Ha recibido el extraño nombre de Samsung Galaxy S5 LTE-A cuando se supone que la denominación LTE-A llegó de la mano del procesador Snapdragon 800 de Qualcomm cuya evolución ya está montada en el S5 que vimos presentado en febrero. Cuando todos pensaban que se iba a llamar Galaxy S5 Prime llegó su fabricante y le cambió el nombre aunque puede que sólo para Corea y que finalmente el terminal llegue a Europa aunque en cantidades mucho menores a las que Samsung nos tiene acostumbrado. Prácticamente al mismo nivel, o incluso inferior, al que ya se distribuyó el S4 LTE-A el pasado año. Al menos es a lo que apunta una reciente filtración. Así pues, pronto podríamos tener entre nosotros el superGalaxy S5 vitaminado del que tanto tiempo se ha hablado y que finalmente ha aterrizado sin hacer apenas ruido.

El Samsung Galaxy S5 Prime llegará a Europa

También recibió el nombre de Samsung Galaxy F y todavía no descartamos que se trate efectivamente de dispositivos distintos pues la presentación del S5 LTE-A ha sido de lo más extraña dado el poco boom que se ha dado a un dispositivo que planta cara a los últimos terminales del mercado, LG G3, Huawei Ascend P7 y OnePlus One incluidos.

El problema que se le presentará a Samsung es el mismo que ya tuvo con el S4 y su variante pocos meses después, la canibalización del terminal original. No dudamos de que si el Samsung Galaxy S5 Prime toca Europa no lo hará al precio al que ya se encuentre el S5 pero el valor de reventa del modelo de febrero bajará aún más y quizá el Prime encuentre problemas para su venta dada la gran oferta que puede encontrarse al llegar. El LG G3 está haciéndolo bastante bien y su rendimiento impresiona allá por donde pasa y Samsung ha debido percibir eso, de ahí podría haber surgido la idea de potenciar tanto un S5 cuyo rendimiento ya era más que elevado.

Si la filtración es cierta no tardaríamos en ver ambos dispositivos compitiendo contra la competencia y entre sí al mismo tiempo. Dudamos de que esto haga mucha gracia a los actuales poseedores de un S5 pero Samsung utiliza esta estrategia de renovación temprana muy a menudo y parece que el ritmo de dos flagships anuales va a mantenerse en el seno de la corporación surcoreana. Ojo, que el Galaxy Note 4 está aún por llegar.

Fuente ADSLZone

3 comentarios

  1. No entiendo la manía de sacar dos flagship al año, por mucho que me digan que el anterior baja de precio. Podían haber presentado perfectamente este 5S en mayo y hubiera sido un golpe encima de la mesa.

    • Tengo una teoría sobre por qué Samsung se comporta así últimamente. Tal vez sea autoprotección contra la competencia porque ya no necesita mucho más estando en la posición en que está.

  2. Samsung sigue con su politica de sacar primero uno con prestaciones buenas pero como paso con el S4 a los 3 meses teniamos el S4 -GT 9506 con SnapDragon 800

Deja una respuesta