La batalla de los procesadores sigue aún muy presente en el mercado de los smartphones y tablets Android. La iniciativa de Samsung de presentar su Exynos big.LITTLE, el procesador de ocho núcleos 4+4 que se eligió para mover el Samsung Galaxy S4 en el mes de abril, fue seguida por un Qualcomm que, con su Snapdragon 800, demostró que 4 núcleos podían desarrollar bastante más potencia que la versión con módulos de alto y bajo rendimiento de los surcoreanos. Sorprendentemente, la siguiente ficha del tablero se ha movido desde la competencia directa de Android, iOS. El iPhone 5S, con su procesador de 64 bits, ha marcado un nuevo camino a seguir, un nuevo reto para los fabricantes de procesadores que ahora tratan de equipararse con el chip de Apple para ofrecer la que, sobre el papel, sería una potencia superior o, como poco, similar.

Las declaraciones de Qualcomm, indicando que en el panorama móvil no hacía falta un procesador de 64 Bits, dejaban entrever que o bien no tenían nada desarrollado en ese sentido o bien sí lo estaban desarrollando y aún era pronto para desvelar sus planes. Samsung, por su parte, ha sido menos sutil y los rumores acerca de un posible procesador de 64 bits para el próximo año han sido confirmados por la propia compañía.

Samsung Exynos 5 octa

Un director de división de Samsung confirmó, durante una conferencia, que su marca Exynos está lista para fabricar su primer procesador de 64 Bits para la segunda mitad del próximo año 2014, además de que dicho procesador llegará acompañado de una cifra de RAM considerable, algo que ha hecho que las estimaciones sitúen dicha cifra en un mínimo de 4 Gb de RAM. La confirmación de que será en la segunda mitad de 2014 muestran que el Samsung Galaxy S5 está prácticamente descartado para montarlo ya que, lejos de retrasarlo para recibir dicho procesador, en Samsung parece que tienen planes para adelantar la renovación de su smartphone más emblemático, toda vez que hay rumores que lo sitúan siendo presentado en el próximo CES 2014.

Así pues, conociendo a Samsung y sus plazos de renovación, el Samsung Galaxy Note 4, un terminal que se considera una realidad aún en octubre de 2013, podría ser el primero en recibir dicho procesador. Un posible Samsung Galaxy S5 renovado, lanzado posteriormente al original, también sería un buen candidato para incorporarse al mundo de los SoC de 64 bits, ya que no olvidemos que a Samsung no le tiembla el pulso a la hora de renovar sus dispositivos a menos de la mitad de su periodo de renovación; recordemos el reciente Galaxy S4 LTE Advanced.

iPhone 5S

Con todo, parece que la segunda mitad del próximo 2014 viene cargada de novedades con este procesador de 64 bits de Samsung, con la carga inalámbrica para los Sony Xperia y también con la recientemente avistada pantalla de 5,4 pulgadas y resolución de 2560×1440 también para Sony. Evolución a grandes saltos en Android, es lo que más nos gusta.

La pregunta que ahora se suscita es, ¿será demasiado tarde la segunda mitad de 2014 para competir con un iPhone 5S que se convertirá en iPhone 6 al poco tiempo de la aparición del nuevo chip?

Fuente AndroidAuthority

5 comentarios

  1. Bueno, queda entendido que Samsung para el siguiente año quiere igualar lo que Apple ya ha hecho en el presente.
    La pregunta es ¿qué novedades traerá Apple en 2014?

    ¿De verdad a Samsung le gusta estar siempre con un paso atrás? 🙂 Quiero decir que en 2015 sacará lo que Apple ya ha sacado en 2014, en 2016 lo que Apple ya sacará en 2015 y así siempre…

    • Lo normal sería que Samsung sacase un chip en 2014 equivalente, como poco, en potencia al futuro A7x o como lo quieran llamar. No va a clonar el A7 para ir con un año de retraso, está claro.

    • Que sea de Samsung, cosa que sabemos, no quiere decir que Samsung pueda coger las especificaciones que Apple le entrega, y que están patentadas, y clonar el A7 en su gama Exynos. Habrán aprendido cosas en el proceso, seguramente, como también habrá aportado puntos en diseño y rendimiento para hacer mejor el A7. Ahora toca lo que toca, que ellos desarrollen el suyo, desde cero, al no haber previsto la necesidad de 64 bits hasta ahora, o sencillamente porque no han querido hacerlo antes. Eso nunca se sabrá.

Deja una respuesta