Ya nos vamos acostumbrando a los descuidos de las distintas compañías. Cuanto más grandes son, más probabilidades hay de que un empleado meta la pata, siempre pensando en que dichos aportes involuntarios de información son precisamente eso, involuntarios. Ahora la anécdota la ha protagonizado Samsung al confirmar algo que ya se sabía, o al menos se daba por ello. Un dato de compatibilidad insertado en la aplicación Side Sync de la compañía ha mostrado un nombre nuevo pero a la vez un viejo conocido, el de su gama. Según Side Sync, la aplicación será compatible, entre otros dispositivos de la compañía, con el Samsung Galaxy Note 4. El Note 4 será el descendiente del Galaxy Note 3 y de su existencia no se dudaba, sobre todo teniendo en cuenta la continuidad que los surcoreanos dan a sus principales gamas y a las más exitosas.

Samsung confirma por error lo que ya sabíamos: habrá un Samsung Galaxy Note 4

Samsung inauguró la familia Note allá por el año 2011 con un Samsung Galaxy Note original cuyas 5,3 pulgadas ya desencadenaron ríos de tinta tanto electrónica como analógica. El que se auguró como un fracaso acabó convertido en un éxito moderado de ventas que desembocó en una auténtica fiebre con su segunda generación. El Note 2 sí que fue una revolución en ventas y el Note 3 ha seguido el mismo camino, a pesar de la propensión de su fabricante de renovar sus gamas altas sin esperar al año de rigor.

El éxito de sus predecesores auguraba la existencia de este Galaxy Note 4 que se acaba de confirmar de forma involuntaria y que podría llegar incluso antes de la IFA de Berlín, la feria alemana de tecnología en la que los responsables de la marca Galaxy han desvelado siempre sus smartphones gigantes. Algún que otro indicio apunta a que el Note 4 podría llegar incluso a principios del verano, aunque por supuesto todo está sin confirmar.

Los dispositivos de pantalla grande siguen evolucionando, lejos de haber quedado relegados a un segundo plano por los terminales más pequeños. Prueba de ello es que los fabricantes apuestan cada día con más fuerza por ellos, desde LG con su LG G Pro 2 hasta el recientemente presentado OnePlus One de 5,5 pulgadas. Si el salto se mantiene estable, el Galaxy Note 4 podría incluso alcanzar las 5,9 pulgadas, ¿lo veríais demasiado grande?

Fuente PlaneteGalaxy

2 comentarios

Deja una respuesta