Samsung evoluciona aún más la pantalla curva que ya conocimos en el Samsung Galaxy S6 Edge y la hace más grande y eficiente, montándola sobre un Galaxy S6 Edge Plus que hoy ve la luz y que se convierte en la opción curva para los amantes del Galaxy Note 5, también presentado en esta jornada. La apuesta por los terminales premium de los coreanos es cada vez más potente.

Móvil:
Samuel F.

Reviewed by:
Rating:
5
On Ago 13, 2015
Last modified:Abr 11, 2016

Summary:

Samsung ha presentado a su nuevo retoño, un Samsung Galaxy S6 Edge Plus con 5,7 pulgadas QHD, Exynos 7420, 4GB de RAM, 32 y 64GB, 13 megapíxeles y 3000mAh.

Sí, amigos. Estamos en 2015 y Samsung continúa estirando el nombre de sus smartphones hasta límites insospechados. Tras el éxito del Samsung Galaxy S6 y el S6 Edge, pese a estar por debajo de las expectativas del propio fabricante, siempre muy agresivas, los coreanos se han venido arriba y van a colocar en el mercado un terminal mayor, un hermano para el Galaxy Note 5 y que no se llamará como el phablet sino como el smartphone. Hoy se ha presentado el Samsung Galaxy S6 Edge Plus. Tercer apellido.

Las pantallas curvas parecen estar funcionando bien y los modelos Edge cosechan tanto buenas críticas como buenas ventas pese al incremento de precio sobre los terminales planos del propio fabricante. Samsung sabe moverse como Pedro por su casa cuando hablamos de explotar sus productos a base de marketing y la llegada de este S6 Edge Plus servirá tanto para sí mismo como para los modelos anteriores, el S6 y el S6 Edge. Jaque mate en cuanto a publicidad. Frente a él tendrá un hueso muy duro de roer, y no sólo hablamos del Note 5 que le espera en su propio jardín. Hablamos de un iPhone 6 Plus que pronto tendrá un hermano mayor, el iPhone 6s Plus que partirá con el cariño de todos los fans de Apple y que puede arrastrar a muchos compradores indecisos que no acaben maravillados ni por este S6 Edge Plus ni por el Galaxy Note 5.

Confiemos en que las 5,7 pulgadas curvas y con resolución QHD de este Samsung unibody de metal y cristal sean suficientes para atraer a los usuarios de la competencia, pero el modelo resulta bastante continuista con respecto al Galaxy S6 Edge. No olvidemos, eso sí, que no han pasado ni 6 meses desde la llegada del primero y que las revoluciones en Samsung se producen de año en año, y a veces cada dos. Podemos esperar por tanto un smartphone muy potente, con una fluidez envidiable, una cámara al más alto nivel y una pantalla enorme y de gran calidad que tendrá su público garantizado. Que comience el combate.

Samsung Galaxy S6 Edge Plus

Características

En este caso nos plantamos ante un smartphone del tamaño del ya conocido Note 5. Hablamos de 5,67 pulgadas de diagonal de pantalla, siempre Super AMOLED, y con resolución QHD de 2560×1440 píxeles por pulgada. Estará protegida por Gorilla Glass 4. El procesador volverá a construirse en casa y el elegido es un Exynos 7420 de ocho núcleos y 64 bits que correrá a 1,5 y 2,1 GHz de velocidad de reloj. La GPU será la Mali-T760 MP8. En cuanto a memoria RAM, el S6 Edge Plus se sitúa en 4GB LPDDR4 y con 32, 64 y 128GB internos que podremos olvidarnos de ampliar ya que no cuenta con ranura de expansión para microSD. La misma filosofía de los S6 y S6 Edge.

El procesador más rápido y 4GB de la memoria RAM más veloz, suena maravilloso

El equipo de cámaras nos es conocido ya que repite el binomio de 16 megapíxeles traseros y 5 megapíxeles frontales. La trasera con una apertura f/1.9, flash Dual LED y estabilizador óptico OIS, además de apoyo por software, y la frontal con HDR. Tendrá LTE categoría 6 además de WiFi con WiFi Hotspot y WiFi Direct, Bluetooth 4.2, microUSB 2.0, GPS, NFC, infrarrojos, lector de huellas dactilares en el frontal y minijack para auriculares y equipos de sonido externos. Tendrá una batería de 3000 mAh no removible pero con carga rápida, la que ya vimos en los S6 y S6 Edge. La versión de Android es la 5.1.1 Lollipop, aunque siempre camuflada detrás de un Touchwiz que hereda las mejores virtudes introducidas por el Galaxy S6, la de su fluidez y limpieza.

El cuerpo, de 154,4 x 75,8 x 6,9 mm y 153 gramos de peso, es unibody, de metal recubierto de cristal, y cuenta con la pantalla curva característica de los modelos Edge. Extraña que se haya elegido continuar a partir del S6 pues ya el año pasado tuvimos el Note Edge, que parecía el precursor de este Galaxy S6 Edge Plus que ahora tenemos entre manos, aunque la ausencia de S Pen, stylus, puede ser la clave. El S6 Edge Plus llegará al mercado en blanco perla, negro, dorado y verde esmeralda. Ya veremos si en el futuro recibe personalizaciones como la de Los Vengadores que tuve el S6 Plus hace poco.

Samsung Galaxy S6 Edge Plus

Alternativas

Dadas las dimensiones del Samsung Galaxy S6 Edge Plus, la primera alternativa nos llega desde su propia casa y es que tendrá al Samsung Galaxy Note 5 como su principal competidor. Otra buena opción sería la del LG G4, que con sus 5,5 pulgadas curvas, aunque en otro sentido, y con resolución QHD también se presenta como una excelente alternativa. Podemos acabar con el Xiaomi Mi Note Pro, lo más potente que monta actualmente Xiaomi y que tiene un precio muy competitivo.

Resumen

  • Procesador: Exynos 7420 de ocho núcleos a 1,5 y 2,1 GHz y 64 bits con GPU Mali-T760 MP8
  • RAM: 4GB LPDDR4
  • Pantalla: 5,7 pulgadas SuperAMOLED con resolución QHD de 2560×1440
  • Memoria interna: 32, 64 y 128 GB
  • Tarjeta de memoria: No
  • Cámaras: 16 megapíxeles f/1.9 traseros y 5 megapíxeles frontales
  • Versión de Android: Android 5.1.1 Lollipop bajo Touchwiz
  • Peso: 153 gramos
  • Dimensiones: 154,4 x 75,8 x 6,9 mm
  • Batería: 3000 mAh
  • Otros: nanoSIM LTE categoría 6, Bluetooth 4.2, WiFi Direct y WiFi Hotspot, microUSB 2.0, infrarrojos, NFC, lector de huellas dactilares frontal y minijack para auriculares

Precio y disponibilidad

El precio de este nuevo Samsung Galaxy S6 Edge Plus en su versión de 32GB costará 799 euros en España y estará disponible en septiembre. La variante de 64 GB estará disponible en la misma fecha por 899 euros.

Sin comentarios

Deja una respuesta