El HTC One Mini ya es una realidad. El dispositivo, que supone para HTC el primer “hermano pequeño” de un terminal punta de lanza, ha sido anunciado oficialmente mediante una nota de prensa y ya surgen, obviamente, las comparaciones con el anterior terminal “Mini” de este mismo año, el Samsung Galaxy S4 Mini. Siendo Samsung y HTC dos de los principales fabricantes del mercado, aunque con el segundo en horas bajas y tratando de remontar, resulta adecuado comparar ambos dispositivos ya que se supone que aspiran, en cuanto a potencia y renombre, a captar para sí al mismo grupo de usuarios de smartphones.

Con este terminal los chicos de HTC continúan con la tendencia “impuesta” por Samsung desde su Samsung Galaxy S3 Mini inicial de lanzar al mercado dispositivos de gama media al amparo de sus “flagships” o dispositivos de primera línea, los líderes de su catálogo de smartphones. El éxito del HTC One, más en críticas que en cifras de venta, terreno en el que los de Samsung se mueven como pez en el agua, ha propiciado esta nueva aventura taiwanesa en forma de dispositivo de 4,3 pulgadas con resolución HD y procesador de doble núcleo que porta en su interior la conocida cámara de ultrapíxeles de la que tanto hemos oído hablar gracias al hermano mayor, el HTC One.

Samsung Galaxy S4 Mini y HTC One Mini

Comparativa entre el Samsung Galaxy S4 Mini y el HTC One Mini

De entrada ambos terminales pueden ser muy parecidos pero difieren las características fundamentales, como ahora comentaremos.

En construcción nos encontramos con diferencias que dependen de los gustos. Existen muchos defensores de los cuerpos de policarbonato como el que porta el Samsung Galaxy S4 Mini debido a su durabilidad y dureza mientras que otra gran parte del público reclama desde hace mucho la calidad de construcción de Apple dentro de Android, algo que aporta HTC con su HTC One Mini, y también hizo con el One original, y su cuerpo de aluminio. Diferencias, como decimos, subjetivas y que no ayudan a determinar qué terminal es mejor de los dos, o cuál sale mejor parado en la comparativa entre ambos.

En cuanto a visualización, ambos han salido al mercado con una pantalla de 4,3 pulgadas, algo lógico si tenemos en cuenta el concepto “mini” y que sus hermanos mayores tienen 5 y 4,7 pulgadas. Ambos fabricantes coinciden en tamaño de pantalla pero no en resolución, habiendo apostado los de HTC por HD frente al qHD de los de Samsung. Punto para HTC aquí aunque después sale perdiendo en otras características como la velocidad del procesador, diferencia mínima al hablar de 1,7 GHz frente a 1,4 GHz en S4 Mini y One Mini respectivamente, o una más notable diferencia en la cantidad de RAM con 1 Gb de los taiwaneses frente a 2 Gb de los surcoreanos, aunque el modelo de Samsung con HSPA+ tiene 1,5 Gb en su seno.

También hay diferencias en la memoria interna ya que Samsung ha apostado por 8 Gb, de la que quedarán unos 5 Gb para el usuario, pero ampliable mediante microSD de hasta 32 Gb. El conjunto puede alcanzar los 40 Gb mientras que en HTC han elegido el modelo de su hermano mayor, el One, con una memoria interna de 16 Gb (32 Gb en el One) sin posibilidad de ampliar mediante microSD, dejando unos 13 Gb disponibles para el usuario. Nuevo punto para Samsung.

La conectividad es pareja teniendo ambos fabricantes la posibilidad de conectar con redes LTE, en plena expansión en nuestro país, aunque en el terreno multimedia volvemos a encontrar diferencias. 8 megapíxeles de cámara principal para Samsung frente a 4 megapíxeles de HTC. HTC cuenta, eso sí, con la nueva tecnología Ultrapíxel que porta su HTC One, más luminosa que las demás pero con menor tamaño de imagen capturada por la propia construcción de la cámara. La cámara delantera, con 1,9 megapíxeles frente a 1,6 megapíxeles en S4 y One, es una característica bastante pareja en ambos dispositivos.

