Tanto da que se trate de un móvil de altísima gama como de uno más accesible: todos sufrimos un infarto cuando, por un desliz, se nos resbala de las manos y cae de lleno contra el suelo. ¿Os lo habéis imaginado? Pues seguro que os habrá recorrido la espalda un escalofrío, siendo una de las peores pesadillas. ¿Os ha ocurrido? ¿Habéis visto como el cristal de vuestra pantalla se agrietaba haciendo casi imposible su uso? De hecho, podrían darse tres casos: que sólo se hubiese roto el cristal superior de la pantalla, siendo posible seguir usándola; que se haya roto el panel digitalizador, debiendo repararlo al ser imposible utilizar un móvil táctil; y tercero, se podría romper el panel LCD o AMOLED, que es lo que muestra las imágenes en pantalla. Además, podréis sufrir el combo, rompiéndose los tres o dos. Pero, en todos los casos, se hará casi imprescindible un recambio. Al menos por estética…

pantalla rota en Android

Tenemos la pantalla rota de nuestro móvil Android. Después de lamentar mil veces nuestra torpeza, de reprimir las ganas de rematar al smartphone estrellándolo con rabia contra el suelo y de, como es lógico, aguantar las lágrimas por el daño que ha sufrido nuestro querido gadget, toca poner soluciones para resolver el desaguisado. Siempre y cuando no pueda usarse el teléfono, que hay veces que no merece la pena repararlo.

Empecemos con el tema: ¿cómo reparar una pantalla rota? ¿Qué pasos hay que dar para repararla con suficiente garantía? Bien: primero hemos de identificar la avería, teniendo casi siempre la misma reparación. Con la tecnología tan compacta de los teléfonos móviles, la pantalla viene de una pieza junto al panel digitalizador y a la protección de cristal de la zona visible del teléfono, encajando en ocasiones también los marcos. ¿Qué significa esto? Que la reparación siempre suele ser la misma: cambiar esta pieza compuesta. Da igual que sea un móvil de gama alta, de gama media, un terminal de marca o uno chino: la reparación de una pantalla rota en Android irá aparejada del cambio total del panel. Y, al ser una única pieza, suele ser mucho más fácil de cambiar de lo que parece. Remarquemos lo de “suele”, porque hay muchas excepciones.

Primero: soluciones oficiales

 pantalla rota en Android

Lo normal es que los fabricantes no cubran una pantalla rota en sus garantías, por lo que nos va a tocar pagarla sí o sí. No obstante, puede darse el caso de que sí que quede garantizada, por lo que hay que asegurarse antes de hacer nada. Además, al menos en el caso de que hayamos pedido el móvil a una operadora, quizá ésta nos haya colado un seguro contra accidentes, por lo que quedaría cubierta la pantalla rota (por lo general, que luego habrá que ver las cláusulas de cada seguro).

Vale, no hay más solución que abonar la reparación de nuestro bolsillo. ¿Dónde llevar el teléfono? Quizá se os pase por la cabeza llevarlo al servicio técnico original, no obstante es donde, en teoría, mejor lo sabrán hacer. Aunque ya os aseguramos una cosa: el servicio técnico es lo más caro que vais a encontrar, por lo que hay veces que no vale la pena. Es cierto que son los únicos que os van a garantizar la reparación de manera oficial, pero, al ser una única pieza lo que hay que cambiar, tampoco entraña demasiado problema.

pantalla rota en Android

Dejando de lado las generalidades, hay teléfonos con los que hay que tratar de manera muy especial a la hora de cambiarles la pantalla. Todos los que sean resistentes al agua de Sony, por ejemplo: para retirar la pantalla hay que calentarla despegando el adhesivo, siendo muy difícil dejar el móvil completamente estanco. Si el teléfono carece de batería extraíble, de tornillos visibles o su índice de reparabilidad es bajo… Seguramente tendréis que desmontar la pantalla de la misma manera: pistola de calor, ventosa y mucho cuidado a la hora de calentar y de despegar. Ante esta situación ni lo dudéis: servicio técnico oficial. O…

Segundo: reparaciones por especialistas no oficiales

Los móviles son como los coches: hay mecánicos paralelos mucho mejores que los oficiales. Por lo que, si buscáis bien, seguramente encontréis a alguien que os repare la pantalla rota por un precio asequible y con garantía. Desconfiad de las tiendas dudosas o de los que se anuncien sin demasiada confianza: por más que puedan hacer un buen servicio, seguramente no se hagan cargo si os destrozan aún más el teléfono.

