Hace unos meses pudimos probar un móvil que teníamos ganas de catar en aquel momento, un smartphone de una marca que no lleva mucho tiempo con nosotros. Hablamos del Vernee Apollo Lite. La experiencia fue más que grata y como pudisteis comprobar quedamos encantados.

Ahora hemos podido probar una versión mejorada de este móvil, el Vernee Apollo X, con algunas características aumentadas pero con un diseño y esencia idénticos.

Comprar
Hemos visto si esas modificaciones suponen un cambio importante en el uso diario del terminal.

Vídeo análisis Vernee Apollo X

Esta es nuestra experiencia durante varias días usando este móvil:

Diseño y construcción: casi perfecto

Vernee ha apostado por un color poco habitual para este modelo, un tono morado oscuro realmente único y elegante. Nos recuerda mucho el diseño con frontal negro al Nexus 5, aunque con mayor pantalla.

La zona trasera es de metal y es muy cómodo en la mano, y bastante delgado para implementar una batería algo más grande que la de sus rivales, aunque sin excesos.

Vernee Apollo X: análisis en español y opiniones

El único punto negativo lo vamos a poner en los botones físicos, los de volumen y de encendido, que al mover el terminal tiemblan un poco y suenan. No es un problema en el uso pero sí que desluce el por otro lado gran acabado.

Resumen de características

Potencia y características: mucha potencia, de sobra

Este Vernee Apollo X viene mejorando las cifras ya buenas de su antecesor. El procesador es el Helio X20, un procesador de diez núcleos con un máximo de 2.35 GHz como velocidad de reloj. La RAM sube a los 4 GB y lo que es más interesante, la memoria interna también sube, en este caso a los 64 GB.

Vernee Apollo X: análisis en español y opiniones

En el día a día la respuesta del móvil es magnífica y tanto jugando como usando aplicaciones exigentes estamos ante un terminal que rivaliza con móviles mucho más caros de marcas similares.

El sensor de huellas nos ha dado algún que otro quebradero de cabeza ya que en alguna ocasión no nos detectaba bien la huella y tras varios intentos nos pedía que usáramos el sistema de bloqueo alternativo, en nuestro caso el PIN.

El sonido, de un único altavoz, está en la media, y no tenemos ningún tipo de elemento distintivo en forma de sensor NFC o de infrarrojos.

Vernee Apollo X: análisis en español y opiniones

Pantalla: lo que empieza a ser normal

Poco podemos decir del panel elegido por el Vernee Apollo X que no hayamos dicho ya. Tenemos un panel de 5.5 pulgadas con resolución 1920×1080 px, con tecnología IGZO de Sharp.

Tenemos la opción de modificar algunos aspectos con Miravisión, casi la única modificación del software. La protección viene de la mano de un cristal Gorilla Glass 3 que si bien no es la última versión es la misma que tienen otros móviles como el LG G6.

En exteriores el brillo es suficiente y el sensor automático funciona bien, algo que no siempre podemos decir en los móviles Android.

Vernee Apollo X: análisis en español y opiniones

Cámara: frontal mejorable, trasera bastante buena

El Vernee Apollo X ha mejorado algunas prestaciones con respecto a su antecesor y una de ellas es la cámara. Ahora contamos con un sensor IMX258 que nos ha dado muy buenos resultados, tanto de día como de noche, siempre teniendo en cuenta el precio del móvil.

De día el resultado es bastante bueno, y salvo ocasiones puntuales en las que el rango cromático no ha sido suficiente podemos decir que es una gran cámara, teniendo siempre en cuenta el precio del terminal. De noche también responde bastante bien y aunque obviamente la calidad desciende hemos de reconocer que no será este un punto negativo del móvil.

En cuando a la cámara frontal hemos de decir que no nos ha gustado. Los tonos son excesivamente rojizos y el detalle no es el adecuado. No es un problema de resolución y quizás tampoco del sensor, sino del procesado, pero es sin duda mejorable.

Vernee Apollo X: análisis en español y opiniones

Autonomía: mejor que su antecesor

En la primera prueba de autonomía hemos estado probando la cámara, realizado un viaje con un cambio de cobertura permanente. También hemos llamado y usado Instagram, Facebook y Twitter. Hemos llegado a las 3 horas de pantalla con 20 horas totales de autonomía.

En la segunda prueba de autonomía hemos estado sólo en 4G, como en la primera prueba, con menos cambios de cobertura, eso sí. Hemos usado Instagram, Facebook y Twitter; también hemos jugado un poco a HearthStone y configurado algunas apps. Hemos llegado a las 4 horas de pantalla con 21 horas totales de autonomía.

En la tercera prueba de autonomía hemos hecho uso mixto de 4G y Wifi. Hemos usado bastante la cámara y hemos jugado a HearthStone, además de usar las típicas funciones. Hemos llegado a las 3 horas de pantalla con 25 horas totales de autonomía.

Benchmarks

El procesador de este modelo arroja muy buenas cifras. En Geekbench 4 tenemos 1526 y 4656 puntos y en Antutu con 83381. En 3D Mark, usando Slingshot, llegamos a los 923 y en Quadrant, al contrario de lo que pasaba en el Apollo Lite, llegamos a los 30201. En Vellamo obtenemos 2686 en un núcleo y 3741 con diez núcleos.

Vernee Apollo X: análisis en español y opiniones

Interfaz y apps: bien pero queremos Nougat

Hace unos meses dijimos que esta marca lo estaba haciendo bien al no modificar mucho la interfaz. Ahora podríamos decir lo mismo, y sería cierto, pero ya demandamos que sea Android 7.0 la versión del sistema que venga instalada, y no Android 6 como es el caso.

No obstante que la marca haya decidida por no personalizar en absoluto la interfaz Android se agradece aunque se mantiene Miravisión en los ajustes de pantalla y la opción de cambiar la posición de los botones de navegación.

Tampoco tenemos apps preinstaladas salvo el administrador de archivos y la app de la radio FM lo que junto a la gran memoria interna apuntamos como algo positivo.

Sí que nos ha sido imposible configurar Google Now mediante el botón Home, algo que al parecer pasa con los móviles de esta marca.

Vernee Apollo X: análisis en español y opiniones

Conclusión: gran opción con enfoque en la cámara

Tenemos que dejar claro que no es este un móvil perfecto pero cuando su mayor problema es que la cámara frontal es insuficiente y que los botones suenan si agitamos el móvil no podemos más que decir que lo recomendaríamos.

La potencia está por encima de lo que necesitan la inmensa mayoría de usuarios, incluso los más exigentes salvo en el apartado de juegos que exijan una GPU de primer nivel. Hasta las apps más pesadas se abran rápido.

Comprar
La cámara trasera es también una de las mejoras con respecto a su antecesor. Se nota la calidad tanto con buena luz como en situaciones de oscuridad. Para terminar, se ha incluido una batería algo mayor, que no marca una diferencia pero que se agradece y que nos quita una preocupación típica.

Este modelo, a un precio de entre 160 y 180 euros, es sin duda un gran rival de los móviles de gama media de fabricantes convencionales.

Los dibujos de las fotografías y vídeos son obra de María Nogues Campanario.

1 comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here