Os mostramos qué aspectos del negocio de Xiaomi pueden encajar con un futuro modelo de bq, fabricante español de lectores electrónicos, smartphones y tablets Android que puede fijarse en el éxito de los chinos para replicar su estrategia.

El caso de Xiaomi es digno de estudio. Una empresa nacida hace tres días, como quien dice, y que actualmente cuenta con unos volúmenes de venta y fabricación que son la envidia de muchos participantes en este juego mundial que es la tecnología. Los chinos han conseguido unas cotas de valoración entre sus usuarios que nos gustaría ver replicadas en otro fabricante de la competencia que además es español. Hablamos, claro está, de bq readers, conocido popularmente como bq, a secas. Los chicos de bq, ahora con la última de sus gamas a la venta, la serie M de la que ya hemos sabido los precios, bien podrían aprender algunas cosas de cómo ha desarrollado Xiaomi su modelo de negocio para así conseguir tanto su cuota de crecimiento, aunque se antoja difícil replicar un hecho como éste, como la forma en que el mundo mira hacia la marca china.

Qué debería aprender bq de Xiaomi para mejorar su modelo

1. Aumentar la vida de cada terminal con actualizaciones

Uno de los grandes éxitos de Xiaomi es sin duda la vida que imprime a cada uno de sus dispositivos. Hablamos siempre en términos de actualizaciones pues son éstas y no otros factores las que producen en sus usuarios la sensación de seguir arropados por la marca, de que ésta sigue preocupándose por sus dispositivos pese a tenerlos ya varios años en su poder. Mientras que la media en Android se sitúa en torno a los 18 meses, aunque ahora Google quiere aumentarla, en Xiaomi la media supera los 3 años. 36 meses como 36 soles que hacen que los usuarios compren con mayor seguridad y además les ayuda a abaratar costes, pues pueden tener el mismo modelo a la venta durante más tiempo.

Mantener tus terminales más tiempo que la competencia aumenta tu reputación

bq, con su actual gama M, está superando ya la renovación anual de sus familias. Con ésta introduce 9 nuevos dispositivos en el mercado y los más antiguos van ya liquidándose. Si mantuviese un ritmo más bajo y prolongase la vida de los más antiguos, gracias sobre todo a que sus versiones de Android son prácticamente AOSP, obtendría más aprecio de sus usuarios.

2. Los beneficios de un buen ‘naming’

Cuando vas a comprar un Xiaomi, sabes de qué modelo estás hablando con leer su nombre. Si conoces su catálogo, claro. Tienes los Redmi, los Hongmi, los MiX, los Mi Note. En el caso de bq esto no sucede y sus gamas se entremezclan en una amalgama de números y letras que no ayuda mucho a situarse a quien pretende comprarlos. ¿Qué es mejor, la serie E o la M? Ayudaría que bq se sentase con su departamento de marketing y fijase un nombre para cada categoría, un nombre que además le permitiese iterar en cada generación e ir ganando imagen de marca para sus gamas mejor valoradas.

El naming es más importante de lo que parece y aunque Xiaomi parece darle su lugar a cada una de sus gamas, bq se centra en resaltar su propia marca. Algo que a la larga produce confusión y que no está demostrado que vaya a generar más beneficios que un catálogo ordenado que te permita evolucionar de forma reconocible.

Qué debería aprender bq de Xiaomi para mejorar su modelo

3. Reducir la venta sólo al sistema online

Puede parecer una tontería pero Xiaomi ahorra muchísimo dinero manteniendo sus productos únicamente en su sitio web. Ahora, sin embargo, ha variado el modelo con su llegada a India, pero hasta el momento había obtenido no pocos beneficios en su país natal. El sistema de venta online ahorra márgenes y permite el trato directo de la marca con sus usuarios. bq, como el resto de fabricantes salvo algunos muy contados, comercializa sus productos principalmente a través de mayoristas. Comercializar a través de mayoristas hace que sus costes aumenten y también que la relación con el cliente se enfríe. Si sólo hablas con tu público cuando media tu departamento de atención al cliente y de averías, no puedes forjar una relación del nivel de la que mantienen los compradores de Xiaomi. Esta relación es más importante de lo que parece.

Claro que prescindir de los canales tradicionales de distribución sería un riesgo, sobre todo con el modelo de compra de gadgets que tenemos en España, y también en Europa, pero quizá una alianza con Amazon y Rakuten, pesos pesados en el comercio electrónico, podría hacer que triunfase.

4. Accesorios propios

Sí, los accesorios de Xiaomi, como prácticamente todos los presentes en Android, son compatibles con cualquier otro dispositivo. Incluso yo uso un altavoz Bluetooth de Xiaomi en mi Macbook Pro. El modelo de Apple no conviene en absoluto pero tener presencia sí es importante. Xiaomi no sólo cuenta con fundas para smartphones y tablets, algo que parece bastante lógico teniendo en cuenta el mercado en el que se mueve, sino también con auriculares, altavoces, baterías externas e incluso merchandising personalizado.

Ampliar tu rango de productos hace que aumenten tus posibilidades de que tu público sepa qué eres capaz de hacer

Este material, siempre que se fabrique con buen gusto y calidad, beneficia enormemente a la marca. Hay que tener presencia y si no puedes entrar por un smartphone, porque ganarse la confianza necesaria para que te elijan en un cambio de móvil es complicado, hazlo por un accesorio que sea durable y que tenga buena experiencia de uso. Posiblemente, tras esto, tu nombre entre en las quinielas para una futura compra.

Con estos consejos creemos que bq mejoraría de forma notable. Como siempre, los negocios son los negocios y cada empresa enfoca su modelo desde su propia perspectiva. No obstante, observar y aprender de los que triunfan nunca ha sido una mala técnica. bq es un fabricante cada vez más fuerte pero, ¿a quién no le interesa mejorar?

1 comentario

Deja una respuesta