Los servicios a menudo permanecen activos incluso aunque la app no lo esté. ¿Quieres controlarlos? Servicely es una buena manera.

No sé vosotros, pero yo me vuelvo loco tratando de llevar a raya el consumo de mi móvil y el número de aplicaciones que funcionan en segundo plano gastando recursos. Por no hablar de los servicios asociados a dichas apps, que éstos son aún más complicados de gestionar. Con el añadido de que suele ser necesario el ROOT, algo casi imprescindible para estar a la altura de los requerimientos del sistema. ¿Qué tal os lleváis con los servicios en ejecución de vuestro Android? Yo ahora mucho mejor desde que he descubierto a com.franco.servicely, una nueva aplicación de uno de los desarrolladores de kernels más conocidos de la scene: Francisco Franco.

Servicely, minimiza el gasto de batería controlando los servicios activos (ROOT)

Más allá de la coincidencia con el nombre (el pobre Francisco tiene que aclarar constantemente su origen), el trabajo de este desarrollador es impecable y de gran valor para los que tenemos acceso de administrador en nuestro dispositivo y deseamos ir más allá de lo que el sistema permite por defecto. Conocedor de todo lo que ocurre en el trasfondo del sistema, Servicely viene para facilitar la tarea de gestionar y bloquear (en el caso de que sea necesario) aquellos servicios que molestan más que ayudan. Porque, como es obvio, no todo lo que viene instalado en nuestro móvil o tablet nos hace falta, siendo difícil de eliminar en la mayor parte de las ocasiones.

Servicely, minimiza el gasto de batería controlando los servicios activos (ROOT)

Cada aplicación puede necesitar de uno o más servicios para funcionar, manteniéndose en segundo plano para así facilitar las tareas que la app tenga encomendadas. Y el número de servicios puede crecer con la complejidad de la aplicación, no siendo necesarios muchos de ellos dependiendo del uso. Por ejemplo, Google Play Services posee infinidad de ellos, pudiendo desactivar algunos como el de las localizaciones (siempre que no queráis bloquear el móvil en la distancia). ¿Complicado de hacer? Con Servicely no ya que basta con que se encuentre en ejecución para marcarlo y anclarlo a la lista de servicios no deseados: Servicely se encargará de “matar” los listados cada cierto tiempo (se puede editar dicho tiempo). Quizá la propia aplicación consuma más eliminando servicios que esos mismos servicios, pero, si notáis un descenso anormal de la batería en situaciones donde no debería gastarse, seguro que el ahorro es más que posible.

Servicely, minimiza el gasto de batería controlando los servicios activos (ROOT)

Como todas las aplicaciones en las que se necesita ser ROOT, Servicely ha de usarse sabiendo muy bien qué se desactiva. Porque podéis volver inestable el sistema si bloqueáis un servicio imprescindible, algo que deberéis tener en cuenta. Aunque eso sí: con una interfaz impecable que facilita enormemente el uso (al contrario de otras apps de su estilo, como Disable Service), disponiendo de ajustes mínimos en los que priman los listados de apps y de los pertinentes servicios. Así, podremos desactivar los activos o acudir a todas las aplicaciones instaladas para bloquear con conocimiento de causa, disponiendo de la lista de bloqueados y de opciones Pro que podremos probar sin coste. Aunque vale la pena adquirir dicha versión si realmente le sacáis partido a Servicely.

¿Sois ROOT y os interesa avanzar en la gestión de los servicios de vuestro Android avanzando, de rebote, en el control de la batería? Servicely es una de esas apps que resultan tremendamente útiles. Y sin costes en la descarga, teniendo un precio de 2,41 euros para la versión Pro que no se tiene que pagar si no queréis. Aunque el desarrollador se lo merece, por supuesto.

Servicely
Developer: Francisco Franco
Price: Free+

Sin comentarios

Deja una respuesta