UMI Rome: análisis y review en vídeo en español

0

UMI no es uno de los fabricantes de móviles android más conocidos, pero tiene algunos terminales más o menos famosos entre los más geeks. Sin embargo la empresa no se ha conformado con eso y hace poco lanzó un móvil con una línea de diseño claramente inspirada en el Samsung Galaxy Note 5 pero mucho más económico y con un nombre bastante elegante. Hablamos del UMI Rome.

Este terminal es un móvil bastante barato, de poco más de 110 euros, que nos ofrece sobre todo unos acabados y un diseño que, aunque tiene algún fallo, está a años luz de muchos de sus rivales.

Vídeo análisis del UMI Rome

En el vídeo podéis ver cómo es y cómo funciona en multitud de situaciones el UMI Rome.

Materiales, peso y dimensiones

Este es uno de los móviles que mejor se ve en fotografías y renders de prensa. No queremos decir que en la realidad sea feo porque la verdad es que no es así. La parte delantera es bastante corriente aunque los ángulos son pronunciados y redondeados, lo que lo diferencia de otros rivales.

El canto es redondeado, lo que hace que sea muy cómodo agarrarlo y también apoyar el meñique en la zona inferior, que no es cortante.

UMI Rome: análisis y review en vídeo en español

Pero la protagonista es la parte trasera, con una doble curvatura que como dijimos nos recuerda al Note 5 y en menor medida al Bluboo XTouch.

Lo que más nos ha llamado la atención es que aunque lo parezca esta parte trasera no es de metal, sino de plástico y es que tras la tapa podemos ver la batería, extraíble, las ranuras SIM o la de la microSD.

El tamaño es contenido y el peso es elevado, llegando a los 177 gramos, pero extrañamente no lo hace incómodo en la mano. Eso sí, los botones suenan algo cuando agitamos el terminal, algo que no molesta en el uso pero llama la atención.

Potencia y prestaciones

Potencia y prestaciones

UMI ha apostado por cifras y características muy probadas. Así, el cerebro del terminal es el procesador estrella de Mediatek de la gama baja, el MTK 6753 Octa Core a 1.3 GHz, que si bien no nos permite jugar con fluidez a Asphalt a máxima potencia sí que nos deja usarlo en cuanto bajamos un poco los gráficos.

En el resto de tareas, juegos y aplicaciones el móvil va muy bien y la fluidez es impresionante. A ello ayudan sus 3 GB de memoria RAM, algo que no vemos en este rango de precios y a no quedarnos sin memoria sus 16 GB internos, de los cuales tenemos libres 11.74 GB aunque siempre podemos usar una microSD.

No tenemos NFC o sensor de huellas, ni los esperábamos, pero sí que contamos con 4G, aunque sin banda de 800 MHz, y con radio FM, algo que sí le pedimos a esta gama.

Pantalla

Pantalla

La pantalla tiene la particularidad de estar fabricada con tecnología AMOLED, algo que no solemos ver en terminales de este precio. Eso hace que los colores sean más vivos y los negros más intensos. O eso debería ser porque en varias webs hemos leído que no se trata de una pantalla con esta tecnología aunque en la web oficial así lo indica. La calidad del panel no es mala teniendo en cuenta el precio pero desde luego no es la de otros terminales con pantallas AMOLED y los negros no son los mismos.

Nos hemos dado cuenta de que los reflejos son bastante elevados, recordándonos al Motorola Moto G 2015. Además al tener sólo dos puntos táctiles en algunas apps se nota algo lenta o errática, nada escandaloso pero notorio.

Pantalla

La resolución es de 1280×720, HD, con un panel de 5.5″. Podríamos echar en falta mayor resolución, y de hecho lo hacemos, sinceramente, pero teniendo en cuenta el procesador y la batería no creemos que esta sea una mala elección, sobre todo por esta última, que no tiene una duración especialmente elevada.

Tenemos la presencia del software Miravision, que nos permite cambiar la temperatura de color del panel, la nitidez o el contraste, algo que siempre agradecemos.

Cámara

Cámara

Las cámaras han sido especialmente cuidadas aunque no tengamos una calidad bárbara.

La trasera implementa un sensor de 13 megapíxeles de Sony, en concreto el IMX179 al que le acompaña un flash Dual LED. Es el mismo sensor que implementaba el Nexus 5 original o el Meizu MX3.

Las fotos de día son mejores de lo esperado y aunque no es de las mejores cámaras que hemos analizado hemos de romper una lanza a su favor dado el precio del terminal. Más aún cuando la probamos de noche y vemos que no está a la altura de los terminales de su categoría, sino algo por encima, no nos lo esperábamos.

La delantera sólo tiene 2 megapíxeles pero también cuenta con flash LED aunque hemos de decir que la iluminación que proporciona es bastante escasa.

Autonomía

Autonomía

Uno de los aspectos más delicados del terminal es su amperaje, de 2500 mAh, al que hemos puesto a prueba.

En el primer test de batería hemos estado hablando por teléfono durante media hora, hemos usado las redes sociales y la navegación y en todo momento hemos estado en movilidad. Hemos llegado a las 3 horas de pantalla con un total de 36 horas de autonomía total.

En el segundo test de batería hemos estado usando el móvil para realizar varias fotografías, unos quince minutos como GPS, redes sociales y alguna llamada. Hemos obtenido de nuevo 3 horas de pantalla con un total de 30 horas de autonomía total.

Benchmarks

Benchmarks

Un procesador que conocemos ya bien por estos lares, el MTK 6753 que llevan terminales como el Meizu M2 Note y que funciona bastante bien, sobre todo teniendo en cuenta el precio de este modelo.

En Antutu nos hemos ido a los 34142 puntos, una cifra aceptable. Cuando hemos corrido Quadrant nos hemos quedado en los 21902 puntos y por último, en Geekbench 3 hemos llegado a los 610/2764 puntos.

Interfaz y aplicaciones

Interfaz y aplicaciones

Uno de los aspectos que más nos ha gustado de este terminal es que viene con una versión de Android 5.1 Lollipop pura. Pero a un nivel que nos ha hecho pensar en los Nexus, incluso con el lanzador de Google Now.

La personalización se restringe al icono de cajón de aplicaciones que es el logo de UMI y que sinceramente no queda mal y a aplicaciones como un administrador de archivos y la app de radio FM, además de las normales del sistema y las de Google.

Obviamente vemos más modificaciones en los ajustes, más que nada para la inclusión de los gestos por toques, el software de Miravisión que hemos comentado en el apartado de pantalla y poco más. En este sentido UMI lo ha hecho bastante bien.

Conclusión

Conclusión

Cuando se presentó este móvil muchos pensamos que tendría que tener alguna gran pega. No era lógico esperar un buen rendimiento, buen diseño y acabados y más con un precio que en China no llegaba a los 100 dólares y que fuera del país podemos comprar por unos 110 euros.

Mucho por muy poco. Sin más

Es obvio que no es un móvil perfecto pero salvando el tema de la batería, que es su punto flaco aunque no más que en otros dispositivos que hemos probado de precio similar, es un terminal a tener muy en cuenta.

El valor que aporta el diseño, aunque sea muy similar al Galaxy Note 5, y la potencia y fluidez están muy por encima de lo que hemos tenido que desembolsar por él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here