La otra principal diferencia entre ambos terminales, dado que ignoraremos conceptos más o menos subjetivos como el peso o las dimensiones, es la batería. En Samsung se ha apostado por una buena autonomía, al menos para lo que estamos acostumbrados a ver en las gamas medias, con 2100 mAh mientras en HTC han elegido un modelo de batería estándar de 1800 mAh. Además, para más inri, el modelo de HTC tiene la batería integrada, a imagen y semejanza del HTC One, mientras que la del S4 Mini es extraíble como en todos los Samsung.

El precio tampoco juega a favor de HTC ya que de entrada ha fijado un precio de 499 euros para su dispositivo frente a los 449 que fijaron en Samsung. La diferencia no parece muy elevada, aunque sí con el resto de gama que no suele superar los 350 euros de precio medio, pero hemos de fijarnos en la tendencia a la baja de los precios de Samsung una vez sus dispositivos en el mercado por lo que, siguiendo los dictados de la lógica, ese escalón de 50 euros podría ser de más de 100 en pocas semanas.

Tabla comparativa entre el Samsung Galaxy S4 Mini y el HTC One Mini

Samsung Galaxy S4 Mini 150HTC One Mini
SAMSUNG GALAXY S4 MINIHTC ONE MINI
POTENCIA
ProcesadorQualcomm Snapdragon 400 de doble núcleo a 1,7 GHzQualcomm Snapdragon 400 de doble núcleo a 1,4 GHz
RAM1,5 Gb / 2 GB LTE1 GB
GPUAdreno 305Adreno 305
Almacenamiento8 Gb y microSD hasta 32 Gb16 Gb sin microSD
MULTIMEDIA
Pantalla4,3 pulgadas qHD a 960×5404,3 pulgadas HD a 1280×720
Cámara trasera8 megapíxeles4 megapíxeles (ultrapíxeles)
Cámara delantera1,9 megapíxeles1,6 megapíxeles
CONECTIVIDAD
Redes móvilesHSPA+ y LTEHSDPA y LTE
WifiWi-Fi 802.11 b/g/nWi-Fi 802.11 b/g/n
GPSGPS con A-GPS y soporte GLONASSGPS con A-GPS y soporte GLONASS
OtrosBluetooth 4.0, infrarrojosBluetooth 4.0, DLNA
SISTEMA OPERATIVOAndroid 4.2.2 Jelly BeanAndroid 4.2.2 Jelly Bean
BATERÍA2100 mAh extraíble1800 mAh no extraíble
PESO Y TAMAÑO124,6 x 61,3 x 8,94 mm y 107 gramos132 x 63.2 x 9.25 mm y 122 gramos

Conclusión

Como vemos, ambos terminales parecen robustos y bien construidos, con potencia y software más que suficiente para satisfacer los gustos de los usuarios que se decidan a adquirirlos, pero el gato al agua se lo llevan en esta ocasión los chicos de Samsung. Mejor procesador, aunque por poco, doble de RAM, menos memoria pero ampliable, mejor cámara y batería. Sólo en la pantalla tendrían un factor en contra realmente achacable pero en conjunto el Samsung Galaxy S4 Mini es mejor dispositivo que el HTC One Mini, siempre sobre el papel, por supuesto. Después tocará verlos a los dos en funcionamiento para evaluar qué tan bien responde el S4 Mini con su doble núcleo ante TouchWiz y qué tan bien lo hace el HTC One Mini ante Sense.

El precio, como hemos comentado, también juega a favor de los surcoreanos y también cuenta el hecho de que llegará antes al mercado el S4 que el One. Demasiados puntos a favor, aunque sean mínimos en algunos aspectos, para el smartphone “mini” de los chicos de Samsung como para no declarar un claro vencedor.

Sin comentarios

Deja una respuesta