Tercero y último: bricomóvil o hágalo usted mismo

pantalla rota en Android

Sabemos lo que estáis pensando: ¿reparar yo mismo el teléfono? Quitando los modelos que son más complicados, como los que hemos detallado en un inicio, la mayor parte de los móviles Android son relativamente sencillos de reparar siguiendo los numerosos tutoriales que se pueden encontrar por internet. La mayor parte de las veces debéis pensar una cosa: por lo que vale la pieza de recambio y las herramientas, quizá merezca la pena arriesgarse. El valor de un móvil baja demasiado deprisa, y muchas veces os costará más la reparación que comprar uno nuevo. Entonces, ¿por qué no hacerlo vosotros mismos?

Ya hemos dicho que una pantalla rota se repara comprando todos los elementos del panel en bloque. Viene una pieza compacta con conectores que deberéis anclar a la placa, necesitando desmontar el teléfono, quitar la pantalla antigua, encajar la nueva, montarlo todo y asegurarse de que funciona. Y no, es bastante más sencillo de lo que os podéis pensar. Aunque eso sí: usad sólo herramientas adecuadas, nada de utilizar destornilladores cualquiera o de adaptar lo que tengáis por casa.

Por último, rematamos el post con unos cuantos consejos para reparar una pantalla rota en cualquier móvil Android:

  • Aseguraos de que la pieza corresponde a vuestro móvil y de que es original. Hay páginas de recambios muy conocidas: Rounded, iFixit… Y eBay. Aunque mucho cuidado de a quién le compráis la pantalla.
  • Herramientas adecuadas, remarcamos. Los destornilladores han de ser de precisión y con la cabeza apropiada para el modelo de teléfono. Y algo muy importante: jamás hay que hacer palanca con una punta de metal. Las púas de plástico y ganchos son imprescindibles. Además, es fácil conseguirlo todo en un pack.
  • Podéis aprovechar para cambiar los marcos. Hay móviles que permiten un poco de personalización en este punto por lo que, si vais a cambiar la pantalla, extended la reparación.
  • Haced fotos según retiréis las piezas. Os será más fácil montarlo todo de nuevo. Incluso aunque tengáis a mano un buen tutorial.
  • Si veis que la cosa se complica, no sigáis y llevad el teléfono a una persona especializada.
  • Tened en cuenta que la garantía queda automáticamente invalidada. Aunque, si vais con cuidado, y utilizáis las herramientas adecuadas, no es difícil dejarlo todo tal y como estaba. Eso sí: pantalla original, es imprescindible.

Esperamos que con esta pequeña guía sepáis qué hacer si se os ha roto la pantalla de vuestro Android. No perdáis la calma, calibrad todas las posibilidades y actuad en consecuencia. Y si el móvil se puede seguir usando, quizá no os rente cambiar toda la pieza: su precio suele rondar desde los 90 euros hasta los 150 euros. Pudiendo duplicarse si lo mandáis a reparar…

2 comentarios

  1. Se puede tener mala suerte y que el móvil caiga sobre la pantalla, pero a pesar de sacrificar estética y otras cosas, las fundas o carcasas siguen siendo de las mejores opciones para no tener que desembolsar estas cantidades. Y te lo digo de primera mano pues en mi casa se le cambió la pantalla al Nexus 5 hace dos semanas. 150 euros, no te diré más. Es más que posible que le compre una carcasa al OPO.

    • Si te digo que el post surgió, precisamente, porque mi Nexus ha ido a caer sobre un montón de piedras… Yo tuve suerte y sólo se ha picado el canto, pero sé lo que es una pantalla rota. Y cambiarla: lo he hecho varias veces.
      ¿Fundas? Sí, es lo mejor. Por más que tengas seguridad y no seas patoso, siempre existe la opción de que se caigan. Aunque es cierto que yo no las utilizo. Y mira que pruebo terminales al cabo del año…

Deja una respuesta