Xiaomi Redmi 3 Pro: review en español

0

Pese a los crecimientos de sus rivales la empresa china Xiaomi sigue siendo una referencia en lo que a creación de móviles con buena relación calidad precio se refiere.

El mejor exponente de los últimos meses ha sido el Xiaomi Redmi 3, un smartphone que ya pudimos probar y que nos pareció impresionante, un gama media muy equilibrado a precio de gama baja. Sin embargo el fabricante pronto lanzó una nueva revisión, una versión a la que añadió un sufijo y más RAM y almacenamiento interno además de un sensor de huellas que ya vimos en el Redmi Note 3.

Analizamos el Xiaomi Redmi 3 Pro, posiblemente el mejor móvil de bajo precio que podemos comprar actualmente.

Vídeo análisis Xiaomi Redmi 3 Pro

Como no podía ser de otra forma os contamos qué es lo que nos parece este modelo en un vídeo:

Diseño y construcción: bonito y barato

Cuando hemos dicho que este modelo Pro es una variante del Redmi 3 lo decíamos sin especificar que los cambios son realmente menores. Tenemos un diseño exactamente igual, algo que también hereda el Xiaomi Redmi 3S y sólo vemos dos cambios.

La parte trasera ahora es lisa, perdiendo la serigrafía que le daba una cierta identidad al Redmi 3. Además en esa zona ahora aparece el sensor de huellas, una posición cómoda pero que no es tan práctico como en móviles con pantallas más grandes ya que el dedo cae algo por encima del mismo.

Diseño y construcción: bonito y barato

Seguimos con los botones hápticos en el frontal y un borde cromado que le da un toque brillante a un diseño por lo demás sobrio aunque no feo.

Los botones de volumen y encendido tienen un buen recorrido y la bandeja para las dos tarjetas SIM y microSD sólo tiene como pega que nos pide meter las tarjetas boca abajo, algo que carece de importancia dado que no se hace a menudo.

Resumen de características

resumen-caracteristicas

Potencia y características: para el 99%

Mantenemos el mismo procesador que en el modelo anterior, un Snapdragon 616 con ocho núcleos a 1.5 GHz y que es válido para todo lo que queramos hacer, incluyendo juegos, aunque no tendremos una experiencia equivalente a los procesadores de gama alta. No obstante es de lejos lo mejor que vamos a encontrar por este precio.

Xiaomi Redmi 3 Pro: review en español

Sí que vemos mejoras en la RAM, que pasa a ser de 3 GB y en el almacenamiento interno que llega a los 32 GB de los cuales tendremos libres más de 27 GB. Hemos instalado todo lo necesario para el análisis y aún así nos sobraban más de 14 GB.

El volumen del sonido, la presencia de radio FM, nada se echará en falta aunque como es lógico no contamos con chip NFC o con conexión Wifi de doble banda, algo que cada vez más usuarios quieren en sus móviles para sacarle partido a las conexiones domésticas de fibra óptica.

Pantalla: eficacia sin artificios

Pantalla: eficacia sin artificios

Las altas resoluciones nos han brindado la posibilidad de ver fotos y vídeos con gran nitidez y usar la realidad virtual con nuestros propios smartphones.

Sin embargo el precio en términos de coste y de batería es alto. El Xiaomi Redmi 3 Pro sigue apostando por un panel de 5 pulgadas y resolución 1280×720 píxeles que nos parece muy adecuado y que si bien no maravillará sí que cumplirá.

Incluso al sol responde bien y los parámetros que nos permite cambiar son bastante destacando la temperatura de color y el contraste además del modo lectura que nos permite elegir que ciertas apps en concreto bajen el brillo de pantalla cuando las abramos.

No habrá brillos ni reflejos extraños y los ángulos de visión tampoco son un problema.

Cámara: nos la llevamos a trabajar

Cámara: nos la llevamos a trabajar

Si buscamos unas tomas espectaculares o posibilidades como el RAW en una cámara este no es el mejor móvil que podemos comprar. Si por lo contrario buscamos uno que haga las fotos bien y muy rápido quizás sí que lo sea.

