Xiaomi Mi5, primeras impresiones de este espectacular móvil Android

Hemos podido probar el Xiaomi Mi5, último smartphone salido de la factoría china. Y se nos quedan cortos los adjetivos para calificarlo, sobre todo si tenemos en cuenta el precio de salida.

2

Ya se acabó el MWC 2016: atrás quedaron las largas jornadas de un stand a otro, las colas para subir a las demostraciones de realidad virtual, también terminó el número de cafés diarios aumentando como los grados de una playa en verano… Y ahora también aumenta la melancolía: ya echamos al Mobile de menos. Aunque aún guardamos las sensaciones que nos dejó uno de los smartphones más esperados, sino el que más (con permiso del Samsung Galaxy S7): el Xiaomi Mi5. Después de todo el retraso que ha sufrido este smartphone, todos teníamos la misma duda: ¿cumplirá con las expectativas? Todo parecía indicar que sí. Y os lo confirmamos: el Xiaomi Mi5 es todo lo que os imagináis y más.

No os entretenemos más: dadle al play y podréis comprobar cómo se ve este excepcional teléfono. En serio: por más que os hagáis una idea detrás de la cámara, tenerlo en la mano es una sensación que sólo se recibe con los grandes dispositivos. Este Xiaomi Mi5 está llamado a ser top de tops.

Diseño del Xiaomi Mi5: pensado para enamorar

Quien os habla nunca ha sido demasiado aficionado a los móviles de este fabricante chino: nunca me convenció Xiaomi y tampoco encontré excesivamente interesante las apuestas de sus últimos años más allá de ofrecer unos móviles Android (y tablets, además de muchos otros dispositivos) de excelente construcción, hardware y precio. Pero no voy a negar mi primera impresión según lo tuve en la mano: será mi próximo móvil personal. Y estoy convencido de que os ocurrirá lo mismo en cuanto tengáis la opción de echarle mano.

Xiaomi Mi5, primeras impresiones de este espectacular móvil Android

Empezaré por lo más “negativo”. En diseño se asemeja por detrás al Samsung Galaxy S y Note 5: con las curvas para los bordes y unos acabados que brillan casi tanto como la gama alta del fabricante coreano. Y si nos fijamos en el brillo, y teniendo en cuenta que probamos el Xiaomi Mi5 en color negro… El acabado cerámico se hace muy similar al cristal, siendo un auténtico imán atrapa huellas. Vamos, el CSI no tendría ni para empezar: a simple vista encontraría la identidad de todos los dueños.

Xiaomi Mi5, primeras impresiones de este espectacular móvil Android

Otro de los aspectos que no me convenció es que los cantos de la parte posterior se unían al contorno con una ligera rebaba. Algo habitual en los móviles construidos con distintos materiales que no va más allá de una cierta sensación de que el dedo se “engancha” en esa parte. El botón de Home con el lector de huellas para la cara delantera tampoco es de sus mejores bazas, rompiendo la limpieza de una pantalla que, por otra parte, se agradece que casi carezca de marcos.

Xiaomi Mi5, primeras impresiones de este espectacular móvil Android

Del resto de exteriores no puedo más que dejar patente mis buenas sensaciones: en todo momento el aspecto es el de un smartphone de lujo. Se adapta bien a la mano, no es ni grande ni pequeño, se maneja relativamente bien con una extremidad, no se nota pesado y transmite calidad y robustez.

Rendimiento y potencia del Xiaomi Mi5

El tiempo que pasé a solas con este smartphone fue de unos veinte minutos, dándome oportunidad de sobra para constatar lo que plantea sobre el papel: el conjunto de hardware es de nota. Y el procesador lo sentí más rápido que en otros que probé durante el MWC 2016 y que también equipan un Qualcomm Snapdragon 820: el Xiaomi Mi5 se hacía más ligero y ágil que el LG G5, por poner un ejemplo. Capa personalizada de MIUI 7.1 basada en Android Marshmallow 6.0. Y con idioma en español además de traer todas las Google Apps (ojo, al menos en el terminal de prueba).

Xiaomi Mi5, primeras impresiones de este espectacular móvil Android

El modelo concreto era el de máxima capacidad y rendimiento: 4 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento. Volaba, literalmente. Manteniendo un tiempo mínimo para la apertura de cualquier aplicación, incluida la cámara. En este punto, y dado que no se puede probar más allá de hacer fotografías en la sala de prensa (con mala iluminación, como es norma de estos espacios), sólo os podemos decir que el auto enfoque funciona rápido y es bastante fiable, que el sensor es tan luminoso como apuntan los datos de la ficha técnica, que no encontramos tan efectivo el estabilizador de imagen (hicimos una prueba de grabación golpeando mínimamente el Xiaomi Mi5) y que el guardado de las fotos es casi instantáneo. Aquí abajo tenéis dos imágenes de muestra, pulsad en ellas para verlas a tamaño original.

muestra-1muestra-2

En todo momento la experiencia se mantiene al máximo nivel, dando la impresión de que el móvil debería costar mucho más de lo que vale. He probado muchos móviles durante el Mobile World Congress, y puedo afirmar que la experiencia con el Xiaomi Mi5 deja sin palabras. Incluso tras encender la pantalla: nítida y y con las imágenes bien definidas, no se aprecian diferencias a simple vista con las pantallas de mayor resolución que pueblan la gama alta. ¿Cómo rendirá la batería? Ésta es una de las mayores incógnitas que aún me quedan tras probar lo último de Xiaomi.

Xiaomi Mi5, primeras impresiones de este espectacular móvil Android

No le falta de nada y tampoco le sobra, habiéndose incluido desde el NFC al sensor de infrarrojos. Sensor de huellas por delante, conector USB de tipo C… Quien se compre el Xiaomi Mi5 tendrá móvil para rato. Y, seguramente, yo estaré entre ellos.

Conclusiones

Xiaomi Mi5, primeras impresiones de este espectacular móvil Android

Recordad que ningún smartphone es perfecto, por lo que el Xiaomi Mi 5 tampoco lo es. Aunque está más cerca de la perfección cuando lo comparamos contra sus contrincantes y observamos el precio al que saldrá el móvil chino. Ya sabemos que este detalle es el más engañoso: a pesar de que lo podáis importar por ese precio, siempre tendréis el riesgo de que surjan problemas con aduanas, garantías y otros dolores de cabeza que son más comunes de lo que deberían. Y si lo compráis a un importador seguro que no saldrá tan económico, pudiendo auparse la factura unos cuantos euros. ¿Compensará si nos fijamos en los nuevos Samsung Galaxy S7, LG G5 y compañía? Antes de probar el Mi5 quizá dijese que no. Pero ahora…

Las cosas como son: no es perfecto, pero poco importa que no lo sea. Bien diseñado (con inspiración clara en otros modelos), una construcción excelente, potencia para arrastrar un tren de mercancías y un software que sale actualizado en cuestión de versión base de Android. ¿Qué más se puede pedir? Poder comprarlo, claro.

2 comentarios

  1. Excelente teléfono.
    Lo malo es que el precio de importador se va a ir a más de 400€ la versión más barata hasta los más de 500€ la más cara.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here