Rumor: Google usará Google Apps para combatir la fragmentación en Android

1

No cabe duda de que la fragmentación en Android es un problema patente aunque las versiones del sistema operativo son mayoritariamente las posteriores a Android 4.0 Ice Cream Sandwich, algo que debería hacerlas compatibles con la gran mayoría de APIs del sistema operativo y, por tanto, evitar conflictos a los usuarios de los terminales.

Sin embargo ya hace dos meses que Google liberó Kit Kat y la tasa de adopción de la nueva versión de Android es muy pobre, algo que podría preocupar a su desarrollador que estaría planteándose utilizar su herramienta más poderosa, las Google Apps, la llave que concede acceso a sus servicios, para forzar a los fabricantes a instalar y certificar versiones más nuevas del sistema operativo y así evitar que sigan saliendo al mercado terminales con las primeras versiones de Jelly Bean e incluso anteriores.

Cierto es que resulta extraño ver un nuevo terminal en el mercado lanzado con Ice Cream Sandwich pero ya estamos habituados a los nuevos dispositivos corriendo Android 4.2, una versión del sistema operativo antigua, algo que a Google no parece gustarle ya que fomenta el que siga existiendo fragmentación en Android.

Android-4-4-kit-kat-600-progresivo

Según cuenta un nuevo rumor que ya circula por los medios, Google se estaría planteando no conceder la certificación de uso de sus Google Apps a los fabricantes que no instalen versiones más actuales. En concreto, Google podría dar 9 meses de plazo para que los distintos fabricantes empiecen a lanzar terminales con la última versión del sistema operativo y así conseguir el sello de aprobación de GMS o Google Mobile Services. Esto implicaría que, de llevarse a cabo, no podrían salir terminales en agosto de este año que no portasen Android 4.4 Kit Kat en su interior, estando ahora en consideración que ya no apareciesen más modelos con Android 4.2, sino con Android 4.3 como mínimo.

La privación de acceso a las Google Apps no sólo implicaría que los fabricantes no pudiesen obtener licencias para el uso de aplicaciones como Gmail, Youtube o Calendar, implicaría que dicho dispositivo no tendría acceso a Google Play, quedando así apartado de la tienda de aplicaciones de Google.

Rumor: Google usará Google Apps para combatir la fragmentación en Android

Quizá la llave contra la fragmentación esté en este gesto de Google, el de limitar qué productos certifica, y por tanto no se explica cómo no se ha llevado a cabo desde un primer momento, algo que habría causado que muchos más dispositivos poblasen las nuevas versiones de Android aunque no serviría de nada para agilizar las actualizaciones posteriores de los propios fabricantes. El problema de las actualizaciones es, por desgracia, un problema para el que todavía no se ha encontrado solución.

Fuente AndroidPolice

1 comentario

  1. Como comentamos ayer en el bemoob.TV con respecto al Normandy de Nokia, Google tiene en su mano una herramienta de presión brutal con Google Play, y no todos los fabricantes son Nokia, Amazon o Samsung como para lanzar tiendas propias de apps.

    Aunque esto es algo bastante común en China…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here