Xiaomi va camino de convertirse en una de las mayores empresas del mundo. No nos referimos exclusivamente al sector tecnológico, ,ahí ya es una de las grandes.

Su buen hacer ha pasado, y pasa, por cuidar todos sus productos, no sólo los más aros y significativos y eso se transmite especialmente en la familia Redmi, que engloba los teléfonos móviles inteligentes más económicos, aquellos que comprarán la mayoría de usuarios porque tienen el precio que quieren, o pueden, pagar.

Dentro de esa familia la empresa presentó en agosto del año pasado dos nuevos smartphones, ambos con el sufijo A, que denota un coste bajo incluso para estar dentro de esta categoría económica. Fueron los Xiaomi Redmi Note 5A Prime y Xiaomi Redmi Note 5A.

Esta última variante, la más barata y de menores prestaciones, es la que ahora analizamos. Os contamos qué opinamos de comprar un móvil de menos de 100 euros, con poca memoria RAM y de almacenamiento.

Vídeo análisis Xiaomi Redmi Note 5A

Diseño y construcción: vuelta al plástico

Analizar un terminal en 2018 y notar el tacto del plástico es extraño. Nos ha dado una sensación similar a la que nos dio el Xiaomi Redmi 4A y es que este modelo no deja de ser una variante de aquel, pero con mayor tamaño de pantalla.

Esta es la mayor virtud, un panel de 5.5 pulgadas en un cuerpo convencional, cómodo de agarrar y sostener pero con los clásicos marcos alrededor de la pantalla. El modelo gris, con frontal negro, la verdad es que resulta clásico y muy válido.

La parte trasera sí que es algo más sobria, y el acabado de plástico como decimos es algo chocante, pero como en todos los Xiaomi, al estar bien realizados, no lo ponemos como algo negativo.

Xiaomi Redmi Note 5A: análisis de uno de los Xiaomi más baratos

Hay que destacar positivamente que este modelo dispone de una ranura no doble, sino triple, por lo que podemos poner dos tarjetas de teléfonos junto con la tarjeta microSD para ampliar la memoria, algo que en esta ocasión sí que es necesario al tener poca integrada.

Negativamente mencionamos el conector de carga. No sabemos por qué Xiaomi sigue implementando el microUSB en sus móviles más baratos. Un ligero aumento de precio sería válido si con ellos obtenemos el mucho más cómodo USB Tipo C, sobre todo si con ello ganamos velocidad de carga.

Resumen de características

Potencia y características: un buen gama baja, pero un gama baja

Un procesador Quad Core, el Snapdragon 425 y 2 GB de RAM. Como podéis imaginar este modelo es lo más básico que podemos adquirir hoy en día. Lo hemos probado con aplicaciones normales como Twitter o Facebook e incluso con algunas más exigentes como Instagram (sí, esta es una de las peores).

Xiaomi Redmi Note 5A: análisis de uno de los Xiaomi más baratos

El resultado, teniendo en cuenta el precio es aceptable pero se nota que el rendimiento es el de un gama baja, sin matices.

Lo mismo pasa con la memoria interna. El tener sólo 16 GB, de los cuales menos de 11 quedan libres para el usuario, hace que el uso tenga que ser medido. No nos referimos sólo a aplicaciones y juego grandes, sino a la caché de apps como WhatsApp. De hecho normalmente restauro mi chat de un móvil a otro pero al ser de 2 GB en esta ocasión no ha podido ser así. Una microSD en este modelo es casi una obligación.

Xiaomi Redmi Note 5A: análisis de uno de los Xiaomi más baratos

La variante económica, la que analizamos, no cuenta con sensor de huellas pero sí que mantiene tanto la radio FM como el sensor de infrarrojos.

La conexión bluetooth no es algo que solamos mencionar pero en este caso hemos visto que si bien funciona de forma correcta y rápida a veces, cuando manejamos el terminal con unos cascos conectados, hay ciertas interferencias. No es algo habitual ni llega a ser desesperante, pero se nota.

Pantalla: se agradecen los 720 p

En los terminales de gama baja, más allá del tamaño de la diagonal, aprendemos a valorar que la resolución no sea la más alta posible para que el procesador pueda mover de forma solvente tanta información.

Las 5.5 pulgadas de este modelo tienen una densidad de ppp de 268 por su resolución HD, 1280×720 px. Sin embargo, más allá de eso la pantalla responde bien, muestra bien los colores y nos permite modificar algunas opciones.

