Sony Xperia T: completo análisis con opiniones y vídeo review en HD

11

Sony es una de esas compañías de móviles que sufre de altibajos en cuanto a ventas y diversidad en sus modelos de terminales, habiéndose renovado al completo durante el último año tras el divorcio con Ericsson y habiendo tenido tiempo de lanzar un nutrido catálogo de smartphones para todos los gustos, gamas y bolsillos. Y como móvil tope de gama, elemento diferenciador para cualquier marca que busca marcar las fronteras con el resto, este galardón ha variado en muy poco tiempo, habiendo sido en un inicio para el Sony Xperia S sustituyéndole a los pocos meses otro con notables diferencias en el diseño, el Sony Xperia T, del que hoy nos ocupamos practicándole la pertinente review y análisis con su vídeo HD.

Y como sabemos que Sony prepara otro tope de gama para competir con Samsung Galaxy S3 o iPhone 5 en igualdad de condiciones, más vale que nos demos prisa en analizarlo a fondo, porque seguro que estamos con el sustituto tras la esquina. Aunque tampoco acabamos de entender este comportamiento, ya que el Sony Xperia T es un terminal sobresaliente en todos los sentidos. ¿Queréis saber qué es lo que pensamos sobre él? Pues no os perdáis nuestro análisis en profundidad al Sony Xperia T.

Sony Xperia T: análisis y review con vídeo demostrativo en HD

Aspecto y diseño

Nada más aterrizar en las manos, el diseño de este Sony Xperia T ya sorprende, disponiendo de un frontal notablemente limpio donde la pantalla de 4.55 pulgadas ocupa todo el espacio, disponiendo de marcos muy ajustados y  un diseño trasero ligeramente curvado que ya habíamos visto en el Sony Xperia J. Aunque no es tan pronunciado como en el modelo de gama media, siendo bastante más grueso y notándose más pesado en las manos además de aparentar ser más compacto, rematado por el hecho de que este terminal de gama alta carece de tapa bajo la que proteger la batería, estando esta integrada y disponiendo de una única pieza móvil: una lengüeta que se encuentra oculta en el costado derecho y que sobresale ligeramente del cuerpo. Este es un detalle a pulir ya que, aunque encaja bien cerrándose y abriéndose con facilidad, el hecho de que sobresalga consigue que el dedo tropiece constantemente con la trampilla.

La parte posterior del Sony Xperia T es ligeramente curva (siguiendo el diseño que ya impuso el Sony Xperia Arc), teniendo un acabado con tacto de goma y estando enteramente fabricado en plástico. Igual que el resto del teléfono, abandonándose los detalles metálicos de anteriores gamas, donde el Sony Xperia P brillaba con luz propia. La lente de la cámara de 13 megapíxeles sobresale en exceso del cuerpo posterior, teniendo un hueco por dentro en el que irremediablemente se acumulará la suciedad. Altavoz trasero situado en la parte inferior que se verá amortiguado cuando coloquemos al Sony Xperia T sobre una superficie plana, teniendo el resto de  la parte posterior un aspecto pulido y simple, que abunda en el resto del móvil.

Sony Xperia T: análisis y review con vídeo demostrativo en HD

Líneas arriesgadas para la parte posterior y clásicas para el frontal, disponiendo de un ligero rebaje en forma de bisel para la zona de arriba siendo más pronunciado el de abajo, con las marcas serigrafiadas sobre el panel en ambas posiciones y ausencia total de botones. El Sony Xperia T utiliza el mismo sistema de botones virtuales que el Galaxy Nexus o el LG Nexus 4, adaptándose en todo momento a la posición del teléfono y quitando irremediablemente espacio de esas 4,55 pulgadas. Cámara delantera anclada bajo el cristal junto con todos los sensores en la parte superior, zócalo para el micro USB en el costado derecho que abulta en exceso enturbiando notablemente el diseño del smartphone, jack de 3,5 mm para los auriculares en la zona superior que sobresale en igual medida (estando rematado por un aro de color plata) y botones de control para el costado derecho, cuatro en total.

Deteniéndonos en los botones, estos son demasiado pequeños y muy apretados, no gustándonos ni la posición del encendido (demasiado en el medio, una posición poco natural) ni que esté demasiado junto a los botones de volumen, lo que dará pie a que bajemos el volumen en lugar de apagar el móvil, o lo contrario. Aunque sí que nos gusta el detalle de Sony de incluir botón dedicado a la cámara, con doble posición: auto enfoque y disparo.

