4K en móviles todavía por lo que repetir el modelo de 5,7 pulgadas con resolución QHD se antoja probable. No olvidemos tampoco que las Gear VR están ahí. No me atrevería a decir que son compatibles con smartphones mayores de 5,7 pulgadas pero por si acaso, mejor no tocar la diagonal.

Las Gear VR pueden limitar el crecimiento de la pantalla del Note 5, e incluso frenarlo

Cámara: aprendiendo del S6

Aquí llego a uno de los quid de la cuestión, la evolución de la cámara. No son pocas las quejas de que el Note 4 ha sido dejado atrás demasiado pronto por el tremendo salto de calidad experimentado en el S6 y el S6 Edge. Puede que eso propicie que el Samsung Galaxy Note 5 herede el sensor del Galaxy S6 o que incluso lo lleve un poco más allá. Y ya puestos, pido también una evolución del sensor frontal. Como esto es una carta a los Reyes Magos de Samsung, ¿puedo pedir 20 megapíxeles en la parte trasera y 8 megapíxeles en la parte frontal? Por supuesto, aperturas f/1.9. Quiero luz, mucha luz. Y RAW, Samsung, quiero RAW, haz el favor de ponerte firme en este aspecto que en LG te comen la tostada.

Samsung Galaxy Note 4

Algunas características menos ‘pedibles’

El Note 4 no contaba con carga inalámbrica y el S6 sí la ha incluido. Es por tanto lógico pensar que el Galaxy Note 5 la incorporará, pero por si acaso yo la pido. Y sí algo que ha unido a los dos modelos anteriores, la carga rápida. Es por ello que también confío en que la carga rápida esté presente, al nivel del S6 y el S6 Edge o un poco más allá. También, y como pedir es gratis, quiero que se impermeabilice. Quiero un Note 5 sumergible y lo quiero para ayer. Dadas las características y la versatilidad de un terminal como un Note, sumar la IP68 parece un movimiento más que lógico y que aportaría otro valor diferenciador más para seguir en la cresta de la ola.

Aquí está mi lista, mi carta, mis características deseadas para el futuro Samsung Galaxy Note 5 que podría llegar incluso en agosto. Ojo con eso que quedaría menos tiempo del que estimamos todos.

Sin comentarios

Deja una respuesta