Tenemos la opción de doble toque, algo que se agradece bastante dado que este modelo no cuenta con sensor de huellas y bien encendemos así la pantalla o bien lo hacemos pulsando el botón físico de encendido.

También tiene el modo lectura, que permite atenuar la luz azul a la hora de leer de noche para que no se nos canse tanto la vista. La temperatura de color también es configurable, así como el contraste, con una opción que lo ajusta en función de la luz que incide en el panel, ajustando siempre la visión a la utilidad, sin mostrar colores algo forzados más que cuando es necesario bajo la luz del sol.

Cámara: calidad normal, velocidad alta

Aquí también hay diferencias con respecto al hermano mayor. El Note 5A dispone de una cámara delantera de 5 Mpx con una apertura f/2.0. La velocidad de disparo es muy alta y el resultado, convencional.

Algo similar pasa en la zona trasera con un sensor de 13 Mpx y apertura f/2.2. Tenemos buenas imágenes, e incluso de noche el resultado no es malo, siempre siendo conscientes de la categoría en la que nos movemos.

Xiaomi sigue haciendo un buen trabajo en procesado, aunque en ocasiones perdamos detalle, y sobre todo en la interfaz, con un enfoque y disparo casi instantáneos.

El detalle, los colores, todo es correcto hasta que llegamos al rango dinámico, uno de los principales problemas de las cámaras de gama baja. Vemos cómo los cielos acaban quemados, o las zonas oscuras demasiado subexpuestas.

Autonomía: buena batería pero lenta en cargar

En la primera prueba de autonomía hemos hecho un uso poco convencional. Hemos estado actualizando aplicaciones e incluso el sistema. Hemos hablado por teléfono y hemos usado apps sociales y juegos, además de hacer muchas fotos y escuchado muchos podcasts. Hemos superado las 3 horas y media de pantalla con 22 horas de autonomía.

La segunda prueba de autonomía la hemos hecho enteramente en interiores, bajo cobertura Wifi Hemos usado apps sociales, sobre todo Instagram, y también hemos jugado a HearthStone. Hemos llegado a las 5 horas de pantalla con 23 horas de autonomía.

La tercera prueba de autonomía hemos dejado el móvil conectado en todo momento por bluetooth al ordenador, hemos jugado a Hearthstone y usado otras apps de forma normal.  Hemos llegado a las 3 horas y 45 minutos de pantalla con 25 horas de autonomía.

Ya hemos hecho mención antes pero remarcamos que la lenta velocidad de carga, comparada con otros modelos actuales (más caros, eso sí) es algo notorio. No es quizás importante para el perfil de usuario al que se enfoca este smartphone, pero no por ello hemos de dejar de mencionarlo.

Benchmarks

En Antutu hemos llegado a los 35947 puntos y en Quadrant a unos cortos 10340. En Geekbench 4 nos vamos a los 675 en un núcleo y a los 1831 con los ocho núcleos y en 3D Mark a los 54.

Interfaz y apps: sin problemas de ningún tipo

Este modelo, que nos ha llegado de Gearbest, venía con la ROM Global, lo que implica que tiene de serie el Español como idioma de la interfaz y que cuenta con Google Play Store. No hemos tenido ningún problema de software, ni con el calendario o los contactos, inconvenientes clásicos cuando usamos la ROM China.

Mientras lo hemos usado se ha actualizado a MIUI 9, bajo Android 7.1.1 Nougat y tenemos opciones como la pantalla partida, el doble toque en el botón de multitarea para cambiar entre dos aplicaciones…

El diseño de MIUI es el ya conocido y tenemos que acostumbrarnos a él si bien esto es algo que cualquier usuario que busque un Xiaomi (salvo el Mi A1) ya sabe. Se agradece la gestión del almacenamiento interno de forma proactiva dada la escasa memoria de este modelo.

Conclusión: si quieres gastar muy poco, adelante

Está claro que un móvil que no cuesta que 100 euros no puede ser perfecto. Querríamos más memoria, un conector USB Tipo C y, por qué no, un diseño metálico.

Sin embargo hemos de destacar el buen hacer de la empresa que ha podido ofrece a un coste irrisorio un terminal cono una cámara aceptable, una autonomía decente y una construcción correcta.

El Xiaomi Redmi Note 5A será el móvil que recomiende a esas personas que quieren un móvil muy barato, que sepa que no van a tener problemas con los 16 GB (si no mejor el modelo Prime) y que quieren una pantalla de 5.5 pulgadas en vez de las 5 que tiene el Xiaomi Redmi 4A.

Sin comentarios

Dejar respuesta