¿Quién no querría un Amazon Kindle Fire?

Amazon ha puesto a la venta el nuevo Amazon Kindle Fire, un tablet Android con lo esencial pero muy útil por un precio irrisorio: 60 euros si compramos uno, 50 euros por unidad si compramos 6.

0

Estamos cansados de repetir que el gran problema que tienen los tablets Android es no haber conseguido encontrar un hueco entre el ocio y la productividad. Muy lejos del iPad en cuanto a “dispositivo de trabajo”, los tablets se han quedado en tierra de nadie ejerciendo el papel de “smartphones grandes y baratos” para el hogar, aunque con precios alejados de la compra compulsiva. Tenía que llegar Amazon, con su política de terminales baratos cuyo precio se compensa con el del consumo del usuario en su tienda digital, quien diese un golpe sobre mesa en cuanto a la popularización de estos dispositivos. Es el Amazon Kindle Fire, un tablet Android de gama baja que tiene un precio irrisorio, 60 euros. ¿Quién no querría un tablet por 60 euros? Aunque su rendimiento sólo sea regular, ya superaría a muchas gamas bajas que circulan por el mercado a precios superiores. La marca Amazon en la espalda, además, lo respalda.

Amazon Kindle Fire

Tiene sus inconvenientes, claro está. Para empezar es poco potente y de 7 pulgadas. Ya son varios los casos que tenemos de fabricantes que comienzan a seguir la estela del iPad Mini y a huir hacia las 8 pulgadas con formato 4:3. Estoy de acuerdo, puedo comprarte esa excusa. No obstante, el Nexus 7 original triunfó con dicho formato y nadie se quejó en su momento por dos sencillas razones: era pequeño y era manejable. Un Nexus 7 cabía en buena parte de los bolsillos de los usuarios y el Amazon Kindle Fire puede presumir de lo mismo. No sólo eso sino que Google decidió alejarse del tamaño del modelo original y ahora sólo tenemos la opción de comprar un tablet Nexus de 9 pulgadas que, dicho sea de paso, multiplica casi por 7 el precio de este Kindle Fire.

Yo mismo llevo ya un tiempo leyendo en un tablet. El MiPad de Xiaomi sustituyó a un Kindle 4 que ahora acumula polvo en un cajón por la sencilla razón de que no suelo leer en exteriores y no lo hago durante mucho tiempo. Para eso, un panel LCD es perfecto. Además, el Kindle está limitado a la lectura mientras que un tablet Android, por poco potente que sea, ofrece muchas más opciones. Comparas el precio de un Kindle ahora y del nuevo tablet Kindle Fire y… touché. Así que si eres un lector ocasional, el Kindle Fire es perfecto para ti.

Durante un tiempo estuve interesado en comprar uno de los tablets de Amazon. Más que nada por probar su sistema operativo, esa suerte de fork que no es fork que ahora, con Kindle Fire OS 5 llega con toda la potencia de Lollipop. Antes era caro, ahora es barato. Mi propia barrera de acceso a un tablet Kindle también se ha reducido a los 60 euros por lo que puede que no tarde mucho en hacerme con uno. Y piénsalo, cualquier cumpleaños, comunión o regalo por compromiso puede solventarse de fábula con un tablet que además de útil es estético. ¿No tiene Google Play? Si quien lo compra puede entrar en la AppStore de Amazon y descargar Twitter, Facebook y Candy Crush, ¿qué más da? 

Si quieres un tablet que te acompañe a todas partes para ver tus películas, leer tus libros en la aplicación de Kindle o jugar un poco a algún juego no demasiado exigente, el coste de tu inversión acaba de bajar a los 60 euros. ¿Quieres otra excusa para querer uno? ¿Cuánto cuesta reparar la pantalla de un tablet normal y corriente fuera de garantía? Amazon acaba de fabricar uno de usar y tirar. Uno que se permite el lujo de vender “al peso” con su oferta de 6 tablets al precio de 5.

Dicho todo esto, y vistos los pros de tener un Amazon Kindle Fire en tu vida, ¿quién no querría uno? Reconozcámoslo, tiene precio de compra compulsiva y nos hemos gastado más en cosas mucho menos útiles. Lo hemos hecho todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here