Xiaomi Mi Max: grande, enorme, genial

8

Xiaomi lanza muchos móviles android a lo largo del año, muchas veces repitiendo prácticamente nombre y características como hemos visto en los Redmi 3.

Sin embargo a veces también crea propuestas que no se inspiran en anteriores y que incluso podríamos decir que son únicas por alguna circunstancia.

El Xiaomi Mi Max es una de ellas debido a su enorme tamaño dado por una pantalla de 6.44″ que permite, entre otras cosas, aumentar el tamaño de la batería disminuyendo mucho el grosor del dispositivo.

Vídeo análisis Xiaomi Mi Max

Una semana con este terminal hace que te replantees la forma de usar un móvil, llevarlo y hasta cargarlo.

Diseño y construcción: exquisito y delicado

Lo más llamativo como es lógico de este dispositivo es su tamaño y es que estamos más cerca de una tablet pequeña que de un móvil al uso. Manejarlo con una mano es posible pero no muy cómodo aunque el software intenta ayudar.

Los botones hápticos del frontal y los botones físicos de volumen y encendido son similares a los de otros modelos del fabricante y todos están puestos de forma correcta.

Xiaomi Mi Max: grande, enorme, genial

Aunque el peso es elevado, superando los 200 gramos, el poco grosor del terminal, 7.5 mm, hace que llame la atención y la ligera curva en los bordes trasero lo hace cómodo en la mano, algo que nos sorprende, para bien, ya que creíamos que usarlo de forma continuada iba a ser un suplicio. En absoluto.

Además el metal de su construcción, de calidad pero más similar a los Redmi 3 o Redmi Note 3 que al Xiaomi Mi5, y el cristal 2.5D de la pantalla hacen que la usabilidad sea mayor de la esperada.

La posición del sensor de huellas, en la parte trasera, es cómoda si tenemos las manos grandes pero si no es así quizás nos parezca incómoda su localización.

Resumen de características

resumen-caracteristicas

Potencia y características: un señor gama media

Hay dos modalidades de este teléfono, una con el procesador Snapdragon 652 de ocho núcleos y otra con el Snapdragon 650 de seis núcleos. Esta última es la que hemos podido probar y tenemos que decir que el resultado es fantástico. Los juegos corren casi como en procesadores de primera línea, la RAM de 3 GB es suficiente para cualquier tarea y los 32 GB internos nos dejan muy tranquilos incluso a nosotros que solemos llenar la memoria de los móviles a la hora de analizarlos. Si nos hubiera hecho falta podríamos haber usado una de las dos ranuras SIM para la microSD pero no ha sido el caso.

Xiaomi Mi Max Potencia y características: un señor gama media

Con respecto al apartado más lúdico se nota, y mucho, la presencia de la GPU Adreno 510, obviamente en juegos muy exigentes.

En la parte negativa en lo referente a conectividad hay que destacar que el Xiaomi Mi Max no cuenta con banda 800 MHz para mejorar la cobertura en interiores del 4G en España ni tiene NFC.

Tiene un sensor de huellas que nos facilita mucho el desbloqueo del terminal y que funciona genial aunque le echamos en cara que no podamos usarlo de serie para encriptar aplicaciones por ejemplo.

Potencia y características: un señor gama media

Contamos con sensor de infrarrojos para poder usar el móvil como mando a distancia, aunque necesitemos una app externa si nuestra TV no es de una marca muy conocida.

Por descontado tenemos Bluetooth 4.2, Wifi en su último protocolo, 802.11 a/b/g/n/ac con conexión de doble banda 2.4 GHz y 5 GHz y WiFi Direct junto con DLNA y OTG para los que necesiten conectar periféricos. Hasta radio FM lleva, algo que no siempre vemos en móviles potentes.

Pantalla: decir grande es quedarse corto

Pantalla: decir grande es quedarse corto

Un teléfono con pantalla de más de 6 pulgadas es algo que difícilmente podemos llamar móvil pero hemos de reconocer que aunque el transporte, la forma de llevarlo y hasta de usarlo cambia por esto no se nos ha hecho tan incómodo de usar como creíamos.