Sony Xperia T: análisis y review con vídeo demostrativo en HD

Nos gusta bastante el diseño del Sony Xperia T, aunque no podemos evitar el destacar su aspecto demasiado plástico para ser un gama alta, sobre todo si pensamos en el buen hacer que normalmente tienen los japoneses con los smartphones de nivel similar. De gran pantalla con un agarre cómodo y agradable en las manos, podemos decir que el diseño del Sony Xperia T es de notable.

Sony Xperia T: análisis y review con vídeo demostrativo en HD

Hardware y funcionamiento

Llegados al punto donde este smartphone representa realmente su papel de gama alta, no podemos negar que los números del Sony Xperia T son bastante altos, aunque carece de algún aspecto que encontramos inexplicable si tenemos en cuenta la batalla que se libra en lo más alto de la tabla. Y es que Sony prescinde de incluir un procesador de cuatro núcleos en su tope de gama actual, algo que marca indefectiblemente a este terminal con un punto negativo. Aunque, en lo práctico, tampoco podemos decir que el Sony Xperia T se comporte mal con su procesador de doble núcleo, ya que el chip Qualcomm MSM8260A Snapdragon a 1,5 gHz ofrece un rendimiento y calidad altísimo, con una GPU Adreno 225 que le permite erigirse como una auténtica máquina de juegos. Certificación PlayStation incluida, ya que se trata de uno de los pocos móviles que Sony ha licenciado a tal efecto.

Más allá del procesamiento puro y duro, la pantalla del Xperia T hace gala de un panel de 2,55 pulgadas con 720X1280 píxeles, ofreciendo una altísima calidad de imagen y contraste con un brillo también excelente, pudiendo leerse perfectamente bien la pantalla incluso bajo la luz del sol. El panel TFT con tecnología Bravia Engine Mobile ofrece unos contornos bien definidos para las imágenes con gran contraste y unos negros con presencia, siendo una delicia jugar y disfrutar del contenido multimedia. Aunque tiene una pequeña pega o ventaja, según se mire: el tamaño de la pantalla se ve recortado al estar presentado sobre ella en todo momento los botones virtuales de Android, con un diseño adaptado por Sony y que cambiarán de orientación según tengamos el smartphone en vertical u horizontal.

Sony Xperia T: análisis y review con vídeo demostrativo en HD

Siguiendo con los aspectos clave del hardware en el tope de gama actual de Sony, el procesador funciona a las mil maravillas, tal y como ya hemos mencionado. Sin embargo, hay veces que la interfaz se ralentiza algo más de lo que debería, llegándose a recargar tras volver al launcher tras salir de una aplicación. Y en esta pérdida de capacidad entra en juego la memoria RAM, algo limitada para los límites que empiezan a marcar los móviles de altas prestaciones. 1 GB de RAM dan de sí hasta que mantenemos unas cuantas apps cargadas en segundo plano y caché, ralentizándose algo el sistema conforme más acumulamos. Aun así, podemos decir que la gestión de memoria del Sony Xperia T es bastante buena, disponiendo de 16 GB internos de capacidad y, algo que nos gusta, espacio para SD Card de hasta 32 GB. El zócalo se encuentra oculto bajo la trampilla del costado derecho, estando junto a la tarjeta micro SIM. Esta es algo difícil de insertar y retirar, igual que la SD.

Siguiendo con el hardware, le toca el turno a las conexiones. Y, como es algo estándar, disfrutamos de WiFi b/g/n con conexión a doble banda simultánea, disponiendo de altas velocidades de transferencia y sin que hayamos notado cortes ni escasez de potencia. Además, el Sony Xperia T posee un atractivo modo de conexión WiFi automático, mediante el cual se conectará automáticamente a las redes memorizadas sin necesidad de mantener activa siempre la conexión, gestionándose de forma autónoma según nos acerquemos a la zona de la red. Y con DLNA incorporado, por supuesto, facilitándose la conexión con Smart TVs. También incluye Bluetooth 3.1, con menor ahorro que la versión 4.0, aunque con funcionamiento sin problemas.

