Ulefone Metal: análisis en español

0

La rivalidad entre los fabricantes chinos en los últimos meses se ha desarrollado en diversos frentes y uno de ellos es el de los móviles de precio muy recortado con potencia decente y acabados que hace unos años sólo se veían en la gama alta.

La propuesta de Ulefone fue un dispositivo de tamaño contenido y unas características que si bien no eran asombrosas sí que estaban por encima de lo que esperamos en un terminal de unos 100 euros.

Analizamos durante una semana el Ulefone Metal, siempre teniendo en cuenta que estamos ante un gama baja.

Vídeo análisis Ulefone Metal

Esta ha sido nuestra experiencia durante los días en los que hemos estado usado este modelo como móvil principal:

Diseño y construcción: no esperábamos esto por este precio

Una de las pegas que solemos ponerles a los móviles más económicos es su diseño y materiales. El Ulefone Metal no es un móvil que apabulle por lo primero pero sí es cierto que el acabado trasero ofrece un aspecto visual digno de la gama media.

La curvatura en esa zona hace que el agarre sea cómodo e incluso apoyar el meñique en la zona inferior no es molesto. Es en esta zona donde tenemos el altavoz y el sensor de huellas aunque el uso de este material hace que el peso sea algo más elevado de lo que esperábamos.

Diseño y construcción: no esperábamos esto por este precio

Los botones de volumen están separados y tienen buen recorrido y el de encendido tiene una textura rugosa que lo diferencia estando los tres en una posición a la que se llega con facilidad.

Los botones hápticos están serigrafiados pero no retroiluminados y el de multitarea funciona como ajustes, algo que no nos explicamos porqué sigue siendo así en este tipo de móviles.

Resumen de características

resumen-caracteristicas

Potencia y características: lo esperado en gama media ahora en la baja

El chip usado por este modelo es un clásico, un procesador que ya pusimos a prueba hace dos años aunque ahora lo hacemos en un gama baja. Tanto el MTK 6753 como los 3 GB de RAM nos dan una experiencia de juego más que decente para un móvil que apenas cuesta 100 euros. Incluso la memoria interna, de 16 GB, está a la altura de lo esperado.

Hemos probado Pokemon Go, que no obstante no puede usarse en modo RA dada la carencia de giroscopio, HearthsStone y Asphalt 8 entre otros y si hubiesen funcionado mucho peor no nos habría extrañado. Gran relación calidad precio en este sentido.

Potencia y características: lo esperado en gama media ahora en la baja

El sensor de huellas es una presencia ya casi obligada pero el verlo en un móvil tan económico implica sacrificios. La usabilidad no es mala pero el porcentaje de aciertos está justo en el límite para plantearse no usarlo, a pesar de que hemos escaneado varias veces cada huella.

Eso sí, podemos usarlo para lanzar apps según el dedo con el que lo desbloqueemos así como para encriptar aplicaciones de manera independiente.

Además no echamos en falta ni el OTG, ni la dualSIM, microSD, ni la radio FM ni el 4G e incluso podemos disfrutar del Wifi 5 Ghz, aunque sí que hemos tenido problemas con el deep sleep en este sentido y es que en ocasiones hemos visto un gasto de batería por encima de la media.

Pantalla: una más

Pantalla: una más

Que un móvil de menos de 100 euros no nos de problemas con la pantalla ya es un logro. Ulefone ha apostado por la que es la norma en la gama baja, 5 pulgadas con resolución HD y tecnología IPS.

El brillo y los reflejos son algo altos en exteriores pero no llega a ser incómodo de usar y las opciones de personalización son suficientes como para amoldar la pantalla a nuestro uso.

Destacar que además de Miravision tenemos Live Display, una opción mucho más sencilla que la primera para cambiar la temperatura de color sin tener que entrar en parámetros algo más avanzados.

Cámara: tenemos lo que pagamos

Cámara: tenemos lo que pagamos

El sensor trasero del Ulefone implementado es el IMX149, de 8 Mpx, y la verdad es que de día los resultados son aceptables, con un rango cromático adecuado, aunque no hay muchas opciones disponibles, ya que la interfaz usada es la nativa de Android AOSP.

De noche como era de esperar la cosa cambia y tenemos resultados más mediocres aunque con cuidado podemos salvar algunas tomas. Eso sí, hemos de tener cuidado con no movernos mucho para que las fotos no salgan movidas.

La cámara delantera se queda en unos escasos 2 Mpx y aunque no tenemos una cámara decente tenemos la opción de usar tanto el HDR como un flash delantero virtual que ilumina la pantalla temporalmente para mejorar las fotos con poca luz.

Autonomía: de nuevo inconsistente

Autonomía: de nuevo inconsistente

3050 mAh son un amperaje bastante alto teniendo en cuenta la pantalla y potencia de este modelo, pero a la hora de la verdad no se nota.

En la primera prueba de batería hemos estado haciendo varias llamadas de teléfono, usando redes sociales y leyendo algunos artículos en Pocket aunque siempre bajo cobertura Wifi. Hemos llegado a las 4 horas y media de pantalla con 18 horas totales de autonomía.

En la segunda prueba de batería hemos estado viendo algunos vídeos, leyendo y usando WhatsApp, siempre con cobertura 4G salvo algún caso puntual de conexión a Wifi. Hemos llegado a las 3 horas de pantalla con 20 horas totales de autonomía.

En la tercera prueba de batería hemos estado escuchando podcasts con un altavoz bluetooth, mientras jugábamos a Asphalt y leíamos artículos en el navegador, además de haber usado Twitter. Todo este uso ha sido en Wifi y hemos llegado a las 4 horas de pantalla con 17 horas totales de autonomía.

benchmarks

Benchmarks

Siempre que probamos un móvil barato temblamos al llegar a este apartado pero la verdad es que no hemos tenido ninguna queja, siempre pensado en el coste del móvil.

Hemos hecho 36794 puntos en Antutu, 222183 en Quadrant y 608/2817 en Geekbench 3, cifras normales pero decentes para un dispositivo de esta gama.

Interfaz y apps: tirón de orejas a Ulefone

Interfaz y apps: tirón de orejas a Ulefone

Los fabricantes chinos suelen tener ser conservadores en lo que a modificaciones del sistema se refiere y normalmente sólo cambian los iconos del launcher y poco más.

En este caso Ulefone ha optado por incluir dos escritorios especiales con el control de las fotos que hacemos y de la música que reproducimos y además en los ajustes vemos una estética colorida que a nuestro parecer empeora bastante el diseño Material Design de Android 6.0, la versión del sistema que tiene este móvil.

Podemos encender la pantalla con un doble toque y para apagarla haremos lo mismo pero sobre el botón de Home, una solución que nos parece correcta ya que muchos otros terminales no permiten bloquear con doble toque.

El sensor de huellas nos permite lanzar algunas apps en función del dedo usado y también encriptar las que no queremos que se abran con una simple pulsación.

Conclusión: imposible más por menos

Conclusión: imposible más por menos

Hace dos años la hoja de especificaciones de este modelo nos habría hecho mirar móviles de gama media. El Ulefone Metal es uno de los exponentes de la nueva gama baja, la que es capaz de traer un diseño aceptable, unos buenos materiales, una potencia suficiente y prestaciones en pantalla y cámara que no hacen que se nos quiten las ganas de comprar un smartphone ultra barato.

En concreto el Ulefone Metal se puede comprar en tiendas como Gearbest por unos 97 euros lo que hace que sea ideal para los que valoran pagar muy poco y pese a eso quieren tener lo suficiente como para no pensar en cambiar de móvil en breve.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here