¿Quieres tener ROOT en tu móvil HTC? Te explicamos los problemas e inconvenientes

A pesar de que el acceso ROOT añade muchas ventajas al usuario, no está exento de problemas e inconvenientes. Sobre todo cuando es un móvil HTC el que se rootea.

0

Continuamos con nuestra revisión de problemas e inconvenientes con el acceso ROOT dedicándonos en exclusiva a los dispositivos móviles de HTC. Ya sabéis que el acceso de administrador posee ciertos inconvenientes genéricos que se repiten en todos y cada uno de los terminales, encontrándose entre ellos la posibilidad de que se estropee el teléfono, el riesgo de añadir más libertad a las aplicaciones maliciosas y, algo muy estandarizado entre las marcas, con el rooteo solemos perder las garantías del fabricante. Y todo esto lo cumple HTC, disponiendo de una serie de problemas añadidos que conviene saber si no estáis demasiado puestos en temas Android avanzados.

¿Quieres tener ROOT en tu móvil HTC? Te explicamos los problemas e inconvenientes

Como siempre solemos decir, empezaremos comentando que no estamos en contra del ROOT en Android. Todo lo contrario: solemos rootear nuestros dispositivos además de enseñar cómo se hace para que podáis realizar el ROOT fácilmente, encontrando que este tipo de modificación añade nuevos aires al uso del dispositivo. Aunque, como modificación peligrosa que es, conviene saberlo todo antes de proceder con el acceso a la raíz del sistema, siendo muy buena idea enterarse de los riesgos que atañen a la marca y modelo concretos. ¿Qué ocurre con HTC? Veamos.

Hay que desbloquear el bootloader

Igual que ocurría con los dispositivos Nexus y con Sony, en HTC brindan todos sus Android con el bootloader bloqueado. Por lo que, como norma general, es obligatorio abrirlo para rootear y/o instalar un custom recovery. Como pasa con los japoneses de Sony, HTC también brinda una herramienta propia, debiendo realizar un proceso de desbloqueo para librarnos del cerrojo en el bootloader.

¿Principales problemas con esto? El primero es fundamental: perderemos todos nuestros datos; por lo que respaldarlos con HTC Sync antes de desbloquear. También hemos de decir que HTC tendrá nuestros datos al haber contactado para desbloquear el teléfono, algo que, a pesar de no entrañar ninguna represalia, tampoco nos acaba de convencer.

S-Off, S-On…

HTC One M9

Existe una gran variedad de modelos, teniendo cada uno características similares. Aunque todos vienen con el bootloader bloqueado y con la etiqueta S-On visible en el menú HBOOT (por defecto, aparece cuando arrancamos el móvil con el power+volumen abajo). Siempre tendréis de serie S-On en vuestro móvil (seguridad on), no siendo imprescindible pasarla a S-Off para hacerle el ROOT. Aunque quizá sí que lo necesitéis para ir más allá en la instalación de tweaks o modificaciones profundas, debiendo tener cuidado a la hora de desbloquearlo. Si necesitáis S-Off en vuestro dispositivo, la manera más sencilla es Sunshine (de pago, hablamos de él más abajo).

ROOT temporales o temproot

Una de las cuestiones que atañen a los HTC más modernos es el uso del temproot o ROOT temporal. En ocasiones es la única manera de acceder a la raíz del sistema, por lo que tendremos que reiniciar el procedimiento cada vez que arranquemos de nuevo el teléfono. Para los HTC One M8 y M7 suele ser bastante habitual, bastando la instalación de una única app para realizar el proceso. De hecho, ni siquiera hay que ser S-Off ni tener el bootloader desbloqueado. WeakSauce es una de esas aplicaciones, aunque ha sido parcheada en las últimas versiones de firmware.

Si decidís pasar vuestro móvil a S-Off tendréis que pagar

SunShine en HTC

No es obligatorio en todos los móviles HTC, pero a veces sí que resulta obligatorio para ir un poco más allá del ROOT. Y, a pesar de que existía un método sin coste, la única manera de conseguir S-Off de forma general en HTC es mediante Sunshine. El procedimiento es bastante seguro y simple, debiendo descargar las herramientas, realizar un test previo y, después, completar el proceso tras abonar los 25 dólares que cuesta cada licencia. Aun así, es conveniente probar primero Firewater para asegurarnos de que ya no nos funciona.

Estos son los inconvenientes principales de los móviles HTC a la hora de ponerse con el ROOT, el cambio de ROM, la modificación de los HBOOT y técnicas avanzadas más usuales. Aunque recordad lo que ya avisábamos al principio: ir más allá de lo que brinda el fabricante de serie es bastante peligroso, por lo que debéis hacerlo bajo vuestra cuenta y riesgo. Y es más que probable que perdáis la garantía si os toca llevarlo al servicio técnico una vez hayáis modificado vuestro móvil

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here