Sony Xperia T: análisis y review con vídeo demostrativo en HD

Y en el plano de la geolocalización… Nos hemos encontrado que el Sony Xperia T es capaz de marcar nuestra posición sobre el mapa de una forma muy rápida, siendo una delicia para la navegación y para aplicaciones estilo Foursquare. Incluye soporte para GPS y GLONASS, lo que multiplica su efectividad. Además, soporta conexión HDMI a través del conector MHL, siendo compatible cualquier cable de este formato y estando indicado para el dock adaptado que vende la propia Sony. Y su sonido es francamente bueno, siendo compatible con el sistema XLoud propio de Sony con una gran riqueza de graves y presencia del Bass ajustable y con dominio, siendo uno de los smartphones más indicados para utilizar con los auriculares. Aunque su altavoz trasero no pueda decir lo mismo ya que, además de no ser excesivamente potente, su diseño hace que quede tapado la mayor parte de las veces y alejado del oído cuando lo sostenemos ante la vista.

Sony Xperia T: análisis y review con vídeo demostrativo en HD

El funcionamiento general es fabuloso, aunque a veces peque de algún lapsus en ejecución. No hemos encontrado demasiadas diferencias a nivel de uso con otros terminales equivalentes en gama y precio que incorporasen cuatro núcleos para su procesador principal, siendo un smartphone que se desenvuelve bien en todos los campos, sobre todo en el de los juegos con alta calidad gráfica. En él hemos sido capaces de arrancar los juegos de última generación sin ningún tipo de problemas, no calentándose en exceso y sin que hayamos sufrido un gasto excesivo en batería. Aunque los 1850 mAh puedan parecer pocos, lo cierto es que dan bastante de sí, siendo de notable la gestión de energía que realiza el Sony Xperia T con la suya integrada. En torno a las 12 horas con un uso bajo aguanta sin problemas, durando día y medio o dos si lo mantenemos en stand by y moderamos las notificaciones. Aun así, no deja de ser una pega que la batería esté integrada en el cuerpo, aunque disponemos de zócalo para SD Card, algo que no suelen tener los smartphones de este tipo. Sin duda, en hardware se lleva un notable alto. O sobresaliente raspado…

Sony Xperia T: análisis y review con vídeo demostrativo en HD

Software y aplicaciones

Nada más arrancar el Sony Xperia T, ya nos encontramos con la interfaz propia de la marca, obteniendo un aspecto sencillo con detalles muy agradables a la vista, como su widget del tiempo, las distintas animaciones en los iconos a la hora de moverlos o dirigirlos a la papelera, la opción de cambiar de tema entre las diferentes combinaciones de colores o su menú de aplicaciones con las opciones de ordenación y desinstalación rápida, además de otras muchas funciones añadidas que se han incluido en este Sony Xperia T y que consiguen engrandecer aún más la experiencia y el uso.

De base, este smartphone incorpora la versión de Android Ice Cream Sandwich 4.0.4, aunque ya está prevista su actualización a Jelly Bean 4.1, sin que sepamos nada de la 4.2. El movimiento de todo el sistema es fluido con todas las opciones que ya incluye de serie la versión, como las notificaciones con opción a eliminarse por deslizamiento o el menú de últimas apps abiertas con capturas en miniatura y la misma opción de vaciarlas de caché con sólo deslizar dicha miniatura. Aunque aquí se ha añadido un detalle propio de este Sony Xperia T: tendremos a nuestra disposición una serie de widgets que lanzan apps como una calculadora o un gestor de notas, estando en forma de ventana flotante y siempre accesibles en el botón permanente de últimas apps abiertas.

Sony Xperia T: análisis y review con vídeo demostrativo en HD

Otros detalles propios de Sony en cuanto a software es una opción bastante útil en el menú de ajustes para las conexiones inalámbricas: el WiFi basado en ubicación. Esto es realmente práctico para aquellos que andamos desconectado el WiFi y conectándolo según entramos por casa o el trabajo, ya que será el propio móvil quien lo haga al detectar la proximidad con una de nuestras WiFis memorizadas. También dispondremos de un modo de espera extendido con el que alargar la vida de la batería, apagando las conexiones móviles cuando se apaga la pantalla. Además de disponer de un modo rápido de compartir información si tenemos asociada nuestra cuenta de Facebook, ya que aparecerá una pequeña banda en la parte superior de nuestro escritorio cada vez que seleccionemos un elemento, pudiendo arrastrarlo hasta allí para compartir.

Dentro de las aplicaciones incluidas, además de la propia interfaz con sus widgets, nos encontramos con las clásicas de Sony, como son Video y Music Unlimited, con las que descargar películas y música respectivamente. Un instalador automático de aplicaciones, lector de códigos QR, aplicación de notas, su propia tienda de aplicaciones PlayNow y, como guinda del pastel, la certificación PlayStation, lo que le brinda acceso a la conocida tienda de juegos y aplicaciones. Aunque aún no existe variedad como para considerarlo muy beneficioso, además de que los juegos propios de Play no son compatibles.