El panel de 6.44″ tiene una resolución 1920×1080 px y es que Xiaomi sigue prefiriendo apostar por la autonomía que por la nitidez. Tenemos 342 ppp y nos parecen correctos. Gracias a ellos la batería, de la que hablaremos luego, nos ha dejado impactados.

Pantalla: decir grande es quedarse corto

Se agradece que la empresa haya usado Corning Gorilla Glass 4 para proteger el terminal y es que dado el tamaño del mismo que se nos caiga es ahora más que nunca una posibilidad.

La calidad de la pantalla, con tecnología IPS, es muy decente, sobre todo en el rango de precios del móvil y ni siquiera en exteriores hemos tenido problemas con el brillo o los reflejos aunque no es que sea una pantalla perfecta en este aspecto.

Cámara: mejor de lo esperado

Cámara: mejor de lo esperado

Los móviles de Xiaomi no tienen malas cámaras pero en este caso nos ha sorprendido para bien. A la hora de realizar fotografías la pantalla del móvil es una gozada, por tamaño y porque la empresa china sigue haciendo realmente bien el software de la app para esta tarea.

La cámara delantera se queda en 5 Mpx aunque al tener un angular notable es cómodo sacar fotos con ella y el software ayuda a simplemente apuntar y disparar, como pasa siempre con esta empresa.

La resolución máxima es de 16 Mpx con una focal de f/2.0 lo que nos da unos resultados tanto de día como de noche bastante buenos. Es curioso ver cómo las fotos son mucho mejores en el ordenador que en el propio móvil a la hora de visualizarlas.

Cámara: mejor de lo esperado

El rango dinámico de las mismas es muy acertado y aunque hay ocasiones en las que falla, sobre todo en los cielos, no es algo que no hayamos visto incluso en móviles mucho más caros. Lo mismo sucede con el contraste y es que sin usar el HDR hay ocasiones en las que la diferencia de luz y sombra es sustancial. Sin embargo ha respondido mejor de lo que esperábamos.

Es cierto que de noche vemos algo más de ruido de lo esperado habiendo visto antes fotos con buena luz pero aún así por encima de los rivales con un coste similar.

En vídeo destacar la posibilidad de grabar en cámara lenta y sobre todo la de hacerlo en resolución 4K, algo realmente notable en un móvil de gama media.

Xiaomi Mi Max Autonomía

Autonomía: un sueño hecho realidad

La batería de este móvil es portentosa. Los 4850 mAh nos dan una autonomía que solemos ver y que justifica su tamaño con creces.

En la primera prueba de batería hemos hecho un uso muy contenido en tanto que hemos priorizado apps como Flamingo, para Twitter, hemos leído, consultado redes sociales, algo de vídeo aunque sin excesos y hemos corrido los test de benchmarks. Siempre hemos estado en interior, con Wifi y con el brillo en automático. Hemos llegado a las 10 horas de pantalla con 54 horas totales de uso.

En la segunda prueba de batería hemos estado exclusivamente en cobertura 4G, haciendo muchas fotos, vídeos, con llamadas durante más de media hora, hemos navegado, usado redes sociales e incluso echado algunas partidas a Rodeo Estampida y Asphalt 8. Hemos llegado a las 8 horas de pantalla con 33 horas totales de uso.

Xiaomi Mi Max

En la tercera prueba de uso hemos apostado por exprimir las posibilidades. Hemos hecho un uso mixto de 4G y Wifi con juegos, tanto casuales como exigentes, hemos escuchado podcasts durante varias horas, hemos realizado algunas llamadas de teléfono, hecho muchas fotos, algún vídeo, utilizado apps de mensajería y redes sociales… básicamente hemos hecho todo lo que hacemos con un móvil. Hemos llegado a las 6 horas y media de pantalla con 72 horas totales de uso.

En la cuarta prueba de batería hemos hecho de nuevo uso mixto de 4G y Wifi aunque mayor en este último. Hemos conectado una Xiaomi Mi band 2 para contabilizar nuestro ejercicio y ha estado permanentemente sincronizada con el móvil. Hemos hecho un VLOG en exteriores, escuchado podcasts, visto redes sociales… Hemos llegado a las 9 horas y media de pantalla con 72 horas totales de uso.

Benchmarks

Benchmarks

Muchas veces probamos móviles que consideramos de gama media pero con resultados de benchmarks propios de la baja o viceversa. El Xiaomi Mi Max es un terminal que nos ha dejado a medio camino entre los tope de gama y los modelos más básicos, justo donde se esperaba estar.