La aplicación de Xiaomi es una de las más completas aunque no por ello difícil de usar y es como creemos que deberían ser todas las apps simples de este tipo. Es cierto que tiene un modo manual pero sólo podemos controlar el ISO y el balance de blancos.

Nos hemos llevado este móvil para cubrir un evento de dos días en el que hemos realizado vídeos y fotos en todas las situaciones posibles. Los resultados son más que válidos y sólo hemos echado en falta la estabilización en vídeo pero no es algo que podamos pedir por este precio.

El rango dinámico, la resolución, los colores, todos los aspectos de las fotografías están equilibrados y salvo la representación de luces con baja luminosidad no vemos ningún aspecto mejorable siempre teniendo en cuanta la gama del terminal.

Autonomía: vete de fin de semana tranquilo

Autonomía: vete de fin de semana tranquilo

Si tener 4100 mAh en un móvil es ya motivo de satisfacción el poder llevarlos en un dispositivo de 5 pulgadas es directamente espectacular.

En la primera prueba de autonomía hemos estado exclusivamente en 4G en movilidad, en la ciudad y en un tren. Hemos echado alguna partida a Hearthstone, escuchado horas de podcasts, navegado y usado redes sociales y apps de mensajería e incluso hemos hecho llamadas y fotos puntuales. Es básicamente el uso más intenso que haremos de un móvil en circunstancias normales. Hemos llegado a las 6 horas de pantalla con 30 horas totales de autonomía.

En la segunda prueba de batería hemos estado haciendo varios vídeos, tomando fotos, usando redes sociales y jugando. Hemos estado siempre en 4G y hemos obtenido 5 horas de pantalla con 24 horas totales de autonomía.

En la tercera prueba de batería hemos usado el terminal en Wifi. Hemos usado redes sociales como Facebook y Twitter incluyendo en eso algunos vídeos. Hemos leído artículos en la web en navegadores y apps y el brillo siempre ha estado en automático, usándose en interiores. Hemos llegado a las 9 horas de pantalla con 48 horas totales de autonomía.

benchmarks

Benchmarks

La potencia de este terminal está por encima del precio que nos piden por él aunque en los test que hemos realizado no hemos obtenido puntuaciones espectaculares.

En Antutu hemos llegado a los 35417 puntos mientras que en Quadrant nos vamos a los 23317. Por último en Geekbench 3 hemos llegado a 636 con un núcleo y 2757 con ocho.

Interfaz y apps: MIUI para lo bueno y lo malo

Interfaz y apps: MIUI para lo bueno y lo malo

Mantenemos la capa MIUI como no podía ser de otra forma, en concreto la versión 7 que corre sobre Android 5.1 Lollipop. Este es uno de los posibles inconvenientes para los compradores, que Xiaomi actualiza bastante sus móviles pero no lo hace para estar en la última versión, o al menos no lo hace de forma rápida.

El uso del sistema es muy fluido y cómodo pero como cada vez que analizamos un terminal de esta empresa hemos de recordar que si bien no es complejo no es apto para todos los públicos por la necesidad de configurar a veces algunas aplicaciones para que permitan las notificaciones o la gestión de energía.

En este modelo no echamos en falta el doble toque para despertar la pantalla ya que contamos con sensor de huellas.

Conclusión: sí o sí casi siempre

Conclusión: sí o sí casi siempre

Si el Xiaomi Redmi 3 nos fascinó no podemos menos que decir que esta versión mejorada, algo más cara, merece totalmente la pena.

Xiaomi sigue apostando por la relación calidad precio como decíamos al inicio de este análisis y siempre que un usuario no tenga miedo de lidiar con una interfaz diferente a la de Android y sepa configurar el sistema de forma relativamente avanzada el Xiaomi Redmi 3 Pro es una compra más que recomendable para los que quieren gastarse poco pero tener un smartphone de gran nivel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here