En cuestión de software, el Sony Xperia T no se distingue en exceso de otros terminales con Android de alta gama, mostrando una personalización que, sin ser excesiva, sí que resulta única de los dispositivos japoneses, además de dotarles de una personalidad propia. Su funcionamiento es fluido y rápido en el Sony Xperia T, además de dotar a este terminal de los clásicos toques de color de sus temas predefinidos. Y estando focalizado en las redes sociales, ya que tendremos opción de añadir nuestras diferentes cuentas y leer todas las actualizaciones con el ya conocido TimeScape, además de disponer de otros widgets que siguen el camino, como el de los amigos o el de los contactos frecuentes.

Sin duda, se trata de un terminal atractivo en todos los sentidos, al que no podemos dejar de darle un toque de atención: no encontramos lógico que un smartphone de alta gama salga al mercado con dos versiones de Android de retraso, algo que ya conocen todos los usuarios de Sony. Es cierto que la personalización resulta complicada de adaptar, pero estamos seguros de que Jelly Bean con Project Butter darían un extra de rapidez a todo el funcionamiento a nivel de software. Que no es malo, ni mucho menos, estando al nivel de otros terminales con superior potencia sobre el papel.

Sony Xperia T: análisis y review con vídeo demostrativo en HD

Cámara

Sony siempre ha sido un fabricante de smartphones preocupado por la captura multimedia, dotando a us terminales de grandes cámaras con una especial atención a los smartphones de gama alta, donde prácticamente son cámaras compactas con teléfono. Y el Sony Xperia T sigue la misma tendencia, habiendo situado el tamaño máximo de sus fotografías en torno a unos llamativos 13 megapíxeles con una lente de alta calidad con sensor Exmor R para móviles. Estos son unos buenos números para cualquier terminal, aunque dicha lente empaña un poco la parte trasera del teléfono, sobresaliendo en exceso y, como ya hemos dicho, siendo un sitio perfecto para acumular suciedad.

En cuanto a la calidad de las imágenes capturadas, lo cierto es que estas son muy buenas, aunque quizá algo saturadas en condiciones de buena iluminación. Los colores salen algo más vivos que en el entorno natural, con bordes y contornos definidos para zonas con máxima iluminación. El rendimiento baja bastante conforme desciende la luz, obteniéndose zonas de media iluminación con mucho ruido donde los detalles en zoom tienden a perderse.

Aquí tenéis unas muestras. Pinchad sobre las miniaturas para acceder a cada imagen, reducidas a 1500 px de ancho. Si queréis descargar el pack a resolución completa, pinchad aquí.

En cuestión de vídeo, el Sony Xperia T graba a 1080p con 30 fps, ofreciendo películas de alta calidad con un funcionamiento suficiente del sistema de auto enfoque. La  grabación se produce sin cortes y con una reproducción fluida, aunque pecando de los mismos defectos que la fotografía en entornos medianamente iluminados.

La interfaz es la habitual en los smartphones Sony Xperia, donde no abundan las opciones de captura, pudiendo seleccionar entre las diferentes escenas por entorno e iluminación además de ajustar el modo de enfoque o el de disparo. Dispone de selector para sonrisas mediante el cual podremos ajustar el enfoque para retratos sonrientes, además de activar o no la geolocalización y de personalizar el comportamiento del botón dedicado a cámara. Este es, sin duda, uno de los aspectos más positivos, ya que disponer de un botón específico para disparar fotografías convierte a este gesto en algo mucho más práctico y productivo, funcionando a la perfección en el Sony Xperia T. Y como no podría ser de otra manera, podremos lanzar la cámara con sólo mantener pulsado su botón, esté el móvil con la pantalla apagada o en cualquier otra app.