En Antutu hemos obtenido 71470 puntos, muy por encima de los procesadores que normalmente analizamos. En Quadrant nos vamos a los 32066 puntos y en Geekbench 3 nos quedamos en 1511 con un núcleos y en 3280 con los seis del procesador funcionando simultáneamente.

Interfaz y apps: Android 6.0 llega a MIUI

Interfaz y apps: Android 6.0 llega a MIUI

Por primera vez hemos usado un móvil de Xiaomi con Android 6.0 Marshmallow bajo la capa MIUI 7. La interfaz no cambia mucho salvo en la multitarea que ahora es más visual, pareciéndose a la de HTC hace unos años.

Se agradece mucho el software de uso a una mano del móvil que con un gesto en los botones hápticos nos permite reducir la pantalla a una diagonal mucho menor, lo que es un dispositivo de este tamaño es importante.

No tenemos doble toque para despertar el terminal ni gestos en pantalla pero no es algo que lo tomemos como negativo aunque podría ser relevante para algunos usuarios.

Interfaz y apps: Android 6.0 llega a MIUI

Si es necesario podemos echar mano del Modo Niños que limita las apps a las que daremos acceso, podremos cambiar el comportamiento de los botones hápticos, elegir si aparecen o no los iconos de notificaciones o solo uno general.

En nuestro caso la tienda que nos lo ha cedido, HonorBuy, había instalado una versión en español de la ROM en castellano desde Xiaomi.eu y sin embargo no había ni una app preinstalada salvo Google Play y Gmail. Punto para ellos.

Conclusión: enorme, para lo bueno y lo malo

Conclusión: enorme, para lo bueno y lo malo

Decir si un móvil de estas características es bueno o malo es complejo. Incluso sacar los puntos mejores o peores porque todo queda condicionado al tamaño.

El Xiaomi Mi Max nos ha recordado a otros modelos de la firma, que no destacan quizás en ningún apartado de hardware en concreto pero sí en una relación calidad precio impresionante. Este además tiene la virtud, o el problema, de tener una pantalla de dimensiones gigantescas y si eso es un plus para el comprador la recomendación es obligada, sobre todo porque no tiene fallos de importancia.

Si os interesa este modelo podéis comprarlo en HonorBuy por 262 euros aunque los hay más baratos si optamos por 2 GB/16GB. A nosotros el paquete nos ha tardado menos de 48 horas en llegar desde su almacén en Alemania. Impecable en este sentido.

8 comentarios

  1. Buenas, cuando dices que: “En la parte negativa en lo referente a conectividad hay que destacar que el Xiaomi Mi Max no cuenta con banda 800 MHz para mejorar la cobertura en interiores del 4G en España ni tiene NFC.” significa que no hay velocidad 4G y sólo va a llegar a velocidad 3G?

    en el resto de apartados de conectividad, algún otro problema para usarlo en España?

    Muchas gracias por la review!!!!
    Garle

  2. Perfecto muchas gracias! Por último, en el día a día se hace pesado ese tamaño? Y qué tipo de garantía ofrece honorbuy si hay algún problema con el móvil? Dónde habría que mandarlo?

    Muchas gracias!

    • No se hace pesado, y no sé dónde habría que enviarlo, pero sé qie me tardó dos días en llegar desde el pedido je je.

  3. Hola Alvarez del Vayo, una pregunta, para usarlo el día a día, llevarlo en el bolsillo, manejarlo etc, es cómodo o no?? Es q me lo quiero comprar pero tengo “miedo” por el tamaño de pantalla, depende de lo que me respondas, me lo compraré o no.
    Gracias!!

    • Para mi el problema no es el tamaño de pantalla. He llevado móviles incluso más grandes sin mayores inconvenientes. Este es hasta “pequeño” para esa diagonal.

      El problema real es la cerámica, que hace que se resbale muchísimo. Tanto que yo te aconsejaría que si te lo compras lo lleves SIEMPRE con funda.

  4. Hola,

    he detectado un problema, quizá es que no sepa cómo hacerlo, el primero es cambiar el pin de las sim. no hay opción. quizá podáis ayudarme. Gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here