Como suele ocurrir en muchas aplicaciones de primer nivel, han de triunfar en iOS, la plataforma que mueve a los iPhones, iPads y iPods del mercado, antes de que sus desarrolladores se animen a dar el salto a Android, el sistema operativo de Google y competencia directa del de Apple. Ocurrió, como el caso más conocido hasta el momento, con Instagram.

La famosa red social de fotografía para móviles tuvo que hacer un largo recorrido en iOS hasta acabar aterrizando en Android, y ahora ha pasado igual con Vine, la aplicación y red social para capturar vídeos de 6 segundos para compartir con redes sociales. Ha tardado pero ya está aquí, Vine para Android está ya disponible en la Google Play Store para descarga en cualquier dispositivo Android con 4.0 Ice Cream Sandwich o superior.

Vine para Android banner

Como vemos, Ice Cream Sandwich empieza a ser el standard en cuanto a aplicaciones de primer nivel, marcando el corte de retrocompatibilidad con dispositivos Android y ayudando a combatir la fragmentación en Android que cada vez es menos noticia. Dicha aplicación tiene un peso de 18 Mb y es completamente gratis. Vamos a comentar un poco por encima su interfaz aunque ya habrá tiempo de realizar un completo análisis en vídeo de la misma.

Descargamos Vine para Android de Google Play, la instalamos, y al abrirla nos encontramos con una bonita animación de un globo desenfocado tras el logotipo de la propia aplicación y, en la parte inferior, los botones de login o conexión.

Capturas Vine para Android 1

Como vemos, podemos conectar la aplicación directamente a Twitter, enlazándola a nuestro perfil, o bien registrarnos desde cero, creando la cuenta con los datos que le facilitemos aunque, dado que los vídeos tienen sentido si se van a publicar en redes sociales, quizá sea más coherente optar por la primera opción que, además, nos ahorra introducir muchos datos dado que solo se nos solicitará el nombre de usuario que elijamos, el password se tomará automáticamente de twitter al poder abrir sesión usando la propia red social.

En las capturas superiores se muestra, en la central, cómo Vine captura todos nuestros datos directamente desde twitter, algo bastante interesante ya que nos ahorrará mucho tiempo en el registro. Las configuraciones de la aplicación son bastante sencillas. Tenemos la opción de cambiar los datos capturados desde twitter, o introducidos manualmente, y poco más, aparte del botón de desconexión en la parte inferior. Imaginamos que las opciones irán aumentando, como también lo hicieron las de Instagram para Android una vez la aplicación ya tuvo su recorrido en Google Play.

El menú de la aplicación es bastante similar al que encontramos en otras aplicaciones. Estilo Holo innegable con la personalización de la compañía, tenemos una primera pestaña de Feed en la que veremos la actividad de todos nuestros contactos, aunque en este caso se muestra la recomendada para iniciar la andadura en la aplicación y la red social propia dado que al ser el registro inicial aún no disponemos de un círculo de contactos que nos proporcione novedades.

Capturas Vine para Android 2

La segunda pestaña es la de la actividad. Ahí recibiremos toda la información relacionada con la interacción con nuestras publicaciones. Los me gusta y demás, todos recogidos bajo una pestaña similar a la pestaña Conecta de Twitter o a la de notificaciones de cualquier red social, como Facebook o Google Plus. La tercera pestaña, Explore, contendrá las etiquetas más populares (sí, Vine también funciona con etiquetas) para que podamos localizar contenido interesante y así seguir, si lo deseamos, a quienes lo generen y hacernos con un círculo de amistades de contenido apropiado a nuestros gustos.

La última pestaña, la del perfil, la tenéis en el primer juego de capturas con los datos que nos ha capturado la aplicación desde Twitter. Como podemos ver en la última captura, Vine se integra en el sistema de gestión de cuentas de Android por lo que nos será posible acceder desde ahí a nuestra cuenta para eliminarla, gestionar los permisos o cualquier otra gestión. Este acceso también está disponible dentro de la propia aplicación.

Os recomendamos precaución en el uso de Vine para Android ya que, al igual que Instagram, es una aplicación de generación, carga y descarga de contenido multimedia que puede llegar a consumir muchos datos, incluso encontrándonos bajo WiFi dado el ancho de banda que puede llegar a requerir. Además, siendo Instagram una aplicación de fotografías y Vine una de vídeos de hasta 6 segundos (unos 150 fotogramas), podemos hacernos una idea de la multiplicación en el consumo de una a otra, por bien gestionados que estén los datos por parte de los desarrolladores.

Debemos acostumbrarnos a que, al igual que Instagram, Vine realiza vídeos con formato cuadrado, así que no nos extrañemos que se nos muestre así la ventana de captura de vídeo de la aplicación.

Esto es uno de los ejemplos que hemos publicado en Goponygo en el análisis de Vine para Android:


Como hemos comentado antes, Vine para Android es completamente gratuita y podéis descargarla desde el siguiente enlace:


logo-app
App Name
Vine Labs
Free   
pulsante-google-play-store
pulsante-appbrain
qrcode-app

Sin comentarios

Deja una respuesta