Vídeo HD

No hay nada mejor para comprobar cómo funciona un teléfono que probándolo en funcionamiento. Pero, como eso no suele ser fácil si no lo pagáis antes, hemos probado el Sony Xperia T por vosotros, habiéndole realizado la pertinente review en vídeo. Todo un análisis completo en el que este smartphone sale con victoria, siendo un terminal de excelentes prestaciones y gran rendimiento. Como no podía ser de otra manera si tenemos en cuenta la gama a la que pertenece…

Imagen de previsualización de YouTube

Conclusiones

No podemos escaparnos de las valoraciones finales, así que aquí están. Y estas son positivas en su mayor parte, ya que lo cierto es que el Sony Xperia T es un smartphone que nos ha gustado mucho, demostrando porqué Sony es uno de los mejores fabricantes de teléfonos móviles, sobre todo en lo que respecta a Android. Y es que este gama alta es soberbio en todos sus sentidos, tanto por prestaciones finales como por la calidad de todo lo que ofrece, teniendo algunos puntos negativos, como su diseño exagerado en plástico, el hecho de no contar con un procesador a la altura de sus contrincantes de mismo nivel, el no tener una pantalla con un cristal de suficiente dureza, los botones tan pequeños y juntos del costado además de la posición tan mala del botón de encendido o el hecho de incluir una batería no removible, aunque sea esta de alta capacidad.

Xperia T

En el plano de la batería, con una capacidad que asciende hasta los 1850 mAh, podemos decir que se estira hasta unos límites que no pensábamos, manteniéndose un control del gasto de energía realmente bueno. En lo que respecta a la autonomía, esta es una de las más altas con la que nos hemos topado, aguantando tranquilamente 12 o 13 horas si no le damos excesivo uso. Obviamente, los mAh descienden conforme aumentemos la demanda de potencia, pero en todo momento suele mostrarse bastante ponderado en cuanto a gasto y rendimiento, lo cual se agradece en un smartphone con una pantalla tan grande.

El Sony Xperia T es un terminal pensado para exprimir las capacidades multimedia y los juegos de alta resolución, mostrándose suelto con este tipo de contenidos. El hecho de incluir la certificación PlayStation ya nos indica el tipo de público al que se dirige Sony, no en vano esta certificación se la ha brindado a muy pocos dispositivos, incluso de su propio catálogo. Con una pantalla clara y nítida con el detalle de poseer botones virtuales, quizá flojee un poco en algunos puntos donde no debería, como en los resultados algo dudosos de la cámara, incluso pese a tener los 13 megapíxeles que Sony integra en este smartphone impresionante. Y este es sin duda uno de los adjetivos a resaltar, ya que se trata de un terminal excelente se mire por donde se mire, que está a la altura de otros topes de gama, como el HTC One X+ o el LG Nexus 4. Aun a pesar de doblar los núcleos de su procesador principal… ¿Quién ha dicho que la fuerza bruta es lo más importante?

11 comentarios

  1. hola, excelente review, pero que smartphone elegirías: un sony xperia s(por 50€) o el sony xperia t ( por 90€)???
    creo que no son muy diferentes, pero como ya habéis investigado a los dos smartphones me ayudaría mucho un consejo
    Espero alguna respuesta 😀
    Gracias por tu ayuda 🙂

    • Yo tiraría por el Xperia S. Tampoco es una gran diferencia de precio, pero no le encuentro grandes diferencias al Sony Xperia T como para merecer esos 40 euros más. Aunque el tener SD Card es una ventaja, pero me gusta mucho más el diseño del Xperia S.

      • El xperia T va mas fluido, tendrá soporte más tiempo al ser mas nuevo, posibilidad de ampliar la memoria, y un diseño mejor y más ergonómico.

  2. este es un gran terminal la diferencia que hay entre el xperia T con El S es su procesador en la mano del xperia S tenemos el Qualcomm snapdragon s3 de 1,5 gh Dual core basado en ARMv7 ( tecnologia un poco mas avanzada que ARM CORTEX A9 la que usa la mayoria de los terminales como samsung galaxy s3 , HTC ONE X etc .y en el xperia T tenemos Qualcomm snapdragon S4 basado en ARMv7 KRAIT
    esto significa que es una mezcla de ARMV7 y ( KRAIT) ES MEZCLADO CON ARM CORTEX A15 la ultima tecnologia que es bestial esto hace que su CPU se acerque mucho a la QUADCORE arm cortex a9 les doy un ajemplo
    un procesador ARM CORTEX A9 QUADCORE A 1.5 GH Y UN DUALCORE ARM CORTEX A15 A 1,5 GH TIENE EL MISMO RENDIMIENTo. ademas que los graficos que an integrado son mejores… todo esto hace que el Xperia T tenga la superioridad espero que les haya ayudado saludos !

  3. Muchas gracias por el comentario Fabian r, pero ahora me habeis liado otra vez…
    Entonces merece la pena por 40€ más coger el xperia t antes que el xperia s???
    (tengo suficiente para los dos móviles)
    Gracias por la información 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here