El gigante de los buscadores, Google, siempre anda en proceso de desarrollo de nuevos dispositivos y tecnologías, como también se encuentra en un permanente estado de reformas. Adaptarse al mercado con la mayor rapidez posible es requisito indispensable para continuar en la cresta de la ola, y en Mountain View lo saben perfectamente. Ahora, tras el experimento con el Google Chromecast que ha resultado en un número inusitado de compras y reservas del dispositivo diseñado para reproducir contenido de Google y de partners como Netflix en nuestra TV (si estamos en USA), los chicos de Google se han planteado relanzar su olvidado Google TV, renombrándolo además como Android TV, quizá buscando potenciar un tanto la marca Android, demasiado relegada a un segundo plano por los fabricantes de smartphones y tablets que recalcan más sus capas y servicios propietarios.

google-tv-logo

El lanzamiento del Chromecast, un dispositivo que ha generado tantas críticas a favor como en contra por la negativa de Google a permitir el streaming de contenido local y limitar el uso sólo a sus propios servicios, partners como Netflix incluidos, ha supuesto que en la compañía vuelva a encenderse la chispa y el amor por este tipo de dispositivos. Eso podría haber renovado el cariño de Google por su abandonado Google TV, terminal que se lanzó hace unos años y quedó atrapado en Honeycomb (3.2), habiendo evolucionado Android hasta el punto de que en unos días asistiremos al lanzamiento de su versión 4.4.

Google TV será, sin embargo, renovado en todos los sentidos. No sólo se lanzará, aún sin confirmar, con Android 4.4 Kit Kat sino que también recibirá un nuevo nombre. Google TV desaparecerá y veremos nacer Android TV en, como antes comentamos, un empujón de Google a su sistema operativo, eclipsado en las presentaciones de los grandes fabricantes por las capas como Touchwiz (aún recordamos el “don’t forget to mention Android” en la presentación del Samsung Galaxy Gear), Sense o Xperia Launcher.

Google pretenderá introducir el nuevo Android TV en todas las casas aunque para ello tendrá que eliminar las restricciones en cuanto a instalación de aplicaciones que tenía el antiguo Google TV. La versatilidad del dispositivo será muy importante a la hora de competir con el Apple TV, principal terminal de la competencia directa, e incluso contra los sticks que empiezan a lanzar sus partnerts, como el Sony BRAVIA SmartStick de los nipones y que sigue una política parecida a la del Chromecast permitiendo su uso sólo con televisores de la marca.

No sabemos cómo le irá al nuevo Android TV pero el hecho de que en Google piensen en resucitar el proyecto ya es en sí una buena noticia. 

Fuente GigaOM

Sin comentarios

Deja una respuesta