Todos sabemos que los móviles registran nuestra situación y que ésta se guarda de una forma transparente o ligeramente opaca en nuestro teléfono y cuenta de servicios. De hecho, han sido más que sonados los descubrimientos de hasta dónde llegaban esos registros, no existiendo un sistema operativo móvil que se salve. Más allá de teorías conspiranoicas, que más de una hay, lo cierto es que la localización es necesaria para que funcionen correctamente muchas aplicaciones, teniendo en primera instancia a las alertas de Google Now o a los widgets que muestran el tiempo en la zona donde nos encontremos. Pero ¿hasta dónde llegan esos registros? Google lleva bastante tiempo brindando el historial de ubicaciones a las cuentas de usuario, pudiendo acceder a él sin complicaciones para conocer qué es lo que la gran G sabe de nosotros en relación al desplazamiento.

Un vistazo a fondo al historial de ubicaciones y cómo impedir que Google guarde nuestra situación

Seguro que os habréis sorprendido más de una vez encontrando que Google Now os sugería la dirección de vuestra casa o la del trabajo para así minimizar el tiempo en los desplazamientos. Bien: Google conoce a la perfección en qué lugares hemos pasado más tiempo, pudiendo comprobar si se trata de zonas residenciales o de edificios de oficinas, si nos hemos desplazado al lugar concreto en determinadas franjas del día o si no nos movemos durante el fin de semana. Así, es capaz de estimar el tiempo que permanecemos en un lugar o en otro, anticipándose así a lo que vayamos a hacer a horas vista. Práctico, sí. Pero ¿es imprescindible registrar un trayecto tan preciso como el que muestra el historial de ubicaciones?

Haced la prueba. Sólo tenéis que acceder a este enlace habiendo hecho login en vuestra cuenta de Google y comprobar la precisión con la que quedan grabados los movimientos que hayáis efectuado mientras teníais un dispositivo conectado a la cuenta de Google. ¿Que no sabéis dónde estabais en un momento concreto de hace dos meses? Sin problemas: lo buscáis en el calendario y allí aparecerá. Evidentemente, como prueba ante cualquier delito puede resultar clarificadora; pero no vemos tan útil para el día a día que se guarde en Google tal cantidad de información personal.

Un vistazo a fondo al historial de ubicaciones y cómo impedir que Google guarde nuestra situación

Las tarjetas de Google Now, el último punto donde se ha detectado un móvil perdido o robado… Vale: aceptamos barco. Incluso resulta muy curioso comprobar cuáles han sido nuestros movimientos sobre el mapa para así ver plasmado lo activos que somos. Pero quizá os resulte más tranquilizador borrar esos datos del historial de ubicaciones. Y, por suerte, Google lo pone fácil: basta con acceder a dicho historial y pulsar en el link de debajo del calendario marcado con un “Eliminar historial“. Y si sólo queréis borrar el de un día concreto, el link lo tenéis al lado. Además, podréis evitar que Google almacene más vuestra ubicación (al menos de manera clara) accediendo aquí y pulsando en “Detener“. Os avisará de que servicios como Google Now o Device Manager podrían dejar de funcionar correctamente.

Un vistazo a fondo al historial de ubicaciones y cómo impedir que Google guarde nuestra situación

Ahora bien: hemos evitado que se guarde un historial de ubicaciones. Pero eso no significa que nuestro dispositivo Android deje de captar la localización y de enviarla. Para impedirlo, debéis acceder a los ajustes de vuestro teléfono (o tablet) e ir hasta “Ubicación“. Accedéis a “Informes de ubicación de Google” y desactiváis la opción que se encuentra dentro de “Informes de ubicación“. Además, podéis desactivar la ubicación o fijar el ahorro de batería manteniendo la localización por triangulación GSM (mucho menos preciso). Aunque esto hará que no os funcionen correctamente las apps que hagan uso del GPS (aplicaciones deportivas, mapas…).

No es que tengamos dudas acerca de la transparencia del historial de ubicaciones, pero sí que nos resulta ligeramente molesto que dicho historial sea tan preciso. Y nunca está de más conocer la función y saber cómo desactivarla, ¿verdad? Si no la conocíais, esperamos haberos ayudado con la información.

Sin comentarios

Deja una respuesta